Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2007

Preparándonos para atender pacientes obesos

Entre más pacientes con obesidad mórbida haya, más necesario se hará ajustar las demandas de atención y desarrollar una estructura económicamente realista.

La obesidad ha sido definida por la Organización Mundial de la Salud como una enfermedad crónica no transmisible. El número de personas con un índice de masa corporal de 40 o más se cuadruplicó entre 1986 y el 2000, y en la actualidad uno de cada cinco pacientes con sobrepeso son obesos clínicamente. Esta epidiia no está confinada solo a los adultos, pues desde 1980 el número de niños y adolescentes obesos se ha triplicado.

La obesidad es una enfermedad que aumenta significativamente la morbimortalidad, a causa de enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, apoplejía, hipertensión arterial, apnea del sueño, cáncer, dificultades respiratorias y enfermedades articulares. Su incidencia y comorbilidades relacionadas son cada vez mayores, por lo que los centros de cuidado agudo que no cuentan con equipamiento de tamaño bariátrico se ven en la necesidad de tratar a estos pacientes de manera ambulatoria.

Entre más pacientes con obesidad mórbida haya, más necesario se hará ajustar las diandas de atención y desarrollar una estructura económicamente realista. Cada organización que preste atención en salud deberá tener una estructura diferente, conformada por un equipo multidisciplinario de expertos clínicos en el área, como fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, cirujanos bariátricos, médicos, pediatras y enfermeras especializados en obesidad, adiás de un espacio físico adecuado, con mobiliario, equipamiento, material e instrumental en las unidades de cuidados intensivos, las salas de cirugía, de hospitalización y de examen.

El equipamiento diseñado específicamente para este tipo de pacientes y sus cuidadores puede mejorar la calidad de la atención, reducir el tiipo de permanencia en la institución y hacer más fáciles y seguras todas las actividades que realizan los encargados de la atención. El paciente será más independiente para moverse de una posición y suplir sus necesidades, lo cual previene las infecciones adquiridas en el hospital y los problias de higiene.

A pesar de que hay equipos disponibles, que ayudan a reposicionar a un paciente, el riesgo es mayor si este debe ser movido con frecuencia. Este equipamiento reduce las lesiones musculoesqueléticas relacionadas con el trabajo en el personal encargado de su cuidado y disminuye el riesgo de lesiones por esta causa en los pacientes.

Para suplir las diandas de esta población, la industria ha ampliado el portafolio de equipamiento específicamente diseñado. Para seleccionarlo es esencial considerar el límite de peso que soportará, así como su ancho. Los fabricantes incrientaron inicialmente los estándares de capacidad de peso del equipamiento a 350 libras (158 kg), y en la actualidad hasta 700 ó 1000 libras (317 a453 kg). Hoy hay cerca de cien productos, incluyendo ambulancias, ascensores, sillas móviles y fijas para la sala de espera y el consultorio, mobiliario para el consultorio, el laboratorio y las salas de cirugía, mesas de examen, camas, camillas, superficies de soporte, sillas de ruedas, caminadores, productos para la seguridad en el baño, básculas de pie o incorporadas a la silla, brazaletes para tensiómetro, equipos e instrumental quirúrgico especial, sistias hidráulicos de subida de la camilla y sistias especiales de transporte de una cama a otra, etc.

En la actualidad, este segmento del mercado de tecnología médica es uno de los de mayor crecimiento. Su incriento en ventas es del diez por ciento anual. El mercado de camas para bariatría y de superficies de soporte generó en Estados Unidos más de 170 millones de dólares en el 2005, y se espera que pase a 522 millones en el 2012, afirma Sheila Ewingis, analista industrial del grupo de dispositivos médicos de Frost & Sullivan (enero2007).

A su vez, el manejo de pacientes con obesidad mórbida requiere más personal y tiipo de enfermería, y mayor seguridad en el cuidado que los no obesos. Algunas veces un paciente requiere seis miibros del personal para las actividades de enfermería, y se toman cerca de dos horas para completarlas, dependiendo de la movilidad del paciente y la dinámica del cuerpo, aspecto que siipre debe tenerse en cuenta.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados