Resonancia magnética, un caso en Venezuela
Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
¿Qué está buscando?
Síganos en
Artículo
Anterior
123Siguiente
Página 1 de 3

Resonancia magnética: un caso en Venezuela

Julio de 2010

Equipo editorial de El Hospital en colaboración del doctor Víctor Godigna Collet

El Hospital entrevistó al Dr. Víctor Godigna Collet, especialista en Radiología y Diagnóstico por Imágenes, precursor de la resonancia magnética en Venezuela.

La resonancia magnética se valora y usa cada vez más, no solo como un método diagnóstico único, sino también porque en los últimos 30 años le ha dado un vuelco a la práctica de la medicina. Sus aplicaciones son variadas y la necesidad de recurrir a ellas creciente, ya que es un método no invasivo, que permite elaborar diagnósticos en estadios tempranos, acortar el tiempo de tratamiento y evitar la realización de exámenes intermedios, que no brindan la suficiente información sino que aumentan el costo para el paciente.

En América Latina han surgido diversas iniciativas para desarrollar centros de resonancia magnética con tecnología de punta. El montaje de un centro de estos implica una inversión alta, soportada en una serie de consideraciones científicas, demográficas y de mercado. Para profundizar en el proceso de creación de uno de ellos, El Hospital entrevistó al doctor Víctor Godigna Collet, especialista en Radiología y Diagnóstico por Imágenes, precursor de la resonancia magnética en Venezuela desde hace 25 años, autor de cuatro libros, profesor colaborador en ocho postgrados y quien recientemente fundó uno de los centros más grandes de la región.

Paso a paso

Carema, el centro fundado por el profesor Godigna, tiene un doble propósito: prestar el servicio de imágenes diagnósticas por resonancia magnética en guardias de 24 horas, y crear espacios para actividades docentes, reuniones de servicio, discusiones de caso, seminarios e intercambio con sociedades científicas.

En los albores del nacimiento de Carema, sus fundadores tuvieron en cuenta, "primero, un estudio económico y de mercado, seguido de una evaluación sobre equipos, requisitos y lugar donde instalarlo", sostiene Godigna.

Respecto al mercado, en Venezuela existen pocos centros para la realización de estudios con resonancia magnética, los cuales están congestionados por la numerosa solicitud de exámenes, y tienen horarios limitados, por lo que una cita puede tardar entre mes y medio y dos meses.

Además, el costo de un examen de resonancia magnética en países vecinos, como Colombia, oscila entre 300 y 500 dólares; en Estados Unidos, entre 700 y 1500 dólares, dependiendo del campo magnético que se utilice, mientras que en Venezuela está alrededor de 100 dólares, e incluso menos.

El doctor Godigna comenta que "el estudio económico mostró que en cuatro años se podría pagar el capital invertido y habría productividad desde el primer año". El análisis de factibilidad incluyó los siguientes parámetros: ocho meses de 21 días cada uno y doce horas diarias (aunque se trabajaría un mínimo de 18 horas al día), y un precio por examen de 50 dólares. Con todo esto, resultó una productividad del 5% el primer año y del 20% para los años dos y tres. En el cuarto año, cuando se acaban de pagar los equipos, esta crecía a 60%, "lo cual representa una buena curva de recuperación de capital para los inversionistas".

En cuanto a la ubicación, se seleccionó un sitio céntrico de Caracas, donde está localizada la mayoría de las clínicas privadas y consultorios, con el fin de que una mayor cantidad de personas tengan acceso a él. En el sector también hay hoteles, donde se pueden alojar pacientes de otras ciudades o países.

Arquitectónicamente, el centro ocupa un área aproximada de dos mil metros cuadrados, en un solo piso, y se tuvo en cuenta ante todo la comodidad y el bienestar del paciente. Se diseñaron accesos especiales al centro, a través de los cuales los pacientes ambulatorios ingresan por una entrada diferente a la de aquellos en camilla o en sillas de ruedas, y a la del personal. Además, hay áreas reservadas para niños y ancianos.

En cuanto al personal, se estableció que en el centro trabajarían entre 120 y 150 personas, en turnos de seis a ocho horas, dependiendo del volumen de trabajo; la labor docente se realiza en la mañana, y la asistencial, en forma continua durante 24 horas.

Para cuatro resonadores y por cada turno, el centro emplea tres técnicos por equipo especializados en resonancia magnética, camilleros, una enfermera y un médico anestesiólogo, para cuando se requiera hacer infusión de medios de contraste o sedar al paciente. Administrativamente, se necesitan tres personas en recepción, además de administradores, cajeros, personal general, de mantenimiento, para el depósito y la limpieza.

Los equipos
Los resonadores seleccionados tienen una intensidad de campo de 1,5 teslas, gradientes especiales de alto rendimiento, 16 canales, 48 bobinas o antenas de ocho canales cada una, que dan mejor resolución y un menor tiempo de duración del examen. Si antes tomaba 20 minutos, hoy puede tardar diez. Esto es de gran importancia para los individuos claustrofóbicos o que tienen problemas para permanecer dentro del magneto.

Anterior123Siguiente
(0) Comentarios
Acerca del autor

Equipo editorial de El Hospital en colaboración del doctor Víctor Godigna Collet

Víctor Godigna Collet, MD es especialista en Radiología y Diagnóstico por Imágenes, precursor de la RM en Venezuela desde hace 25 años, autor de cuatro libros, profesor colaborador en ocho postgrados y quien recientemente fundó uno de los centros más grandes de la región.

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

La ultrasonografía permite una excelente visualización de la anatomía del sistema musculo-esquelético que se desea tratar. Foto: NERTHUZ © - Fotolia.

Avances en intervenciones musculo-esqueléticas guiadas por...

RSNA conmemoró su centenario y se mantiene a la vanguardia...

La industria de imágenes diagnósticas es una de las que mayor progresión ha tenido dentro del sector de la salud. Foto: Archivo.

Panorama del mercado de la industria de imágenes...

La PET se basa en la absorción de radiomarcadores análogos de la glucosa por parte de la célula, que exhiben diferentes patrones de distribución según la actividad metabólica del tejido estudiado. Foto: grieze © Fotolia.

Imágenes moleculares: PET y su impacto en Colombia

Documentos relacionados

Nota complementaria

Sección patrocinada por:
Recomendados
Blogs