Promocione sus productos o servicios con nosotros
Baltimore, Estados Unidos - Mayo de 2018

Programa de manejo de sangre del paciente revela mejores resultados en cirugía ortopédica

Estudio revela que una menor cantidad de transfusión de sangre en cirugía ortopédica podría vincularse a mejores resultados, 2.951 personas fueron tratadas.

La Escuela de Medicina Johns Hopkins en Baltimore, Estados Unidos, realizó un estudio que revela que una menor cantidad de transfusión de sangre en procedimientos de cirugía ortopédica podría vincularse a mejores resultados, tras un análisis con 2.951 personas tratadas en la institución durante cinco años.

El programa integral no solo es efectivo para moderar el uso general de sangre, sino que también se asocia con una reducción de la estadía hospitalaria y las readmisiones sin aumento en los resultados adversos, concluye el estudio. Así lo señala una noticia publicada en Anesthesiologynews.

Los sujetos que participaron se dividieron en cohortes de manejo pre o post-sangre en función de la fecha quirúrgica. Para la comparación se emplearon bases de datos hospitalarias para evaluar el índice de mezcla de casos, el nadir o desencadenante y la hemoglobina de descarga en pacientes transfundidos, las tasas de transfusión y los resultados postoperatorios. La duración de la estancia, las tasas de reingreso a los 30 días, un puntaje compuesto de morbilidad/mortalidad que incluye complicaciones infecciosas, isquémicas, renales, respiratorias y trombóticas. Las tasas de morbilidad y mortalidad individuales se abarcaron en los resultados adversos.

“Hace un año la Asociación Estadounidense de Bancos de Sangre publicó sus guías de práctica clínica en las que sugiere que las personas sean transfundidas con un disparador de hemoglobina de 7g/dL a menos que sean pacientes de cirugía cardíaca, de cirugía ortopédica o que tuvieran una enfermedad cardiovascular existente, en cuyo caso se recomendaron 8g/dl”, dijo Pranjal Gupta, estudiante de Medicina de segundo año en la Escuela de Medicina Johns Hopkins en Baltimore, Estados Unidos.

Hace un año la Asociación Estadounidense de Bancos de Sangre publicó sus guías de práctica clínica en las que sugiere que las personas sean transfundidas con un disparador de hemoglobina de 7g/dL a menos que sean pacientes de cirugía cardíaca, de cirugía ortopédica o que tuvieran una enfermedad cardiovascular existente, en cuyo caso se recomendaron 8g/dl”,

dijo Pranjal Gupta, estudiante de Medicina de segundo año en la Escuela de Medicina Johns Hopkins en Baltimore, Estados Unidos.

Las guías de cirugía ortopédica provienen de unos pocos estudios, en principio enfocados en pacientes ancianos, anémicos y de fractura de cadera, que no representan a todos los ortopédicos por completo. “Con esto en mente, creemos que aún no está claro si todos los pacientes de cirugía ortopédica necesitan un desencadenante transfusional más liberal de 8g/dL ya que los desencadenantes de la hemoglobina inferior ni siquiera se probaron”, expresó Gupta.

De hecho, los avances recientes en técnicas quirúrgicas y el uso de antifibrinolíticos parecen haber reducido los requisitos de transfusión para los procedimientos de cirugía ortopédica de rutina.

La institución médica implementó un programa de administración de sangre en todo el sistema para reducir el uso general del líquido, este comprende una serie de iniciativas incluida la educación de proveedores, ácido tranexámico, un nuevo cronograma quirúrgico de sangre, recomendaciones electrónicas de mejores prácticas, una campaña que aboga por transfusiones de glóbulos rojos de una sola unidad y auditorías con comentarios de los proveedores para el cumplimiento de las directrices.

La investigación reveló una disminución del 38 % en el porcentaje de sujetos transfundidos y una disminución del 25 % en los niveles medios de glóbulos rojos por paciente. “Con respecto a los resultados clínicos, se encontró que cuatro de los cinco resultados que se midieron mejoraron después de la administración de sangre”, precisó Gupta. La media de estadía hospitalaria disminuyó de tres días a dos días, mientras que la readmisión de 30 días disminuyó de 8.8 % a 6.0 %.

“En conclusión, se informó una reducción de la utilización de la sangre y mejores resultados después de implementar el programa de manejo para pacientes de cirugía ortopédica”, aseguró Gupta. “Entonces las pautas de la Asociación Estadounidense de Bancos de Sangre que recomiendan un desencadenante de la hemoglobina de 8g/dL para todos los pacientes ortopédicos pueden ser inapropiadas, dados los hallazgos favorables con un desencadenante inferior a 7g/dL”, finalizó.


Palabras relacionadas:
Transfusiones de sangre, transfusiones de sangre en pacientes ortopédicos, técnicas de ahorro de sangre en cirugía ortopédica, manejo perioperatorio de sangre en cirugía, riesgos de pérdida de sangre durante cirugías ortopédicas.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados