Promocione sus productos o servicios con nosotros
Washington, Estados Unidos - Enero de 2015

Reemplazan extremidad superior de un niño con partes impresas en 3D

Un niño de siete años de edad procedente de Augusta, Georgia, Estados Unidos, diagnosticado con ausencia congénita del antebrazo izquierdo, recibió recientemente un implante protésico impreso en 3D para suplir la carencia y funcionalidad de dicha zona de su cuerpo.

La prótesis llamada RTI-Arm, fabricada en plástico, fue diseñada en conjunto por la organización estadounidense e-Nabling the Future y por un carpintero sudafricano, quienes revelaron que su costo alcanzó los 300 dólares, cuando habitualmente puede valer hasta 9.000 dólares.

“La razón obedece a que la extremidad fue fabricada 100% en plástico, sin la adición de otros elementos que elevan considerablemente su precio. Realizarla nos tomó tres meses”, afirmó John Peterson, ingeniero responsable.

Según Peterson, el paciente había recibido previamente una prótesis “poco funcional, pero con el nuevo dispositivo se logró que su desempeño mecánico sea similar al de un miembro superior nativo, aunque es necesario evaluar el perfil de sensibilidad y el umbral de discriminación táctil”, concluyó.

La madre del menor beneficiado afirmó que “este implante es más liviano que el anterior, se mueve con más facilidad y tiene un sistema de rieles en su estructura que permite colocar y desplazar objetos como un vaso, una posibilidad antes impensable para mi hijo”.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Ortopedia y rehabilitación

Documentos relacionados