Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2009 Página 1 de 2

Procedimientos quirúrgicos híbridos

Condensado por Jimena Perry Posada

El modelo híbrido combina imágenes médicas y servicios quirúrgicos en un solo lugar, sin traslados ni ensambles de apoyo, optimizando los espacios.

De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, un híbrido es "todo lo que resulta de productos de distinta naturaleza"; es decir, es una combinación de elementos, que puede favorecer un resultado, y en el caso de las salas de cirugía y las imágenes médicas, se trata de su fusión en un mismo ambiente.

Las salas de cirugía híbridas son el resultado de dos necesidades básicas a nivel hospitalario: mejor calidad en el cuidado de los pacientes y mayor costo-eficiencia. Dichas salas satisfacen estas demandas, al combinar tecnologías mínimamente invasivas con imágenes y comunicación en un solo espacio.

En el modelo tradicional, ciertas intervenciones se hacen en cuartos separados de las salas de imágenes médicas, las cuales, a su vez, con frecuencia están alejadas de las salas de cirugía. El tiempo que toma transferir pacientes a las salas de cirugía o ensamblar grupos de apoyo quirúrgico produce bajos resultados. El modelo híbrido combina una gama de servicios de intervención (imágenes médicas, como resonancia magnética y tomografía intraoperatorias) y quirúrgicos en un solo lugar, sin traslados ni ensambles de apoyo, lo que lleva al mejor cuidado de los pacientes –en especial en las salas de emergencias– y al uso óptimo de los espacios. También incorpora las mismas características que una sala de cirugía, una zona estéril restringida; lavabos de limpieza en el momento de la entrada a cada habitación de procedimiento, y un método estandarizado y eficiente de suministrar instrumentación estéril e insumos.

Se trata de utilizar los espacios de otra forma. Los hospitales y centros quirúrgicos pueden tener las salas de cirugía híbridas abiertas las 24 horas al día, siete días a la semana, para una gran cantidad de procedimientos. Su demanda crece a ritmos acelerados. Algunas compañías colaboran con fabricantes de tecnología, para diseñar equipos vanguardistas para estas salas. Los cirujanos se alejan de las cirugías abiertas, al llevar a cabo procedimientos mínimamente invasivos, y demandan salas más flexibles, con capacidades avanzadas para imágenes médicas. Los procedimientos quirúrgicos híbridos son tan elásticos que pueden acoplar diferentes técnicas en un solo espacio, lo que incrementa la eficiencia y la seguridad, al evitar mover al enfermo durante una intervención.

Algunas de las ventajas de las salas híbridas son:

  • La conveniencia y menor estrés del paciente, al ser sometido a varios procedimientos al mismo tiempo, en vez de en diferentes días.

  • El procedimiento se lleva a cabo con la completa seguridad de una sala de cirugía especializada.

  • Una menor cantidad de incisiones, ya que es un procedimiento menos invasivo, con mejores posibilidades de éxito a largo plazo.

  • Los pacientes se recuperan más rápido y permanecen menos tiempo en el hospital.

A pesar de estos beneficios, los procedimientos quirúrgicos híbridos presentan nuevos retos para los diseñadores, quienes deben tener en cuenta requerimientos de espacio, construcción, control de infecciones y administración de la información.

De acuerdo con este nuevo territorio compartido, ciertos centros médicos se refieren a estos lugares o métodos como "pisos de procedimientos", y han establecido nuevas directrices para planear intervenciones como: diseños para alta tecnología, necesidades que dependen de las imágenes médicas, construcción de flexibilidad tecnológica, espacios con infraestructura accesible, oferta para todo tipo de pacientes, apoyo operativo para todas las áreas, determinación de áreas de procedimiento en un ambiente restringido y maximización de las oportunidades de acceder a información digital y visualización.

Tamaño: las salas de cirugía híbridas deben cumplir estándares más avanzados, así como acomodarse a sistemas de imágenes médicas fijos. Los elementos requeridos incluyen luces de cirugía, bombas de techo que emiten gases de anestesia y monitores y equipos, difusores de techo que proveen flujo de aire unidireccional, almacenamiento y una estación de documentación. Como el equipo que atiende un caso con facilidad puede ser de 17 personas (que incluye equipos de cirugía, anestesia e intervención, enfermeras y tecnólogos de imágenes y perfusionistas), el tamaño recomendado es de 74,32 m2 (83,61 m2 si se incluye un robot), más grande de lo que la American Institute of Architects, AIA (Instituto Americano de Arquitectos), sugiere (55,74 m2) para salas de cirugía especializadas.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados