Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2019 Página 1 de 3

Recomendaciones para modernizar y lograr costo-efectividad en una unidad materno infantil

Por Javier Camacho, IB, MSc* con la colaboración de Juan Guillermo Barrientos, MD**

Una gestión tecnológica estratégica ligada a la ejecución de un plan de desarrollo, enmarcado en un plazo concreto, es crucial en la atención materno infantil.

Brindar una atención segura y de calidad para pacientes con alto nivel de vulnerabilidad como los neonatos es una labor que inicia desde los servicios asistenciales que se ofrecen a la madre. Un moderno equipo humano dotado con la tecnología adecuada es un factor indispensable para que una institución materno infantil alcance este propósito, no obstante, durante su ejecución existen diferentes riesgos e implicaciones que se recomienda evaluar de manera previa.

Para tal fin, existen herramientas como la evaluación de la tecnología, la cual sienta sus bases en la búsqueda de buenos resultados en seguridad y costo-efectividad. Se estima que el 95 % de las muertes materno fetales son prevenibles si se utiliza el conocimiento disponible con tecnología de vanguardia, y las mujeres tienen acceso oportuno y con calidad a las intervenciones de salud costo-efectivas.

El Dr. Juan Guillermo Barrientos, director científico de la Clínica Universitaria Bolivariana, institución colombiana de referencia en el cuidado materno fetal y neonatal a nivel nacional e internacional, es un experto en temas de costo efectividad en salud y a quien El Hospital consultó para conocer más sobre calidad en unidades materno infantiles. 

El Hospital (EH): ¿Cuál es el gran diferencial de una institución materno infantil frente a otras entidades de salud?

Dr. Juan Guillermo Barrientos (JGB): Recordemos que el paciente neonatal es aquel que va hasta el primer mes de vida, por lo tanto, en una institución materno infantil lo que se pretende es brindar una atención completa tanto al neonato como a la madre. Incluso, si el cuidado se orienta también a las pacientes que están en la etapa preconcepcional, lo que implica una atención genética y todo lo que sigue de allí en adelante, considerando la posibilidad de que la paciente pueda estar sin o con riesgo obstétrico, esta última considerada como una situación que pone en peligro tanto al bebé como a la mamá.

Para aquellos pacientes que nacen prematuros, o con alguna condición de salud especial, una clínica materno infantil debe centrar sus esfuerzos de atención para alcanzar su recuperación. De igual forma, ocurre con las pacientes maternas, las comorbilidades como la diabetes, hipertensión o lupus pueden llevarla a una complicación convirtiéndose en un estado de alto riesgo obstétrico. Para lograr un cuidado de calidad, es necesario involucrar un equipo multidisciplinario de profesionales considerando, entre otros, pediatras, neonatólogos, perinatólogos, nutricionistas, terapistas, intensivistas, reumatólogos, psicólogos o trabajadores sociales.

Por lo tanto, el equipo humano con conocimiento moderno en la infraestructura y la tecnología son pilares fundamentales para garantizar un servicio seguro, con calidad y resultados costo efectivos. 

EH: A nivel tecnológico o de equipos médicos, ¿cuáles deben ser las fortalezas de una institución materno infantil?

JGB: Deben darse tanto en la infraestructura como en la dotación tecnológica. Por ejemplo, el área quirúrgica se debe pensar para que su funcionamiento sea independiente, según cada paciente. En nuestra experiencia, la Clínica Bolivariana cuenta con quirófanos para pacientes adultos que requieren procedimientos tradicionales, pero también se dispone de salas especiales para maternas, las cuales están articuladas con las Unidades de Cuidado Intensivo Neonatal (UCIN).

El quirófano se orienta hacia la atención completa de la materna, considerando todas las posibles complicaciones que puedan ocurrir durante su estancia. En este tipo de salas quirúrgicas se pueden realizar procedimientos intra uterinos, como por ejemplo, la cirugía fetal del mielomeningocele (corrección del tubo neural), o procedimientos quirúrgicos para corregir la atresia esofágica. Este tipo de intervenciones no son comunes en otras instituciones, pero para la especialidad materno infantil sí lo son y, por lo tanto, requieren de un componente de  tecnología en particular.

“La unidad neonatal intensiva debe tener una dotación especial para la atención segura de este tipo de pacientes. Son parte de este equipamiento los sistemas de ventilación mecánica que garanticen una terapia pulmonar adecuada o incubadoras para generar un ambiente apropiado”

La unidad neonatal intensiva debe tener una dotación especial para la atención segura de este tipo de pacientes. Son parte de este equipamiento los sistemas de ventilación mecánica que garanticen una terapia pulmonar adecuada o incubadoras para generar un ambiente apropiado.

Otro caso singular es para aquellos pacientes con encefalopatía hipóxica isquémica, catalogada como de alto riesgo, ya que el neonato experimenta un episodio de falta de oxígeno durante el proceso del parto. Esta condición genera un daño cerebral que puede ser irreversible.


Palabras relacionadas:
EH0819UCIN, UCIN costo-efectivas, prevención de muertes materno fetales, Dr. Juan Guillermo Barrientos, servicio materno infantil de calidad, Unidades de Cuidado Intensivo Neonatal en Colombia, requerimientos de una unidad neonatal intensiva, tecnologías indispensables en una unidad materno infantil, dispositivos para los procedimientos intrauterinos.

Acerca del autor

Por Javier Camacho, IB, MSc* con la colaboración de Juan Guillermo Barrientos, MD**

*Ingeniero biomédico y Magíster en Gestión de Innovación Tecnológica. **Director científico de la Clínica Universitaria Bolivariana, en Medellín, Colombia.
x
Carlos
22 de agosto de 2019 a las 13:54

Muy acertiva la publicación para esta población tan vulnerable en nuestro país. La seguridad del paciente primero que todo, teniendo en cuenta una gestion tecnológica responsable y costo efectiva. Buen punto. Carlos Ruiz. Líder de Laboratorio de Metrología.


Sección patrocinada por

Otras noticias de Ginecoobstetricia y pediatría

Documentos relacionados