Promocione sus productos o servicios con nosotros
Düsseldorf, Alemania - Junio de 2018

Nuevo procedimiento quirúrgico podría tratar la presión arterial alta

Según un ensayo existiría una operación dirigida a los nervios conectados al riñón que reduciría de manera significativa la presión arterial en pacientes.

Según resultados de un ensayo liderado por la Universidad Queen Mary de Londres, en el Reino Unido, existiría una operación dirigida a los nervios conectados al riñón que reduciría de manera significativa la presión arterial en pacientes con hipertensión.

Si los hallazgos se confirman en ensayos clínicos más extensos, la cirugía podría ofrecer esperanza a los pacientes con presión arterial alta que no responden a los medicamentos y que tienen un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, incluidas el accidente cerebrovascular y el ataque cardíaco. Así lo señala una noticia del portal de la feria y foro alemán en tecnología médica MEDICA.

La prueba clínica internacional, realizada entre 2017 y 2018 por el Centro de Investigación Biomédica NIHR Barts, en el Hospital de San Bartolomé, en el Reino Unido, probó una operación de una hora llamada denervación renal que utiliza energía de ultrasonido para interrumpir los nervios entre los riñones y el cerebro los cuales llevan señales para controlar la presión sanguínea. Los resultados se publicaron en la revista The Lancet.

“Se necesitarán ensayos para confirmar la eficacia y seguridad de la tecnología, pero se espera que puedan conducir a la terapia de denervación renal que se ofrece como una alternativa a los medicamentos de por vida para la hipertensión”, señaló el investigador Melvin Lobo de la Universidad Queen Mary de Londres.

Se necesitarán ensayos para confirmar la eficacia y seguridad de la tecnología, pero se espera que puedan conducir a la terapia de denervación renal que se ofrece como una alternativa a los medicamentos de por vida para la hipertensión”,

señaló el investigador Melvin Lobo de la Universidad Queen Mary de Londres.

Un total de 146 pacientes de los Estados Unidos, Francia, Alemania, Holanda, Bélgica y el Reino Unido, fueron escogidos de forma aleatoria para recibir denervación renal o un procedimiento simulado, el equivalente quirúrgico de un placebo. Estos últimos también permanecieron sin tomar medicamentos para la presión arterial durante dos meses a menos que se superaran los niveles especificados.

Después de los dos meses trascurridos, el grupo de denervación renal experimentó una reducción de 8.5 mmHg en la presión arterial, que fue mayor en comparación con la del grupo simulado de 6.3 mmHg. Más del 66 % de los sujetos tratados con denervación renal demostraron una reducción de la presión arterial de 5 mmHg o mayor, confrontada con el 33 % en el grupo simulado. No se informaron eventos adversos importantes en ninguno de los grupos.

Según el doctor Lobo, “estos resultados no dejan ninguna duda de que esta terapia basada en ultrasonido funciona para mejorar el control de la presión arterial, al menos a corto plazo”.

Sin embargo, el estudio tiene limitaciones, incluidas el breve tiempo de seguimiento. Esto se hizo por razones de seguridad para minimizar la duración de los pacientes que no toman medicamentos antihipertensivos. Se necesitará un rastreo más prolongado de este ensayo y números adicionales de personas tratadas para proporcionar una mayor seguridad y excluir los eventos adversos raros.


Palabras relacionadas:
síntomas de la presión arterial alta, diagnóstico de presión alta, prevención y tratamiento de la presión arterial alta, procedimientos para bajar la presión arterial.
x
MANUEL
06 de julio de 2018 a las 12:30

Saben si ya se realiza este procedimiento en México? Gracias


Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía