Promocione sus productos o servicios con nosotros
Santiago de Querétaro, México - Noviembre de 2017 Página 2 de 2

Promueven modelo biomecánico para diagnosticar el daño cerebral en neonatos

El sistema promedia los ciclos de movimiento de los bebés para identificar un patrón, que al romperse alerte para ajustar los tratamientos.

“Con esos elementos podemos indicarle al programa de cómputo dónde inicia y termina la maniobra y los eventos de importancia que hay. Eso genera ciclos de los movimientos del bebé, lo que nos permite promediarlos. El ciclo brinda información mucho más exacta de cómo el bebé está reproduciendo el movimiento”, detalló.

Martínez Matehuala subrayó que los bebés comienzan el estudio desde el primer mes de vida y se les realizan cuatro evaluaciones durante cinco meses, con las que se determina cómo se apegan a la norma establecida y observar, de manera longitudinal, cómo los bebés van adquiriendo los patrones a lo largo del tiempo.

“Además adquirimos la información en el sentido de que, si aparece alguna curva en las mediciones que indique alguna anormalidad en una de las evaluaciones mensuales, este bebé podría mostrar alguna alteración neuromotora. De ser así, emitimos recomendaciones a las salas de terapia de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo para que ajusten sus tratamientos, es decir, estamos desarrollando una herramienta diagnóstica, y cuando contemos con información de más bebés podríamos utilizarla para implementación clínica”, aseveró.

Fin.

Palabras relacionadas:
Diagnóstico de daño cerebral en neonatos, Instituto de Neurobiología (INB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), modelo biomecánico para el diagnóstico de daño cerebral en bebés, técnica de neurohabilitación de Katona.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Ginecoobstetricia y pediatría

Documentos relacionados