Promocione sus productos o servicios con nosotros
Bogotá D.C., Colombia - Octubre de 2013

Multitudinarias marchas en contra de la Reforma de la Salud en Colombia

Médicos generales, especialistas, estudiantes, residentes, demás profesionales y trabajadores del sector de la salud marcharon en las principales ciudades de Colombia para manifestar su desacuerdo con el proyecto de Reforma de Salud planteado por el Ministerio de Salud y Protección Social.

Según declaró el Secretario de Salud de Bogotá, Aldo Cadena, la red de hospitales del Distrito se sumó a la jornada de protestas porque el Gobierno Nacional ha ignorado las peticiones y reclamos que han hecho. “Ya no hay recursos para seguir amparando a los hospitales. En nuestro caso, las EPS (Entidades Promotoras de Salud) le deben a los hospitales de Bogotá 350.000 millones de pesos y en pocos días, si la situación continúa, tendremos que empezar a cerrar servicios. A esto se le suma la reforma a la salud que le da más gabelas a las EPS, les cambia el nombre simplemente”.

Por su parte, Yesid Camacho, uno de los directivos de la Asociación Nacional Sindical de Trabajadores y Servidores Públicos de la Salud, indicó que la protesta continuará en tanto la reforma tenga las mismas falencias de la Ley 100 y ponga obstáculos para que los pacientes accedan a servicios de alta complejidad. “Esa reforma mantiene el modelo de la Ley 100 y le consolida el negocio a las EPS, ahora convertidas en Gestores de Salud, crea la integración vertical en la baja complejidad y además, le aumenta las competencias a la baja complejidad” indicó.

Minutos previos al inicio de las manifestaciones, el diario de circulación nacional El Espectador publicó una noticia en la que indica que el Ministro Alejandro Gaviria se habría reunido con representantes de Facultades de Medicina de todo el país para conjurar una solución al inminente paro de la salud.

La fuente sugiere que en la reunión se habría pactado retirar el artículo que permitiría a hospitales y clínicas ofrecer programas de residencia médica, esto con la condición de que las facultades abrieran más cupos para residentes. De igual manera, indica que éstas se comprometerían a desarrollar con mayor transparencia sus procesos de selección de aspirantes a residencia médica.

Frente a las posibles consecuencias del paro de la salud, en un comunicado público la Superintendencia de Salud indicó que impondría multas a “quienes impidan, obstruyan, retrasen o alteren el acceso a la prestación normal de todos los servicios de salud, en especial aquellos cuya desatención podría afectar el derecho a la salud y la vida de los ciudadanos”.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Salud pública

Documentos relacionados