Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2018 Página 2 de 3

Nuevas aplicaciones del PET-CT en estudios del tórax

Sergio Criales, MD*, con la colaboración de Eunice Alejandra Lara G., MD**

Muchos avances en el tratamiento del cáncer de pulmón se deben a la tomografía por emisión de positrones-tomografía computada, que requiere una mayor atención.

Un estudio realizado para evaluar la capacidad del FDG PET-CT como herramienta de seguimiento, al menos una vez al año en 101 pacientes post operados, sin evidencia clínica o radiológica de recurrencia, demostró que los hallazgos positivos pueden ser detectados con mayor frecuencia en el primero o segundo estudio, pero después de estos, el número de hallazgos positivos disminuye, por lo cual, la relevancia de estos hallazgos positivos en la sobrevida de los pacientes es aún ignorada (3).

Es necesaria más investigación en estos escenarios con respecto al costo-beneficio de usar rutinariamente CT vs PET-CT, aunque la evidencia hasta ahora parezca indicar grandes ventajas.

33-88 % de los casos el PET-CT puede cambiar el manejo de los pacientes

Con el advenimiento de las terapias blanco y la medicina personalizada que estas conllevan, la investigación también deberá desarrollarse aún más en los nuevos radio fármacos que han demostrado tener utilidad para la evaluación de la respuesta a determinada terapia blanco (5). Tal es el caso de 18F-flurotimidina, marcador de la proliferación celular, utilizado en  la evaluación de respuesta temprana en pacientes tratados con inhibidores de la tirosin-cinasa contra la mutación EGFR (receptor de factor de crecimiento epidérmico, por su sigla en inglés) o el 11 C marcado con erlotinib, en pacientes que reciben terapia con este fármaco para poder diferenciar entre respondedores y no respondedores, o la 18 F-fluromisonidazol para detectar cambios en los niveles de hipoxia después de tratamiento dirigido para EGFR en pacientes con esta mutación presente en el tumor (6).

En el campo de lo no oncológico la investigación también se ha encaminado en el desarrollo de radiofármacos biológicos cuyo blanco sean marcadores de membrana, células inflamatorias, citocinas y reacciones vasculares en inflamación, que permitan mejorar la diferenciación entre un proceso benigno de malignidad.
Los receptores de somatostatina pueden encontrarse en abundancia en linfocitos activados y macrófagos, por lo tanto, los análogos de somatostatina marcados con 68 Ga- citrato, un emisor de positrones, son radiofármacos ideales para los estudios de enfermedades infecciosas (7). También el 11 C-acetato el cual se acumula en tumores, pero no en lesiones inflamatorias podría contribuir en la diferenciación entre inflamación y neoplasia en pacientes con tuberculosis.  Citocinas como la ciclo oxigenasa, metaloproteinasas, IL-2 y factor de necrosis tumoral, están siendo validadas en cuanto su potencial en enfermedades inflamatorias e infecciosas en modelos animales (7).

En los últimos años, se han expandido las aplicaciones cardiovasculares del PET-CT. La evaluación no invasiva del uso de glucosa cardiaca con FDG PET se considera la técnica más certera para diferenciar el tejido miocárdico viable de aquel sin potencial para recuperar la función (5). Esto permite seleccionar a los pacientes que podrían beneficiarse de procedimientos de revascularización, predecir adecuadamente la mejoría de la función ventricular global y regional, así como de los síntomas de falla cardiaca después de la revascularización, y puede además ser un fuerte predictor pronóstico. El FDG PET, gatillado, ayuda a su vez evaluar la función ventricular y parámetros tales como el volumen al final de la diástole, al final de la sístole y la fracción de eyección del ventrículo izquierdo.

Estudios comparativos para ambos métodos han mostrado buena correlación entre la resonancia magnética (RM) gatillada y el PET con FDG para tales efectos (8,9). También se ha reportado que el PET con FDG tiene una correlación de moderada a alta con la RM cardiaca y la TC cardiaca para la evaluación del volumen del ventrículo derecho y la fracción de eyección, además de proveer de manera simultánea información sobre su función y el metabolismo de la glucosa cardíaca. Una elevada acumulación de FDG en el miocardio del ventrículo derecho correlaciona con marcadores pronósticos en pacientes con hipertensión pulmonar, tales como la disminución de la capacidad para realizar ejercicio, elevación del péptido natriurético sérico cerebral y variables ecocardiográficas de la función de la válvula tricúspide (8,9).

El futuro debe ir enfocado en lograr que el PET-CT sea un método competitivo”

También se ha estudiado el papel importante del PET en sarcoidosis cardíaca., demostrando que el PET con FDG es capaz de detectar sarcoidosis en etapa temprana, cuando existen pocas anormalidades de perfusión y elevada actividad inflamatoria, antes del desarrollo de la fibrosis avanzada y el deterioro miocárdico. Análisis comparativos con Galio-67 y Tc 99 m sestamibi mostraron que el FDG PET puede detectar sarcoidosis cuando la gamagrafía con Galio-67 y Tc 99 m sestamibi es negativa. Otros que comparan el FDG PET con la RM cardíaca evidenciaron que el primero correlaciona con niveles elevados de enzima convertidora de angiotensina (ECA), en contraste con la RM, sugiriendo que el PET puede ser más útil para la evaluación de la enfermedad y seguimiento de la respuesta a tratamiento. Además, el PET-CT puede ser útil para la evaluación completa de estos pacientes, por el involucro pulmonar o mediastinal que puede tener la enfermedad, y permitir la detección temprana de lesiones clínicamente silentes o no sospechadas, a la vez de poder demostrar los sitios potenciales para biopsiar (7,8,9).


Palabras relacionadas:
EH1018ESPIDPETCT, tratamiento del cáncer de pulmón, el valor del FDG PET-CT, uso del PET-CT en el seguimiento de pacientes asintomáticos, CT vs PET-CT, aplicaciones cardiovasculares del PET-CT, el papel importante del PET en sarcoidosis cardíaca, evidencia de la competitividad del PET-CT.

Acerca del autor

 Sergio Criales, MD*, con la colaboración de Eunice Alejandra Lara G., MD**

Sergio Criales, MD*, con la colaboración de Eunice Alejandra Lara G., MD**

*Jefe del Departamento de Radiología e Imagen del Instituto Nacional de Cardiología Dr. Ignacio Chávez, de la Ciudad de México. Fellow en PET-CT de la Universidad de California, Estados Unidos. **Radióloga en el Instituto Nacional de Cardiología Dr. Ignacio Chávez, de la Ciudad de México.
x
Jaime
11 de octubre de 2018 a las 16:23

Interesante y actual. Quisiera saber qué papel tiene el PET/CT en estadifucacion de cáncer Mamario en etapas clínicas 1 y II ? Gracias

Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados