Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2006 Página 2 de 3

Prueba de esfuerzo con y sin consumo de oxígeno

Esper, Roberto César / Angelino, Arnaldo

En el sistema cardiovascular, sus elementos se pueden resumir en la capacidad de generar presión, y en el volumen de sangre que se necesita para abastecer la periferia. En este simple concepto participan múltiples factores: mientras el sistema simpático participa en el ejercicio y la reserva coronaria, el parasimpático lo hace en la recuperación. Y en el pronóstico de mortalidad global participan también diversos elementos no cardíacos, hormonas tiroideas, restricciones pulmonares, medicaciones farmacológicas o alteraciones vasculares, entre otras.

Es equivocado pretender evaluar el corazón, los pulmones o los músculos en forma independiente. Existen múltiples y complejos pasos desde que se produce la respiración externa, hasta la respiración celular en las mitocondrias. Cualquiera de estos pasos puede verse alterado y comprometer la capacidad funcional. La integración y análisis de las distintas variables respiratorias y cardiovasculares nos permite establecer un correcto diagnóstico. Los puntos que se investigarán serán la frecuencia cardiaca, la presión arterial y el intercambio gaseoso, a través del comportamiento respiratorio al esfuerzo, de la saturometría de oxígeno y/o de la medición directa del consumo de O2. La PEG es una prueba funcional diagnóstica con ejercicio graduado y progresivo, que permite conocer el estado cardiovascular en reposo, esfuerzo y post esfuerzo. Es tan versátil, que además posibilita la incorporación de imágenes durante el estudio (por ejemplo, radioisotópica, ecocardiográfica, etc.), adicionando sensibilidad y especificidad a la cascada diagnóstica, que sumado a la clínica intraestudio, medición de la presión arterial o del consumo directo de O2, y la completa interpretación de resultados, permite tener una rápida y clara valoración integral del paciente y su estado cardiovascular. El test de ejercicio cardiopulmonar nos permite evaluar en forma conjunta y en tiempo real el funcionamiento del sistema cardiovascular, el respiratorio y el muscular. Estos elementos de seguridad son fundamentales durante la práctica de una herramienta terapéutica tan útil como es la rehabilitación cardiovascular. La PEG sola o con imágenes asociadas es más útil en la cardiopatía isquémica.

Indicaciones habituales del test de ejercicio con consumo directo de O2:

  • Diagnóstico diferencial de disnea de origen desconocido.
  • Evaluación de la capacidad funcional en rehabilitación cardiovascular y pulmonar.
  • Evaluación prequirúrgica de cirugía torácica en pacientes de alto riesgo.
  • Evaluaciones en deporte.
  • Evaluación y seguimiento del tratamiento de drogas con efecto cardiovascular o pulmonar.
  • Determinación del grado de incapacidad en enfermedades relacionadas con la actividad laboral.
  • Selección de candidatos para trasplante cardíaco.

Consumo de oxígeno y trasplante cardíaco
El deterioro de la capacidad funcional, descrito en los trasplantados cardíacos, responde a múltiples causas: el descondicionamiento propio de todo post quirúrgico cardiovascular. El síndrome de IC, que condiciona adaptaciones periféricas que permanecen varios meses después del trasplante, ya que la desactivación del eje neurohormonal no es inmediata. Los trastornos propios que genera la inmunosupresión, sobre todo la miopatía corticoidea. Los efectos de la denervación sobre la respuesta de la frecuencia cardiaca al ejercicio y su efecto inotrópico negativo. Inadecuada respuesta hemodinámica al ejercicio, con aumento brusco de las presiones de llenado, incremento de la rigidez diastólica e inadecuado aumento del gasto cardíaco al esfuerzo. Los esperados episodios de rechazo, que condicionan períodos de reposo hasta la resolución de los mismos. La vasculopatía crónica del injerto, etc. Todos estos ítems llevan a una anormal respuesta al ejercicio y una tolerancia al mismo reducida. En 1999 se realizó un ensayo aleatorizado con una pequeña cantidad de pacientes, de donde se pudieron obtener las siguientes conclusiones:

a) Los pacientes toleraron el programa de entrenamiento sin presentar efectos adversos. b) Quienes presentaron episodios de rechazo pudieron volver al programa de rehabilitación luego de dos semanas, cuando el rechazo se hallaba resuelto. c) No hubo diferencias significativas en el número de episodios de rechazo entre los dos grupos. d) A los seis meses los parámetros ecocardiográficos y de la hemodinamia derecha fueron similares en los dos grupos. e) Ambos grupos mejoraron los parámetros de función cardiopulmonar, pero en los pacientes entrenados las diferencias evaluadas con consumo directo de oxígeno fueron significativamente mayores.

Acerca del autor

Esper, Roberto César / Angelino, Arnaldo

Esper, Roberto César / Angelino, Arnaldo

Los autores pertenecen al Colegio Argentino de Cardiología; fueron Directores del Consejo de Ergometría y Rehabilitación de la Sociedad Argentina de Cardiología; y vicepresidente y presidente, respectivamente, del III Congreso Iberoamericano de Rehabilitación Cardíaca y Prevención Secundaria, Buenos Aires, 2005.
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados