Promocione sus productos o servicios con nosotros
Lausana, Suiza - Diciembre de 2018

Novedoso implante de médula espinal ayuda a los pacientes paralizados a caminar de nuevo

Tres pacientes con paraplejia crónica pudieron caminar sobre el suelo gracias a la estimulación eléctrica precisa de sus médulas espinales.

Tres pacientes con paraplejia crónica pudieron caminar sobre el suelo gracias a los nuevos protocolos de rehabilitación que combinan la estimulación eléctrica precisa de sus médulas espinales, a través de un implante inalámbrico y la terapia asistida por peso.

Un neurocientífico de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, y una neurocirujana del Centro hospitalario Universitario de Vaud, los dos en Suiza, lograron después de meses de entrenamiento que los pacientes pudieran controlar los músculos de las piernas previamente paralizados y que dieran pasos por sí mismos. Los resultados de la investigación aparecen publicados en las revistas Nature y Nature Neuroscience.

El estudio llamado ‘Simulación de movimiento en superficie’, demostró que a diferencia de los hallazgos de otros dos trabajos independientes, sobre un concepto similar, la función neurológica persistía más allá de las sesiones de entrenamiento, incluso cuando se desactivaba la estimulación eléctrica.

La investigación logró un nivel de precisión sin precedentes en la estimulación de las médulas espinales. “La estimulación dirigida debe ser tan precisa como un reloj suizo. En este método, se implantaron una serie de electrodos sobre la médula espinal que permiten apuntar a grupos musculares individuales en las piernas. Las configuraciones seleccionadas de los electrodos activan regiones específicas de la médula, imitando las señales que el cerebro emitiría para dar la orden de andar”, explicó Jocelyne Bloch, del Centro Hospitalario Universitario de Vaud y quien colocó los implantes quirúrgicos.

La estimulación dirigida debe ser tan precisa como un reloj suizo. En este método, se implantaron una serie de electrodos sobre la médula espinal que permiten apuntar a grupos musculares individuales en las piernas. Las configuraciones seleccionadas de los electrodos activan regiones específicas de la médula, imitando las señales que el cerebro emitiría para dar la orden de andar”,

explicó Jocelyne Bloch, del Centro Hospitalario Universitario de Vaud y quien colocó los implantes quirúrgicos.

El desafío para los pacientes fue aprender a coordinar la intención de sus cerebros de caminar con la estimulación eléctrica específica, un proceso que no tomó mucho tiempo. “Los tres participantes del estudio pudieron andar con soporte de peso corporal después de solo una semana de calibración, y el control muscular voluntario mejoró de forma significativa dentro de los cinco meses de entrenamiento. El sistema nervioso humano respondió al tratamiento incluso de manera más profunda de lo que esperábamos”, señaló Grégoire Courtine, neurocientífico de la Escuela Politécnica Federal de Lausana.

Para administrar la estimulación eléctrica, se utilizaron mapas de activación de las neuronas motoras y modelos para identificar los patrones óptimos en diferentes grupos musculares y fue producida por un generador de impulsos controlado en tiempo real mediante comunicación inalámbrica, y cronometrado para coordinarla con el movimiento previsto.

“Los hallazgos se basan en una profunda comprensión de los mecanismos subyacentes que se obtuvieron durante años de investigación en modelos animales. Así se pudo imitar en tiempo real cómo el cerebro activa naturalmente la médula espinal”, dijo Courtine.

Los hallazgos se basan en una profunda comprensión de los mecanismos subyacentes que se obtuvieron durante años de investigación en modelos animales. Así se pudo imitar en tiempo real cómo el cerebro activa naturalmente la médula espinal”,

dijo Courtine.

A los pocos días de comenzar el tratamiento, los pacientes empezaron a caminar por una cinta y en el suelo con ayuda de arneses inteligentes mientras recibían estimulación. En posteriores sesiones de rehabilitación pudieron andar con las manos libres durante más de un kilómetro.

Estas sesiones largas y de alta intensidad resultaron cruciales para desencadenar la plasticidad, la capacidad intrínseca del sistema nervioso para reorganizar las fibras nerviosas, que conduce a una mejor función motora. Tras meses de entrenamiento, los pacientes controlaban de manera voluntaria los músculos de las piernas sin necesidad de estimulación eléctrica y dar algunos pasos por si mismos con las manos libres, destacaron los autores.


Palabras relacionadas:
Pacientes parapléjicos, lesión de médula espinal, implantes inalámbricos de médula espinal, tratamiento para la paraplejia crónica, estimulación dirigida para el tratamiento de la parálisis, estimulación eléctrica en pacientes paralizados, estimulación de la médula espinal.
x
Gabriela
06 de agosto de 2019 a las 08:49

Mi hija jaqueline sufrió una caída de dos pisos se fracturó la columna y su herida es T12 completa esta inmovilizada de la cintura para abajo,es muy difícil vivir con esto ella tiene 21 años, y hemos luchado la hemos pasado muy difícil, en verdad quiero creer que existe esta posibilidad para esa mejoría, yo como mamá daría mi vida si fuera posible para verla a ella sonreír nuevamente, por favor =Ome gustaría saber más detalles! Espero una respuesta ==L

Roberto
13 de julio de 2019 a las 17:26

Mi hermano tuvo grave infección en la parte superior de médula espinal y está paralizado del cuello a los pies respirando atravez de un respirador . Fue operado 2 veces para limpiar los abscesos en la médula hace 2 meses. Mi duda es si su tratamiento podrá ayudarlo? Donde está el centro?

Miguel
09 de febrero de 2019 a las 23:36

Soy de Perú tengo fractura de la columna a la altura de la 7ma vertebra cervical despues de año y medio postrado estoy caminando y haciendo una vida casi normal.


Sección patrocinada por

Otras noticias de Ortopedia y rehabilitación

Documentos relacionados