Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2012

Nuevas tendencias en la telemedicina

Equipo editorial de El Hospital

Especialistas en salud digital de EE.UU., Argentina y Venezuela, participaron de una jornada sobre nuevas tendencias mundiales en el campo de la telemedicina.

En la actualidad, las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TICS) cobran mayor relevancia gracias al portafolio de oportunidades que ofrecen al permitir la comunicación instantánea de audio y video para incrementar el acceso a los conocimientos médicos, brindar servicios con valor agregado y lograr la satisfacción del paciente al superar las barreras geográficas, de infraestructura y acceso. Se desarrollan nuevos conceptos como la información por demanda (googlear), movilidad (apps) o redes (followers).

Pero aunque las herramientas existen, por sí solas no funcionan. Para su puesta en marcha requieren de trabajo colaborativo, acceso real y de calidad a nuevas tecnologías, empoderamiento del usuario (paciente-médico) y cambio en el modelo de atención.

Para la doctora Giselle Ricur, Fundadora del Capítulo Latinoamérica y el Caribe de la American Telemedicine Association (ATALACC) y una de las participantes de la jornada de actualización en telemedicina organizada por las compañías Welch Allyn y Cisco a principios de julio en Bogotá, las predicciones apuntan a avances revolucionarios en el diagnóstico remoto por tecnología digital. Señala además que las inversiones en el mercado global de la telemedicina crecerán alrededor de un 20% entre el 2011 y el 2015.

Uno de los factores que fortalecen el desarrollo de la telemedicina, es la alta tasa de enfermedades no transmisibles en países de bajos ingresos y cuyo costo asistencial global llegará a los US$ 47 trillones en el 2030, según el Foro Económico Mundial. En el control de enfermedades crónicas o degenerativas, la telemedicina domiciliaria y la Historia Clínica Electrónica (HCE) compatible e interoperable, juegan un papel importante.

Según la especialista argentina, la telemedicina en Latinoamérica solo va a ser efectiva del todo cuando esté vinculada por defecto a los sistemas de salud, pues en muchos países aún predomina un acceso limitado a los servicios debido a las distancias y a la diferencia de clases sociales.

Limitaciones y retos
La salud por vía digital, a pesar de lo fácil y efectiva que parezca, tiene algunas limitantes. De acuerdo con Rafael Rangel, Profesor en Medicina Predictiva Digital de la Universidad Simón Bolívar, de Caracas, Venezuela, hay trabas como la captura digital segmentada, la ausencia de un ecosistema digital estandarizado, los portales pasivos o desactualizados en salud y la información médica inexacta, fragmentada o falsa que se pueda transmitir por los medios digitales.

Desde otro punto de vista lo ve el doctor Antonio Hernández, Director del Comité Internacional del Colegio Americano de Ingeniera Clínica (ACCE), para quien más que limitaciones, existen retos a nivel del Estado que deben superarse para que la telemedicina tenga una mayor aplicación en los centros sanitarios.

“Muchos países son dependientes de la tecnología y carecen de políticas claras en ciencia y tecnología en salud. El  desarrollo de la regulación de dispositivos médicos es todavía incipiente, son pocos los programas académicos en biotecnología y aún hay un alto porcentaje de equipos viejos o no usados en los centros de salud”, afirma.

Para Hernández, el establecimiento de un sistema de información en salud se logra con un registro universal y unificado similar a la cédula, como lo es el Registro Clínico Electrónico, el cual define como “el corazón de los sistemas de información clínica”.

El paradigma en la atención hospitalaria ha cambiado al pasar de basarse en los servicios para estar centrada en los pacientes. Es así como se desarrollan las tecnologías de punto de cuidado, los dispositivos de monitoreo personal, el concepto de autocuidado de la salud, el monitoreo domiciliario y la telemedicina.

Por otro lado, la tecnología de la comunicación cobra relevancia para la telemedicina con el creciente uso de tecnologías inalámbricas (telefonía celular, teléfonos inteligentes, dispositivos implantables de radiocomunicación y posicionadores geográficos GPS), la fibra óptica, los satélites y las líneas terrestres.

Otros desarrollos que comienzan a tener importancia para la telemedicina están en la mecatrónica, la nanotecnología, la biotecnología y los sistemas expertos generadores de decisiones como la inteligencia artificial y las redes neurales.

El reto actual para los hospitales y clínicas frente a la gestión tecnológica en general, comienza por transformar la simple gestión de equipos mediante el manejo de inventarios, mantenimiento y reparaciones, en una verdadera gestión tecnológica basada en una planificación estratégica que contemple la gestión de bienes y proveedores con énfasis en calidad, integralidad y seguridad; y un soporte técnico bajo el modelo de help desk que también preste servicios en capacitación, instalación, integración y actualización de equipos y programas.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados