Promocione sus productos o servicios con nosotros
Baltimore, Maryland. Estados Unidos - Julio de 2017

Resaltan uso de la angiografía no invasiva en la predicción de eventos cardiovasculares

La angiografía no invasiva mediante tomografía computarizada y la prueba de estrés miocárdico pueden ayudar a predecir eventos adversos cardiovasculares (EAC).


Investigadores del Hospital John Hopkins en Baltimore, Estados Unidos,  demostraron mediante un estudio clínico aleatorio, prospectivo y multicéntrico, que la combinación de: angiografía no invasiva mediante tomografía computarizada (ANI-TC) y prueba de estrés miocárdico puede ayudar a predecir eventos adversos cardiovasculares (EAC), tales como: Infarto agudo de miocardio, arritmias, revascularización miocárdica, según el estudio publicado en marzo de este año en el Journal Radiology (1).

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte alrededor del mundo. La cirugía de bypass o colocación de stent son los procedimientos recomendados con frecuencia en pacientes con cierto grado de estenosis coronaria. Sin embargo, se ha demostrado recientemente que un porcentaje de estos pacientes podrían tener un buen desenlace clínico con tratamiento médico no invasivo. El factor clave para tomar este tipo de decisión es el grado de compromiso hemodinámico del paciente, es decir, cuando las áreas del corazón se han visto afectadas por el bloqueo de flujo sanguíneo.

Estudios previos han demostrado que la lesión es hemodinamicamente significativa si la caída de la presión sanguínea se debe a una gran reducción del flujo debido a la estenosis coronaria. Si la placa ateromatosa tiene estas características, el paciente se derivará según protocolo a uno de los procedimientos mencionados.

En el presente, la angiografía coronaria invasiva (ACI) y prueba de estrés miocárdica con Tomografía computarizada de emisión monofotónica (SPECT, por su sigla en inglés) ha sido el gold standard para tomar la decisión sobre el procedimiento que se llevará a cabo. La ACI ayuda a visualizar el bloqueo sanguíneo mientras que el SPECT evalúa la perfusión.

La ACI/SPECT es un procedimiento seguro, aunque no inocuo, debido a que requiere la colocación de un catéter y puede generar problemas en el lugar de la punción,  necesita de la hospitalización del paciente y es un procedimiento costoso. Ambas técnicas demostraron que son igualmente efectivas en predecir qué tipo de pacientes presentarán EAC, a los dos años de seguimiento. De esta forma, se evidenció que en los tratados ANI-TC se mostró 94 % ser negativo para enfermedad coronaria (EC), mientras que 82 % positivo para EC. Por otra parte, el 93 % que fueron evaluados mediante ACI/SPECT fueron negativos para EC y el 77 % positivos. Así, el estudio liderado por Dr. Lima et col. mostró que la técnica no invasiva versus a la invasiva es superior en la predicción de EAC.

Referencias

1. Chen MY, Rochitte CE, Arbab-Zadeh A, Dewey M, George RT, Miller JM, et al. Prognostic Value of Combined CT Angiography and Myocardial Perfusion Imaging versus Invasive Coronary Angiography and Nuclear Stress Perfusion Imaging in the Prediction of Major Adverse Cardiovascular Events: The CORE320 Multicenter Study. Radiology. 2017 Mar;161565.


Palabras relacionadas:
Angiografía no invasiva, angiografía con SPECT, bypass coronario, stent coronario, infarto agudo de miocardio, arritmias, revascularización
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Procedimientos especializados