Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio 2017

Pantallas comerciales vs. Monitores de grado médico: ¿cuál deberías comprar?

Las imágenes claras son cruciales para diagnósticos precisos e identificar las mejores opciones de tratamiento; esto es posible con monitores de grado médico.

Las nuevas pantallas comerciales promueven especificaciones que parecen acercarse a las de los monitores de grado médico, y a menudo por un menor precio. Pero hay más que considerar que sólo estas especificaciones. Entonces, ¿por qué elegir un monitor de grado médico? Aquí encontraremos cuatro excelentes razones:

INCREMENTA TU PRECISIÓN
Los radiólogos que utilizan monitores de grado médico interpretan con mayor confianza, velocidad y precisión. La razón es simple: las soluciones para imágenes de grado médico cumplen con los requisitos establecidos para la calidad de imagen, escala de grises y color, además de apegarse a los protocolos DICOM entre otros estándares.

ILUMINA TU DÍA
Una mayor luminosidad genera más JNDs (Just-noticeable difference) y un espectro de escala de grises más amplio, lo que facilita la detección de lesiones sutiles, por lo tanto, un diagnóstico más preciso. Y un diagnóstico preciso significa un tratamiento oportuno y una mayor probabilidad de éxito. Aunque las pantallas comerciales parecen ofrecer una luminosidad suficiente a primera vista, tienden a desgastarse rápidamente. Los monitores de grado médico pueden ir a más de 1.000 cd/m² a diferencia de los convencionales, algunos monitores de grado médico incorporan características para aumentar temporalmente el brillo a niveles calibrados y lo más importante es que su luminosidad permanece estable con el tiempo, todo esto garantizando el cumplimiento DICOM 3.14 en todo momento.

 

"Después de un año de uso, los monitores comerciales pueden desgastarse lo suficiente para impactar negativamente en el rendimiento y el diagnóstico": Elizabeth A. Krupinski, Ph. D., Profesora de Investigación, Departamento de Radiología.

TODOS LOS DÍAS, EN TODAS PARTES
Es importante que las imágenes médicas se muestren de forma consistente durante el tiempo de garantía. De esta forma, garantizan un brillo y una claridad de imagen no sólo durante toda la vida útil de la pantalla, sino que también en todas las pantallas que están conectadas en red. Los monitores de grado médico están equipados con estabilizadores de precisión tanto en la parte frontal (I-Guard) como en la parte posterior (BLOS) del monitor patentados por Barco. Menos ruido, mayor consistencia. Los paneles LCD sufren de imperfecciones inherentes de uniformidad luminosa que causan “ruido”, el cual afecta negativamente la eficiencia de la lectura ya que distorsiona la imagen. Algunas pantallas convencionales pueden sufrir de 25-30% de no uniformidad. Muchos sistemas de grado médico abordan esta cuestión a través de tecnologías integradas de uniformidad. Estos proporcionan un brillo consistente y una mejor presentación de escala de grises, garantizando una mejor visualización de anomalías.

PERSPECTIVAS DIFERENTES, CONCLUSIONES CERTERAS

Las estaciones de diagnóstico a menudo combinan múltiples monitores. Esto significa que los médicos inevitablemente visualizan imágenes desde diferentes ángulos. Cuando se observan imágenes médicas, se necesita una relación de luminosidad de al menos 350 cd / m² para radiología general y 500 cd / m² para mastografía, pero no todas las pantallas pueden garantizar que la relación de luminosidad se cumple cuando las imágenes se ven por fuera del centro. Esto puede afectar gravemente la interpretación. Los monitores de grado médico deben ser 100% compatibles con las pautas del ACR (American College of Radiology), preservando una luminosidad calibrada de 350 cd / m² para radiología general y 500 cd / m² para mastografía, además de alta relación de contraste y excelentes tonos de color bajo diferentes ángulos de visión.

 

"Una buena estación diagnóstica de trabajo con monitores de grado médico es un sistema que asegura brillo permanente y consistente a través del tiempo": Dr. Alfonso Lozano, Neurorradiólogo en el Centro de Imágenes.

 

CREANDO EXPERIENCIAS DE TRABAJO INTELIGENTES

Como el volumen y la complejidad de los exámenes de los pacientes continúa creciendo, los radiólogos se enfrentan al reto de aumentar su productividad. Por eso los monitores de grado médico pueden personalizarse a menudo para mejorar la lectura y así aumentar la eficiencia.

LAS VENTAJAS DE LA MULTIMODALIDAD
Existen varios tipos de estudios en imagenología (por ejemplo, RM, rayos X, CT, mamografías, etc.) que necesitan ser mostrados siguiendo estándares específicos. Contar con un monitor que nos permita interpretar todos estos estudios representaría un ahorro en tiempo, dinero e incrementaría la productividad de nuestro centro de diagnóstico. Muchos monitores de grado médico han sido diseñados específicamente para la proyección de imagen multimodal. Estos monitores permiten la visualización de múltiples modalidades (tanto en color como en escala de grises) en una sola pantalla, permitiendo comparaciones lado a lado y fusión de imágenes en cualquier momento, sin tener que cambiar de un monitor a otro.

MINIMIZAR LAS MANIPULACIONES
Los monitores de grado médico con pantallas más grandes permiten a los radiólogos ver las imágenes en su totalidad, sin necesidad de realizar panning o zooming, así como lecturas más efectivas al tener la capacidad de ajuste de imagen.

 

"Me ahorra un clic en cada imagen, aumentando significativamente mi velocidad de lectura en prácticamente todos los casos que veo": James Ruiz, MD, Radiólogo y Especialista en imágenes de mama.

REDUCIENDO LA TENSIÓN DEL CUELLO Y LA FATIGA OCULAR
Según un estudio realizado por The MarkeTech Group, el 87 % de los radiólogos experimentan algún tipo de malestar físico durante el diagnóstico de imágenes médicas. El 66 % presenta fatiga ocular, 56 % tensión cervical y 52 % dolor de espalda, debido a esto existen numerosas razones para mejorar la ergonomía en las estaciones de interpretación. Algunos monitores de grado médico cuentan con características incorporadas (para compensar la luz ambiental), incluso cuentan con cubierta antireflejante para protección ocular y disminuir la fatiga visual. Algunos de los mejores monitores de grado médico han sido específicamente diseñados para presentar imágenes dentro de un campo de visión óptimo y así mantener la agudeza visual sin esfuerzo. Optar por una sola pantalla más grande, en lugar de una estación de trabajo de múltiples monitores, eliminará los movimientos extensos de la cabeza y ojos para una mejor experiencia de lectura.

AUTOMATIZACIÓN DE TAREAS DE RUTINA
Para los profesionales de la salud no hay tiempo que perder. Pero con demasiada frecuencia, se pierde tiempo valioso en pequeñas tareas que, al final, pueden realizar durante largas horas. Es por eso que algunos monitores de grado médico ofrecen herramientas que ayudan automatizando las tareas rutinarias para llevar a cabo evaluaciones aún más eficientes. Por ejemplo,  permiten un cambio sencillo entre múltiples pantallas, personalización de perfiles de usuario, ajustes automatizados de perfiles de color y luminancia, etc. De esta manera, los radiólogos pueden acelerar su carga de trabajo con facilidad, es decir mayor productividad.

MAXIMIZA TU PRODUCTIVIDAD
Un monitor que se utiliza para interpretar imágenes médicas debe cumplir con estándares médicos (DICOM, MQSA, AAPM, DIN, JESRA...), de esta manera se garantiza al radiólogo una completa tranquilidad sobre su desempeño de lectura las 24/7. Esta supervisión y gestión se puede tener en toda la red de monitores dentro de un hospital.

CUMPLIMIENTO AUTOMATIZADO
Hoy en día las regulaciones para calibración, control de calidad y reportes de los equipos han tomado mayor fuerza alrededor del mundo, en donde muchos países están adoptando sus propias regulaciones y controles de calidad. Los monitores de grado médico automatizan calibraciones con el fin de garantizar el cumplimiento de normas y regulaciones 24/7, esto es exactamente lo que los hace confiables. Validados para trabajar como estaciones diagnósticas y con aplicaciones de PACS.

RADIÓLOGO, TRABAJO SIN INTERRUPCIONES
Como radiólogo, pocas cosas son menos frustrantes que ser interrumpido durante la lectura de estudios. Por eso, muchos monitores de grado médico vienen con la opción de realizar calibraciones remotas basadas en la nube sin interrumpir el flujo de trabajo del radiólogo, y así lograr un máximo rendimiento.

FÁCIL CONTROL
El crecimiento en teleradiología, la colaboración remota, las múltiples estaciones en los hospitales… significa que las imágenes médicas deben ser consistentes, en cualquier momento, en cualquier lugar. Excepcionales monitores de grado médico vienen con software de calidad avanzado que permite automatizar las calibraciones, los reportes, manejo de incidentes y sobre todo el seguimiento oportuno del monitor.

 

"MediCal QAWeb es una gran herramienta para nosotros, ya que reduce la mano de obra necesaria para mantener nuestro monitor de visualización de imágenes médicas en un nivel óptimo": Centro Médico Regional del Condado de Riverside.

CUIDANDO TU INVERSIÓN
Cuando se trata de comparar pantallas comerciales con monitores de grado médico, el viejo refrán sigue diciendo la verdad: “La solución de menor precio no siempre es el más rentable”. Así es como la inversión de un monitor de grado médico puede ayudarle ahorrando una tonelada de dinero a largo plazo.

REDUCCIÓN DE COSTO DE EQUIPO
Los monitores de grado médico pueden ahorrar dinero en equipamiento. Validados para trabajar como estaciones diagnósticas y con aplicaciones de PACS, a diferencia de las pantallas comerciales. Al final, eso puede ahorrarle tiempo y costos extras al invertir en equipo/software adicional y adecuaciones para un correcto funcionamiento. ¡El tiempo es dinero! Por ejemplo una pantalla multimodal todo en uno, puede reemplazar una serie de monitores con distintos fines. En este caso, el valor total de la inversión es menor que con un conjunto de monitores independientes.

REDUCCIÓN DE GASTOS DE OPERACIÓN
El costo de su equipo de visualización no termina con su precio de compra. Para poder obtener una imagen completa, necesita considerar el valor de los servicios, soporte y la infraestructura. Debido a las diferentes regulaciones, requisitos técnicos y a la necesidad de reportes detallados, la gestión de todos los monitores para adquisición e interpretación de imágenes médicas en un hospital no es tarea fácil. Los monitores de grado médico agilizan está tarea al automatizar estos procesos, liberando tiempo y recursos en su departamento de TI, esta es exactamente la razón por la cual el precio total de propiedad de los monitores a menudo es mucho menor que las pantallas comerciales.

Por ejemplo, en una instalación típica de tamaño mediano con 20 monitores de grado médico, la solución de Barco QAWeb podría reducir los costos de control de calidad y servicio en más del 10 %. Beneficios adicionales son el hecho de que pueden enfocarse en otras prioridades y en procesos administrativos.

MAYOR LONGEVIDAD
Aunque las pantallas comerciales pueden parecer que tienen todo lo que se necesita a primera vista, fallarán significativamente a largo plazo. Los monitores de grado médico son los únicos con alto brillo durante toda su vida útil, garantizando en todo momento el cumplimiento de los estándares y normas médicas. Por eso también tienen un período de garantía más largo (normalmente de 3 a 5 años). Además, el aseguramiento avanzado de la calidad y los reportes de mantenimiento ayudan a prolongar la vida de estos monitores. Un largo ciclo de vida del producto es la clave...

 

"Aparte de la calidad superior, estos monitores son súper fáciles de usar y de bajo mantenimiento": Dr. Jyoti Arora, Radiólogo Senior en Medicity.


Categoría de producto:
Imágenes médicas y medicina nuclear - Pantallas para diagnóstico general
Palabras relacionadas:
Proveedores de pantallas de grado médico, proveedores de monitores médicos, diferencias entre monitores convencionales y monitores clínicos, pantallas para lectura de imágenes diagnósticas, monitores para mamografías, monitores para radiografías
Información de origen comercial