Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2020

Nueva fábrica de mascarillas N-95 en Xochimilco

El gobierno de la Ciudad de México y la UNAM se unieron para la creación y apertura de la fábrica de mascarillas para la bioseguridad del personal médico.

Para atender la demanda de materiales para la bioseguridad de todos los mexicanos, el Gobierno de la Ciudad de México, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y ATFIL, empresa incubada de la Facultad de Ingeniería, inauguraron la fábrica de mascarillas de protección y alta eficiencia N-95, ubicada en Xochimilco.

La jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, anunció hace un par de meses una serie de proyectos a desarrollar a través de RED ECOs, para hacer frente al COVID-19, además se mencionó que se contaría con la participación del sector privado y público.

Se tiene programada una producción diaria de 40,000 mascarillas destinadas al abasto de equipo de protección para el personal de hospitales y unidades de salud que atienden a infectados con SARS-CoV-2. Se calcula que al finalizar el 2020 se hayan producido más de seis millones de piezas de la versión mexicana de la mascarilla N-95. 

El secretario administrativo de la UNAM y corresponsable técnico del proyecto, Luis Agustín Álvarez dijo que la máxima casa de estudios ha sido la encargada de brindar el acompañamiento técnico, de supervisión y administrativo, para cumplir con todos los estándares de calidad que se requieren, según información del portal CANIFARMA.

Por su parte, José Fernando Rosas Fernandes, Director General de la Secretaría General de Desarrollo e Innovación Tecnológica de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTEI), mencionó que la inversión del proyecto fue de 3,5 millones de pesos (alrededor de USD 155mil), recurso que incluyó la instalación de maquinaria, equipo y producción.

Asimismo, a través de la RED ECOs, se llevan a cabo diversos proyectos tecnológicos como caretas de protección hechas con material de nanotecnología grafeno, cajas de intubación y la máscara de buceo, adaptador y filtro HEPA o ULPA bidireccional.

La ATF-95 ya cuenta con la certificación de  Comisión Federal para la protección de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), así como con el cumplimiento de las normas NOM-116-STPS-2009 y NIOSH 42 CFR 84 N95, de México y Estados Unidos, respectivamente. Para la aprobación y rectificación de los estándares de calidad, es necesario realizar las pruebas de penetración, donde se miden la filtración de partículas de cloruro de sodio en las capas de la mascarilla utilizando un fotómetro y el análisis por microscopía electrónica de barrido, que muestra la cantidad de gotas salinas que puede atravesar el material, que es menor de 0.5 micro milímetros (μm).


Palabras relacionadas:
Fábrica de mascarillas N-95 en Xochimilco, mascarillas para la bioseguridad del personal médico, RED ECOs, Gobierno de la Ciudad de México, la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, ATFIL, certificación de COFEPRIS, Comisión Federal para la protección de Riesgos Sanitarios, Secretaría General de Desarrollo e Innovación Tecnológica, bioseguridad en México, fábrica de mascarillas en Xochimilco.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria de tecnología médica

Documentos relacionados