Promocione sus productos o servicios con nosotros
Bochum, Alemania - Febrero de 2018

Presentan alternativa terapéutica para la enfermedad pulmonar avanzada

Investigadores descubrieron que la inhibición de determinadas proteínas puede representar un nuevo enfoque terapéutico para la enfermedad pulmonar crónica.

Investigadores de la Universidad Ruhr de Bochum, en Alemania, descubrieron que la inhibición de determinadas proteínas puede representar un nuevo enfoque terapéutico para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD, por su sigla en inglés), según resultados de un estudio.

Los pacientes con COPD sufren de inflamación crónica del tracto respiratorio. Ciertas enzimas, las llamadas proteínas quinasas, regulan el proceso de inflamación, éstas se activan en exceso como consecuencia del tabaquismo u otros factores proinflamatorios que, a su vez, promueven la progresión de la enfermedad, indica MEDICA. El estudio se publicó en la revista de Alergia e Inmunología Clínica.

Según los expertos, los inhibidores de la cinasa de espectro estrecho, es decir, NSKI, que inhiben las proteínas quinasas constituyen un enfoque terapéutico prometedor. El equipo evaluó dos NSKI, en concreto RV1088 y RV568, en cultivos celulares; los investigadores compararon su eficacia con un corticosteroide convencional y varios inhibidores únicos de la proteína quinasa, que también se consideran candidatos potenciales a medicamentos. Los NSKI fueron más efectivos para desacelerar la producción de agentes inflamatorios que cualquiera de las sustancias de referencia.

En anteriores intentos se han probado varias moléculas que actúan como inhibidores de quinasas únicas y que actúan de forma selectiva frente a una o toda una familia de determinadas proteínas. “Sin embargo, se ve que el efecto no es suficiente para su uso en la práctica clínica”, explicó Jürgen Knobloch, jefe de laboratorio de la Clínica de Neumología en Bergmannsheil.

“En el caso de una inhibición específica de este tipo, la activación de otras proteínas quinasas puede actuar para inducir una inflamación similar”, agregó.

Esto condujo a probar nuevos fármacos candidatos que se dirigen no solo a una proteína quinasa o a una familia de proteínas quinasas, sino a un espectro específico de varias familias de proteínas. Fue entonces como se probaron las sustancias en cultivos primarios de células de músculo liso de las vías respiratorias tomadas de pacientes con COPD. Las sustancias identificadas en este estudio se están desarrollando aún más en un programa clínico como parte de un esfuerzo para llevar estos compuestos a los afectados.

Según las estimaciones de expertos, la COPD actualmente afecta al 11,7 % de la población mundial. En la mayoría de los casos la enfermedad comienza como bronquitis crónica y es causada en su mayoría por fumar tabaco.

Las terapias actuales pueden retrasar la progresión y aliviar los síntomas, pero no logran detenerla. “El estudio demuestra que los NSKI son candidatos prometedores para el desarrollo de terapias anti-inflamatorias COPD que se requieren con urgencia”, puntualizó Knobloch.


Palabras relacionadas:
Enfermedades respiratorias, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad pulmonar, manejo de la enfermedad pulmonar crónica, proteínas quinasas.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados