Promocione sus productos o servicios con nosotros
Mayo de 2020

Pruebas de anticuerpos, el siguiente paso en la batalla de COVID-19

Abbott lanzó una nueva prueba que ayudar a determinar si alguien estaba infectado con el virus y si la persona ha desarrollado anticuerpos.

La prueba de Abbott ayuda a detectar el anticuerpo IgG contra el SARS-CoV-2. Es una prueba de serología, también llamada prueba de anticuerpos, que podría ser un próximo paso crítico para combatir este virus.

La prueba puede ayudar a determinar si alguien estaba infectado con el virus y si la persona ha desarrollado anticuerpos, cuánto tiempo permanecerán en el cuerpo y si proporcionan inmunidad. Este tipo de conocimiento podría ayudar a apoyar el desarrollo de tratamientos y vacunas.

La prueba estaría disponible como parte de la notificación de la Agencia de Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) sin una vía de Autorización de Uso de Emergencia (EUA) descrita en la Política de Pruebas de Diagnóstico para la Enfermedad por Coronavirus-2019 durante la Emergencia de Salud Pública.

En un comunicado, la compañía indicó que está ampliando significativamente su fabricación para pruebas de anticuerpos y a mediados de abril habría enviado cerca de 1 millón de pruebas a los clientes estadounidenses, y un total de 4 millones de pruebas en las semanas siguientes. Abbott aumentará hasta 20 millones de pruebas en los Estados Unidos en junio.

Esta prueba de anticuerpos se suma a las pruebas moleculares COVID-19 existentes de Abbott que ya se están utilizando como la prueba de laboratorio m 2000 y la prueba rápida de punto de atención ID NOW.

Ventajas de los anticuerpos

Un anticuerpo es una proteína que el cuerpo produce en las últimas etapas de la infección y puede permanecer meses y posiblemente años después de que una persona se haya recuperado. La detección de estos anticuerpos IgG ayudará a determinar si una persona estuvo previamente infectada con el virus que causa COVID-19.

Si bien las pruebas moleculares (como las pruebas m 2000 de Abbott y las pruebas de punto de atención) identifican a las personas con el virus, las pruebas de anticuerpos pueden determinar si alguien ha sido infectado previamente.

Este tipo de conocimiento permitirá a los científicos comprender mejor cuánto tiempo permanecen estos anticuerpos en el cuerpo y si proporcionan inmunidad. Esta información también puede ayudar a los funcionarios de salud pública a comprender qué tan extendido está el brote y podría ayudar a apoyar el desarrollo de tratamientos y vacunas para COVID-19.


Le puede interesar también:

Prueba de COVID-19 se realizaría desde teléfonos inteligentes

Aunque la prueba de anticuerpos de Abbott es nueva, los dos instrumentos ARCHITECT con los que funciona ya se están utilizando para pruebas de diagnóstico críticas en laboratorios de todo el mundo. Más de 2,000 de los instrumentos se usan en los EE. UU.

"Las pruebas de anticuerpos tienen el potencial de desbloquear muchas incógnitas sobre este nuevo virus", dijo John Hackett, vicepresidente divisional de Investigación Aplicada y Tecnología, Diagnóstico, Abbott. "Tener pruebas que puedan funcionar en diferentes entornos de atención médica es fundamental para nuestra comprensión del virus y para ayudar a dar a los proveedores de atención médica las respuestas que necesitan sobre sus pacientes".


Palabras relacionadas:
Abbott crea tercera prueba de COVID-19, Prueba de anticuerpos ayudará a detectar Coronavirus; Pruebas para detectar COVID-19; estudiar anticuerpos contra COVID-19; Abbott lanza pruebas de anticuerpos contra COVID-19; anticuerpos y COVID-19; diagnóstico de COVID-19; diferencias en pruebas de COVID-19; diagnóstico de anticuerpos.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria de tecnología médica

Documentos relacionados