Promocione sus productos o servicios con nosotros
Sidney, Australia - Agosto de 2018

Nueva tecnología para la detección temprana de la diabetes tipo 1

Investigadores combinaron las tecnologías de laboratorio en un chip, con un avance en el descubrimiento de las células beta productoras de insulina.

Investigadores de la Universidad RMIT y la Universidad de Sidney, en Australia, combinaron las tecnologías de laboratorio en un chip, con un avance en el descubrimiento de las células beta productoras de insulina, lo que permitiría predecir con precisión si un niño está en riesgo de contraer la enfermedad crónica.

Los científicos involucrados en el proyecto esperan que su kit de detección pueda usarse en un futuro como una prueba estándar para recién nacidos, detectar la enfermedad en sus etapas iniciales y facultar el desarrollo de tratamientos para retrasar o incluso prevenir su aparición. En la actualidad, no hay una prueba temprana para la diabetes tipo 1 y cuando alguien es diagnosticado, cerca del 70 % de sus células críticas productoras de insulina han sido destruidas, indica el portal de la feria y foro alemanes de tecnología en salud MEDICA.

El kit de detección que se desarrolla es rentable y fácil de usar, no requiere conocimientos técnicos especializados ni análisis costosos. Ser capaz de detectar bien esta enfermedad, antes de que tenga oportunidad de progresar, sería un cambio de vida para los 2.400 australianos diagnosticados con diabetes tipo 1 cada año, dijo el profesor Vipul Bansal, director de Ian Potter NanoBioSensing en las instalaciones de la Universidad RMIT.

La tecnología desarrollada por los expertos utiliza un microchip y un sensor para detectar marcadores en la sangre que pueden identificar la pérdida temprana de células beta; estas se encuentran en el páncreas y son la única forma del cuerpo de producir insulina, la hormona reguladora del azúcar que las personas con diabetes tipo 1 no pueden producir, señala MEDICA.

Los investigadores de la Universidad de Sidney descubrieron con anterioridad alrededor de 20 biomarcadores en la sangre que pueden pronosticar la salud de las células beta. La colaboración con la Universidad RMIT se basa en este avance, con el objetivo de preparar un dispositivo de punto de atención para probar estos biomarcadores y producir resultados en cuestión de minutos.

Hoy en día ya desarrollaron un sensor de prueba de concepto recubierto con nanopartículas especiales; este puede detectar de manera confiable la presencia de biomarcadores seleccionados y cambia de color si una molécula particular está presente en la sangre, revela MEDICA.

La siguiente etapa consiste en ampliar las capacidades del sensor y miniaturizarlo en un chip microfluídico del tamaño de un sello postal. Un chip de este tipo contiene pequeños canales y bombas que pueden controlar el fluido con precisión. Si bien la sangre es difícil de manejar en los sistemas microfluídicos, los científicos de RMIT son pioneros en la tecnología que evita la necesidad de un procesamiento especial, señala la noticia.

El director de la instalación de investigación de Micro Nano de RMTI, el profesor Arnan Mitchell, manifestó a MEDICA que el resultado final sería una herramienta sencilla y confiable para los profesionales de la salud.

El prototipo que se construye en la actualidad será capaz de analizar solo un pinchazo de sangre de un paciente y proporcionar una puntuación que indique el riesgo de diabetes tipo 1; el objetivo final es frenarla o prevenirla. La prueba también podría impulsar el desarrollo de terapias para prevenir o retrasar la enfermedad. Se sabe que los componentes separados del dispositivo funcionan, por lo que ahora el desafío es unir el sensor y el chip en un solo dispositivo fácil de usar, puntualizó.

Palabras relacionadas:
diabetes tipo 1, pruebas y diagnóstico de diabetes tipo 1, enfermedades autoinmunes, producción de insulina, niveles de azúcar en la sangre
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Laboratorio, patología y banco de sangre