Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2020

Robot microquirúrgico facilitaría tratamiento de cáncer de mama

Expertos de la Universidad de Maastricht e ingenieros de la Universidad Tecnológica de Eindhoven, desarrollaron la primera plataforma robótica dedicada a la súper microcirugía.

El robot MUSA está diseñado para ayudar a los cirujanos a estabilizar los movimientos y filtrar los temblores. El sistema, fácil de maniobrar, está equipado con brazos que sostienen instrumentos microquirúrgicos que se colocan en los soportes y son compatibles con microscopios quirúrgicos convencionales. Las pruebas preclínicas confirmaron la seguridad y la viabilidad de este robot en la realización de anastomosis microquirúrgica. 
 
El diseño de MUSA asiste a los cirujanos durante procedimientos complejos en estructuras de tejidos pequeños como por ejemplo, en la anastomosis linfático venosa (LVA, por su sigla en inglés), utilizada para tratar el linfedema crónico en sobrevivientes de cáncer de mama.
 
El sistema miniaturiza los movimientos de las manos y reduce cualquier temblor para que puedan trabajar en pequeñas anatomías. Como es liviano, pequeño y se adapta a la mayoría de las herramientas quirúrgicas y microscopios, puede integrarse en la infraestructura y el flujo de trabajo de la sala de operaciones existente, indica el artículo de la revista Nature Communications.
 
En un estudio reciente realizado por médicos en de la Universidad de Maastricht, se usó MUSA para realizar con éxito la LVA en 20 mujeres, lo que implicó operar en vasos pequeños de 0.3 mm de diámetro, los procedimientos súper microquirúrgicos dieron resultados superiores. 
 
La súper microcirugía está limitada por la precisión y la destreza de las manos del cirujano. La asistencia robótica puede ayudar a superar estas limitaciones humanas, lo que permite un avance en el campo. Además, se observa una fuerte disminución en la duración del tiempo requerido para completar la anastomosis en el grupo asistido por robot, lo que indica resultados prometedores para el futuro de la súper microcirugía reconstructiva”, dijo Tom Van Mulken, autor principal del estudio.
 
El linfedema crónico es común en pacientes con cáncer de seno que han sido tratadas con una combinación de cirugía, quimioterapia y radiación, pero también puede ocurrir en todas las disecciones de ganglios linfáticos completos. Si se eliminan demasiados canales de líquido linfático, el líquido aguas abajo queda atrapado y conduce al linfedema. Hasta ahora se maneja con una combinación de fisioterapia y vendaje de compresión, pero una vez que ocurre la afección, no se puede eliminar por completo sin técnicas microquirúrgicas.

Palabras relacionadas:
Robot para microcirugías, robot reduce movimientos y temblores de cirujanos, linfedema asociado al cáncer de mama, adelantos en el tratamiento quirúrgico de linfedema, tratamientos contra el cáncer, investigación sobre cáncer.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Oncología y radioterapia

Documentos relacionados