Promocione sus productos o servicios con nosotros
Chicago, Estados Unidos - Junio de 2018

Resonancia magnética facilita proceso de examinar donantes vivos para el trasplante de hígado

La herramienta para obtener imágenes de posibles donantes vivos de hígado podría reducir o eliminar por completo la necesidad de una tomografía computarizada.

Los avances en imágenes de resonancia magnética (RM) han hecho de la modalidad una herramienta poderosa para obtener imágenes de posibles donantes vivos de hígado, lo que podría reducir o eliminar por completo la necesidad de una tomografía computarizada (TC). Los posibles candidatos podrían someterse a RM primero y pasar a TC solo si se necesita más información.

La evaluación exhaustiva por imágenes del hígado del donante es vital para garantizar que el órgano sea adecuado. Esta se centra en tres áreas claves: contenido graso, sistema vascular y anatomía del árbol biliar, que consiste en el canal biliar y la red asociada de conductos más pequeños que transportan la bilis digestiva de grasa desde el hígado al tracto digestivo. Así lo señala una noticia de la Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA, por su sigla en inglés).

“El tiempo promedio de espera para un hígado puede ser muy largo, y algunos pacientes incluso pueden morir durante ese periodo”, dijo Kartik Jhaveri, director de RM abdominal en la red de salud universitaria de la Universidad de Toronto en Canadá, que tiene uno de los mayores programas de trasplante de hígado de donantes vivos en la región. “Cuando un miembro de la familia o alguien cercano al paciente está dispuesto a donar parte del órgano, ayuda a aliviar la presión del tiempo de espera para el procedimiento”, añadió.

“El tiempo promedio de espera para un hígado puede ser muy largo, y algunos pacientes incluso pueden morir durante ese periodo”,

dijo Kartik Jhaveri, director de RM abdominal en la red de salud universitaria de la Universidad de Toronto en Canadá.

Con la resonancia magnética el posible candidato se valora para determinar la anatomía del conducto biliar, grasa/hierro y vasos sanguíneos en un solo examen. En la vía biliar, donde se producen la mayoría de las complicaciones postrasplante, puede ayudar a prevenir o minimizar complicaciones biliares como las fugas tras el trasplante, las infecciones y el drenaje biliar anormal en los donantes.

“La anatomía hepática, el volumen, la morfología, la arteria hepática, las venas hepática y porta, y la anatomía biliar son muy importantes cuando se consideran donantes, además de cualquier hallazgo incidental importante”, expresó Bachir Taouli, director de RM corporal en la Facultad de Medicina de Icahn en el Hospital Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. “La anatomía puede ser compleja, se debe tener mucho cuidado para minimizar el riesgo para el oferente y evitar complicaciones que puedan afectar a las dos partes”, agregó.

El trasplante de hígado de donante vivo, aprovecha los poderes regenerativos que permiten que el órgano vuelva a crecer a su tamaño original en solo unas pocas semanas. “La anatomía del conducto biliar afecta en gran medida la cirugía. Hay dos contenedores diferentes que drenan la bilis, uno a la izquierda y otro a la derecha. Si el cirujano no sabe dónde cortar y unir los conductos biliares, un paciente podría tener un lóbulo que no tiene drenaje, y si el hígado no puede drenar la bilis, no funcionará”, señaló Taouli.

En palabras de Jhaveri, la cantidad de grasa en el órgano del donante también es fundamental para un procedimiento exitoso. La RM ha evolucionado mucho en términos de calidad de imagen y velocidad de adquisición e informes, ahora se presenta como una alternativa no invasiva a los enfoques del trasplante de hígado.

La TC aún tiene ventajas sobre la angiografía por RM con contraste para evaluar la anatomía vascular, en particular en los vasos sanguíneos más pequeños, pero la angiografía por resonancia magnética cierra la brecha a medida que la tecnología evoluciona, señala en su comunicado la RSNA.

“Ya se practica una resonancia magnética para evaluar el tracto biliar. Ahora se puede usar para evaluar la anatomía arterial y la grasa hepática, lo que permite que los pacientes sean evaluados de forma exhaustiva en un solo examen. Esto representa un ahorro de costos significativo para el cuidado de la salud y elimina la exposición a la radiación por parte de los donantes que suelen ser individuos sanos”, aseguró el doctor Jhaveri.


Palabras relacionadas:
Trasplante de hígado, trasplante de hígado de donante vivo, procedimientos para tratar la enfermedad hepática, imágenes por resonancia magnética para donantes vivos de hígado.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados