Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2019 Página 2 de 3

¿Qué hay de nuevo para un mejor manejo de la vía aérea en pacientes?

Javier Camacho, IB, MSc

Existen diferentes dispositivos médicos útiles para gestionar de forma segura la vía aérea de los pacientes. Conozca algunas de sus innovaciones.

2. Tubos endotraqueales

El tubo endotraqueal sigue siendo un dispositivo esencial en el manejo de la vía aérea segura. En estos tubos, el rediseño del balón neumotaponador ha permitido el desarrollo del microcuff, una herramienta que habilita el uso de tubos con balón hasta en neonatos y prematuros mejorando el perfil de seguridad de este elemento (8).

El tubo microcuff cuenta con un avanzado material de manguito de poliuretano que ayuda  a que los canales se sellen automáticamente, lo que reduce la posibilidad de fugas. La estructura del tubo proporciona un sellado efectivo a baja presión del manguito. A su vez, puede disminuir la microaspiración de las secreciones faríngeas potencialmente infecciosas, y está diseñado para un mejor contacto con el contorno traqueal. El material más delgado permite una mayor visualización de las cuerdas vocales cuando el manguito está desinflado (9).

La marca Ambu dispone de una nueva generación de tubos endotraqueales de un solo lumen con cámara integrada de alta resolución, llamada VivaSight-SL. La tecnología de la cámara integrada hace que la colocación del tubo sea rápida y efectiva, y proporciona un monitoreo visual continuo del tubo endotraqueal y la colocación del bloqueador endobronquial durante todo el procedimiento. Los VivaSight-SL están indicados para uso durante procedimientos de intubación de rutina y difíciles.

El manejo apropiado del manguito endotraqueal sigue siendo un reto para el manejo de la vía aérea. Se conoce que valores de presión inferiores a 20cm de H2O pueden generar aspiración silenciosa de secreciones, siendo una causa de neumonía asociada a la ventilación mecánica y de afectación en el volumen corriente que suministra el ventilador.

Por otro lado, la presión excesiva afecta el flujo sanguíneo y ocasiona necrosis de los tejidos que rodean el manguito, siendo esto un factor de riesgo de lesiones traqueales. Mantener un intervalo de presión adecuado en el manguito requiere de un esfuerzo adicional del personal asistencial, necesitando de hasta ocho ajustes manuales diarios.

3. Videolaringoscopios

Los videolaringoscopios continúan siendo dispositivos que marcan tendencia para la planificación y manejo de una vía aérea difícil (10,11). Las novedades y mejoras en las pantallas y monitores flexibles, permiten que el médico pueda asegurar las vías respiratorias bajo control visual y, simultáneamente, grabar imágenes y vídeos en tiempo real (12,13). Todo ello aumenta la seguridad del paciente y al mismo tiempo permite mejorar significativamente la formación y el aprendizaje de los médicos jóvenes.

“Los controladores automáticos son una solución novedosa para el manejo adecuado de la presión del manguito endotraqueal”

La capacidad de grabación de imágenes ha generado una nueva oportunidad para la revisión de casos y la garantía de calidad en las instituciones de salud. Los desarrollos tecnológicos en videolaringoscopia tienden hacia una precisión superior y a ser un soporte indispensable para los especialistas, principalmente durante los procedimientos difíciles. En este sentido, se estima que la laringoscopia asistida por robots tendrá gran demanda en un futuro cercano, hacia 2022, con una tasa de crecimiento de más del 14 % (14). Estudios recientes demuestran una alta tasa de éxito en las intubaciones endotraqueales asistidas por robots, abriendo así un nuevo camino tecnológico para estas propuestas (15).

El manejo apropiado del manguito endotraqueal sigue siendo un reto para el manejo de la vía aérea. Se conoce que valores de presión inferiores a 20cm de H2O pueden generar aspiración silenciosa de secreciones, siendo una causa de neumonía asociada a la ventilación mecánica y de afectación en el volumen corriente que suministra el ventilador.

Por otro lado, la presión excesiva afecta el flujo sanguíneo y ocasiona necrosis de los tejidos que rodean el manguito, siendo esto un factor de riesgo de lesiones traqueales. Mantener un intervalo de presión adecuado en el manguito requiere de un esfuerzo adicional del personal asistencial, necesitando de hasta ocho ajustes manuales diarios.


Palabras relacionadas:
Intubación traqueal en las vías respiratorias fáciles, enfoques para administrar la vía aérea, dispositivos supraglóticos para manejo de la vía aérea, máscaras laríngeas, laríngeas I-Gel de Intersurgical, máscaras laríngeas de tercera generación, tubos endotraqueales para el manejo de la vía aérea, tubo microcuff, ventajas de los videolaringoscopios, cómo evitar lesiones traqueales durante la intubación.

Acerca del autor

Javier Camacho, IB, MSc

Javier Camacho, IB, MSc

Ingeniero biomédico. Magíster en Gestión de Innovación Tecnológica. Bloguero de El Hospital.
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados