Promocione sus productos o servicios con nosotros
Enero de 2011 Página 1 de 2

Radiología torácica en América Latina: al compás de un mundo que evoluciona

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con la doctora Melissa Rosado de Christenson, FACR*

Avances en imágenes diagnósticas en Latinoamerica, uso razonable de la radiación y tendencia hacia la subespecialización.

La radiología en general es una de las áreas en las que la medicina ha presentado sus mayores avances en las últimas décadas. La evidente explosión de tecnologías ha facilitado el acceso a equipos de última generación, a miles de instituciones a nivel mundial, lo cual ha mejorado su disponibilidad para la población general y ha permitido el desarrollo de nuevos protocolos de estudio, que cooperan a su vez con los avances médicos.

América Latina no ha sido la excepción a la globalización de la tecnología médica, y en los últimos años varios países han adquirido tecnología de punta en sus hospitales y prestan servicios de alta calidad, lo cual genera, a su vez, material investigativo y educativo del nivel de países con más trayectoria.

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a la profesora Melissa Rosado de Christenson, MD, FACR, radióloga reconocida en Estados Unidos en el campo de las imágenes torácicas, y presidenta de la Asociación de Radiología Torácica Latinoamericana (ARTLA), recientemente fundada, la cual tiene como objetivo mejorar la calidad de las imágenes diagnósticas en este campo y apoyar a los médicos que la ejercen. Radiólogos de países como Argentina, Chile, Colombia, México y Estados Unidos, entre otros, hacen parte de la ARTLA y trabajan actualmente en solidificarla. La profesora Rosado reconoce los avances que se han presentado en Latinoamérica, sobre todo en el área de la radiología torácica, y cataloga como de "muy alta calidad" las producciones científicas y el nivel profesional de los trabajos publicados.

Hoy, un número mayor de radiólogos latinoamericanos tienen la oportunidad de realizar subespecializaciones en el exterior, y retornan a sus países a implementar prácticas nuevas y de un mejor nivel. A su vez, esto ha traído consigo la posibilidad de intercomunicación con expertos extranjeros, para brindar apoyo profesional, educativo e investigativo. Gracias a esto, múltiples instituciones latinoamericanas cuentan con el apoyo multidisciplinario de hospitales y especialistas en otros países, lo que enriquece la práctica médica, fuerza a la implementación de prácticas bien fundamentadas y, finalmente, mejora la calidad de la atención al paciente.

En su proceso evolutivo, las imágenes diagnósticas en América Latina intentan ir al paso de países más desarrollados en ciertos temas, como Estados Unidos en el campo de la tecnología y Europa en el de protección radiológica y reglamentación de protocolos. Para cumplir este objetivo, las instituciones se han visto obligadas además de contar con tecnología avanzada, a invertir en la capacitación del personal médico, los tecnólogos en radiología y la población general.

Entre menos, mejor: ALARA
El principio ALARA, por sus siglas en inglés (As Low As Reasonably Achievable), busca la utilización razonable de la radiación en los estudios diagnósticos, fue inicialmente propuesto para la población pediátrica y hoy se extiende a la práctica en adultos también.

Además de las evidentes ventajas de la globalización de los escanógrafos multidetectores, han surgido inconvenientes en su utilización, en especial relacionados con las dosis de radiación. Según la doctora Rosado, el número de escanografías realizadas en Estados Unidos aumenta alrededor de un 15% anual, con una cifra diaria de 150.000 estudios, es decir, cerca del 25% de los que se practican en el mundo; cifras alarmantes al momento de pensar en la posibilidad de cáncer radioinducido en la población, por la exposición a dosis altas de radiación en estudios diagnósticos.

La campaña ALARA, ha mejorado la concientización del personal que trabaja con métodos diagnósticos que utilizan radiación (fluoroscopia, radiología convencional, hemodinamia, escanografía), acerca del uso de una dosis racional, pero aún se deben realizar mayores esfuerzos para educar a la población médica general, ante la utilización fundada de estos métodos diagnósticos. Un sinnúmero de estudios escanográficos, realizados a diario, tiene la indicación equívoca o son negativos, debido a la desinformación, la práctica defensiva de los médicos ante las demandas y la gran cantidad de pacientes que acuden a los servicios de urgencias por motivos no urgentes, y a quienes debe realizarse un diagnóstico rápido, certero y lo más económico posible.

Acerca del autor

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con la doctora Melissa Rosado de Christenson, FACR*

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con la doctora Melissa Rosado de Christenson, FACR*

*Jefe de la Sección de Radiología Torácica del Departamento de Radiología del Saint Luke's Hospital of Kansas City, y profesora de Radiología de la Universidad de Missouri, en Kansas City, Estados Unidos. Presidenta de la Asociación de Radiología Torácica Latinoamericana, Secretaria de la Society of Thoracic Radiology y Secretaria-Tesorera de la American Roentgen Ray Society.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados