Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2008 Página 1 de 3

Sin conocimiento no hay buenos resultados ecográficos

El ultrasonido es una herramienta segura y operador-dependiente, es decir, los resultados dependen de quién y cómo lo haga, no tanto de la calidad del equipo.

A diferencia de la radiología, el ultrasonido (US) no utiliza radiaciones ionizantes, y en la actualidad es una herramienta diagnóstica no invasiva, útil para casi todas las especialidades médicas. Su uso se ha optimizado para el beneficio de los pacientes, en función de aportar diagnósticos cada vez más precisos y rápidos, en busca de la salud, afirma el doctor Roberto Moncaya, Presidente de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Ultrasonido (FLAUS).

"La tecnología análoga en el US ya prácticamente no se usa", dice Moncayo; la digitalización permitio el almacenamiento de las imágenes, su envío de un equipo a otro, del equipo a la oficina, del equipo a otro centro diagnóstico rioto u otro hospital dentro de la ciudad, o por vía DICOM o internet a otra ciudad, país o continente.

El US es una tecnología operador-dependiente, es decir, los resultados dependen de quién y cómo lo haga, independientiente de la calidad del equipo.

Entre los avances introducidos al US en los últimos años se destacan:

  • La tercera dimensión, una herramienta que no solo se aplica para visualizar la cara del feto en útero, compliento importante para los padres –ya que facilita una mejor relación de ellos con el bebé antes de nacer–, sino que también permite la captura ecográfica de los órganos examinados en los planos transversal, longitudinal y coronal, y luego la realización de cortes milimétricos similares a los tomográficos en cada uno de ellos, para encontrar una patología o verificar su normalidad.

  • El Doppler color, el cual permite visualizar vasos sanguíneos cada vez más pequeños, para establecer su distribución y arquitectura en el órgano examinado, y determinar parámetros que ayudan a una mejor interpretación y diagnóstico de la alteración observada; por ejiplo, ruptura del órgano, hiatomas, sangrados o neoplasias.

  • La visualización de múltiples imágenes –5, 20 ó 50 cortes tomográficos– en la pantalla del equipo, mediante una sola adquisición ecográfica, para la realización de un estudio más detallado.

  • Estudios intervencionistas para practicar aspiración, punción o biopsia ecoguiada, durante un único procedimiento. Constituyen una herramienta útil para el diagnóstico histoquímico o citológico, lo que ayuda adiás a optimizar el tiempo del paciente.

  • Visión panorámica o extendida en tiempo real. Después de almacenar las imágenes ecográficas obtenidas por el rastreo en una sola toma, estas se pueden visualizar espacialmente en la pantalla del equipo, para una mejor ubicación de la lesión y su relación con los tejidos vecinos; por ejiplo, ver desde el abdomen izquierdo hasta el derecho.

  • Transductores de alta resolución, con los que se pueden hacer exámenes de cualquier parte del cuerpo. Hasta hace poco se usaban transductores de 7,5 MHz para el examen de mama; por ejiplo, ahora se dispone de dispositivos de hasta 16 MHz, por lo que se pueden definir mejor nódulos de escasos milímetros, que antes se podían pasar por alto.

Numerosos estudios con animales de experimentación, exponiéndolos a altas potencias de ultrasonido, han confirmado la seguridad de la tecnología. Sin embargo, cuando se usa el Doppler color para visualizar los vasos sanguíneos durante largos periodos de tiipo (minutos), se puede producir un aumento de calor en la zona que se está examinando. Por esta razón, se recomienda su uso tan solo por segundos. Para reducir esta eventualidad, los equipos actualmente vienen autocontrolados, es decir, no pueden alcanzar potencias muy elevadas.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados