Promocione sus productos o servicios con nosotros
Eindhoven, Holanda - Marzo de 2018

Novedoso procedimiento de enfriamiento del corazón podría limitar el daño por un ataque cardíaco

Desarrollado por cardiólogos en Holanda, el método consiguió el enfriamiento localizado del órgano principal durante un ataque al corazón.

Desarrollado por cardiólogos del Hospital Catharina de Eindhoven, en Holanda, un innovador método de enfriamiento del corazón consiguió, por primera vez en el mundo, una baja generalizada de temperatura localizada del órgano principal durante un ataque cardiovascular.

Al enfriar parte del corazón antes y después de la angioplastia, los especialistas creen que el daño de un ataque al corazón puede ser limitado. Así lo señala la nota publicada en la página de la Universidad Tecnológica de Eindhoven.

El procedimiento consiste en enfriar el órgano central de la circulación de la sangre hasta 4 o 5 grados al inyectar un líquido justo después del cierre en la arteria coronaria. La parte afectada del órgano se enfría durante diez minutos, en cuyo punto se abre la arteria coronaria con un pequeño globo, por lo que la sangre puede volver a fluir a la parte afectada. “Después de esto, se refresca el corazón de nuevo por otros diez minutos y se coloca un stent en la constricción”, explicó Luuk Otterspoor cardiólogo e intensivista.

En los pacientes que han sufrido un ataque cardíaco agudo existe el riesgo de que algo del tejido muscular del corazón muera. Por lo tanto, durante un procedimiento de angioplastia, la arteria coronaria estrecha se abre lo más rápido posible. Sin embargo, una vez que la sangre comienza a fluir de nuevo, siempre causa un daño adicional al músculo cardíaco. Las células de este músculo se hinchan y esta presión provoca que los capilares se cierren. El resultado es una lesión irreversible.

“Ese daño consecuencial o lesión por reperfusión, como se lo conoce, es lo que se quiere limitar con la práctica de este nuevo método. A nivel internacional se ha experimentado en modelos animales que la refrigeración funciona, pero hasta la fecha no ha sido posible localizar el enfriamiento del órgano humano”, señaló Otterspoor.

Ese daño consecuencial o lesión por reperfusión, como se lo conoce, es lo que se quiere limitar con la práctica de este nuevo método. A nivel internacional se ha experimentado en modelos animales que la refrigeración funciona, pero hasta la fecha no ha sido posible localizar el enfriamiento del órgano humano”,

señaló Otterspoor.

Se demostró en 10 pacientes que es posible enfriar una parte del corazón de forma segura durante un episodio de ataque cardiaco. “Se puede comparar con enfriar la rodilla después de una colisión deportiva por ejemplo, donde ocurre una reacción inflamada y la rodilla se hincha. Para evitar esta hinchazón, los músculos a menudo se enfrían de inmediato. Ahora se aplicó el mismo principio para el músculo cardíaco. Al enfriar la parte del órgano que se ve afectada por una arteria coronaria obstruida o constreñida, hay menos daño en el músculo después de que se abre la constricción. Creemos que esto en última instancia, puede reducir el impacto del ataque al corazón y el daño al órgano entre un 20 a 30 %”, aclaró el doctorando de la Universidad Tecnológica de Eindhoven.

La práctica realizada demostró que el método es seguro y en términos técnicos factible y realizable. Los cardiólogos esperan que esta nueva técnica aumente las posibilidades de supervivencia de los pacientes que han sufrido una ataque cardíaco y disminuya el riesgo de que ocurra lo mismo durante el resto de sus vidas, una complicación que es más probable que suceda si la personas ha tenido un episodio cardíaco previo.

El Centro Cardíaco y Vascular Catharina en Holanda, inicia un importante estudio de seguimiento europeo para probar la efectividad de este método y examinar cuáles son los beneficios para la salud de las personas que se sometan a un enfriamiento cardíaco local. La investigación se lleva a cabo en seis grandes centros cardíacos europeos, además del Hospital Catharina, participan los centros de Aalst en Bélgica, Glasgow en Gran Bretaña, Copenhague en Dinamarca, Orebro en Suecia y Budapest en Hungría. Un ensayo controlado aleatorio comparará el nuevo grupo de100 pacientes con otro de 100 que en la actualidad recibe el tratamiento de angioplastia tradicional anterior.


Palabras relacionadas:
Enfriamiento localizado del corazón, daños que provoca un ataque al corazón, cómo mitigar impactos por infarto cardiaco.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados