Promocione sus productos o servicios con nosotros
Santiago de Querétaro, México - Octubre de 2016

Presentan modelo para identificar patologías en glándulas mamarias

El Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Juriquilla, dio a conocer un modelo experimental para la identificación de patologías en glándulas mamarias utilizando un sistema de impedancia superficial que, a través de imposición del flujo de corriente alterna a diferentes frecuencias, analiza la conductividad eléctrica en el seno, lo que permite detectar a tiempo el cáncer de mama, entre otras patologías.

La investigadora residente del CFATA a cargo del protocolo, María del Rosario Huerta Urquiza, informó a la agencia Informativa Conacyt, que el objetivo del proyecto es ofrecer una alternativa de tamizaje complementaria a la mastografía y el ultrasonido, que pueda ser utilizada en pacientes de todas las edades que presenten síntomas de alguna patología o con una carga genética identificada.

“En este sistema de impedancia se utiliza un osciloscopio; colocamos electrodos de manera superficial en algunas partes del cuerpo y realizamos un barrido de frecuencias, que van de 100 hertz (Hz) a 24 megahertz (MHz); dependiendo de lo que se va encontrando se realiza un análisis de datos. Este estudio no es invasivo ni genera molestias", destacó.

Huerta Urquiza explicó a Conacyt que al no existir valores de impedancia ya establecidos para toda la población, porque intervienen diferentes factores como ambientales o dietéticos, lo que se realiza en el estudio es un modelo de autorreferencia, en el que se miden los valores obtenidos del músculo femoral largo —en el que se analiza el tejido muscular y adiposo del seno—, así como la región del mesogastrio, hipocondrio derecho y la mama.

Dependiendo la tendencia que tenga la gráfica de impedancia tras la medición, se puede diferenciar una patología maligna, como el cáncer, o una benigna, como la mastopatía fibroquística, indicó la experta.

“La impedancia en el cáncer disminuye porque en la bicapa lipídica de la célula se da un cúmulo de sodio alrededor, lo que le da mayor conductividad. La mastopatía fibroquística es una hiperplasia de los lobulillos de la glándula mamaria y las células. En condiciones normales están dispersas, pero en la patología se conglomeran, provocando una disminución de líquido extracelular y electrolitos, lo que las hace menos conductivas y hay un aumento de la impedancia”, explicó.

La investigadora residente del CFATA aseguró que este estudio no tiene restricción de edad, por lo que puede practicarse a partir de los 13 años, ya que, dijo, a diferencia de la mastografía o el ultrasonido, los parámetros de medición se enfocan en la actividad celular a través de la impedancia y no en la densidad de las glándulas mamarias.

“¿Qué pasa con las pacientes que son más jóvenes y que presentan síntomas, características de patología maligna o que tienen una carga genética importante? Para estas personas es muy difícil hacerse un ultrasonido, porque la densidad de la glándula mamaria no permite identificar el tejido sano y diferenciarlo del patológico; por eso trabajamos en técnicas complementarias que ayuden al diagnóstico oportuno y ofrezcan resultados eficaces”, finalizó.

Este modelo experimental para la determinación patológica de glándulas mamarias por medio de impedancia superficial obtuvo el primer lugar en la categoría de Tecnologías y Ciencias de la Salud en el ExpoCiencias Bajío 2016, realizado recientemente en México.


Palabras relacionadas:
Tratamiento cáncer de seno, síntomas y signos del cáncer de seno, servicios de mamografías, nuevas tecnologías para la detección del cáncer de mama
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Oncología y radioterapia

Documentos relacionados