Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2015 Página 3 de 4

Monitores fetales (Parte 2)

Consideraciones para la compra

En la tabla de comparación en www.ecri.org se incluyen las recomendaciones del ECRI Institute para los requerimientos mínimos de desempeño de los monitores fetales. Estas unidades se utilizan para la monitorización de pacientes anteparto y/o intraparto.

Los monitores fetales deberán ser capaces de detectar, mostrar e imprimir un registro de la FCF y la AU. La unidad deberá suministrar valores numéricos y tendencias gráficas de la FCF y la AU. La pantalla digital y la grabadora de la unidad deberán indicar la FCF dentro de un rango mínimo de 50 a 210 lpm. El usuario deberá ser alertado mediante una indicación visual o audible si la FCF se encuentra por fuera del rango de medición del monitor. La pantalla también deberá mostrar los límites de alarma y el estado de cada parámetro monitorizado. La sonda de ultrasonido Doppler puede ser de onda continua o pulsada con una frecuencia de 1 a 2,5 MHz.

El monitor deberá proporcionar límites de alarma ajustables por el usuario para alta y baja FCF, así como para cualquier otro parámetro monitorizado (por ejemplo, ECG fetal, SpO2 materna, ECG materno). Un indicador audible y visual tendrá que estar presente para todas las condiciones de alarma.

En la cinta de registro se deberá anotar la fecha, la hora, la identificación del paciente o el número de la cama, el estado de la alarma y los signos vitales.

Los usuarios tendrán que considerar la capacidad de la unidad para interactuar con los sistemas de manejo de datos obstétricos. ECRI Institute prefiere las unidades que permiten la transmisión de los datos a un sistema de manejo de datos (es decir, para monitorización central y archivo) o a un sistema de monitorización central.

El monitor fetal deberá ser capaz de distinguir la FCF de la FCM, y en el caso de fetos múltiples, poder distinguir una FCF de la otra. Además, tener la capacidad de ser interconectado de modo opcional con otros monitores de pacientes (por ejemplo, oxímetros de pulso, monitores de PANI).

Algunos monitores fetales son capaces de monitorizar el ECG, la oximetría de pulso y la PANI de la madre como parte integral del monitor. Esto puede proporcionar un ahorro de costos si el hospital aún no dispone de la monitorización materna independiente, que suele usarse conjuntamente con la administración de la anestesia epidural.

Algunas unidades cuentan con sistemas de telemetría en los que las señales de FCF y AU se transmiten por ondas de radio a un receptor en el monitor fetal. El proveedor deberá especificar la banda de frecuencia de operación (por ejemplo, 2,4 GHz ISM [industrial, científica y médica]), la asignación de canales y/o la técnica de modulación (p. ej., banda estrecha, espectro ensanchado por saltos de frecuencia, y cualquier cumplimiento de los estándares de comunicación inalámbrica (p. ej., IEEE [Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos] 802.11). La monitorización telemétrica es opcional y deberá seleccionarse con base en los requerimientos de la paciente.

Otras consideraciones

Los precios de los monitores fetales pueden oscilar entre US$2.000 y US$20.000, según los tipos de monitores y accesorios (p. ej., transductores, carros, gel, papel, cinturones) que se adquieran. Los monitores para múltiples fetos normalmente son más costosos que los indicados para un solo feto. Los elementos de telemetría también constituyen un gasto agregado significativo.

Los hospitales deberán considerar la tasa de nacimientos múltiples (p. ej., gemelos, trillizos), ya que este tipo de partos se han vuelto cada vez más comunes. Por lo tanto, una institución deberá determinar la cantidad máxima de monitores fetales que podrían ser utilizados y si una unidad que pueda monitorizar dos o tres frecuencias cardíacas simultáneamente sería beneficiosa.

Las consideraciones para la compra deberán incluir la facilidad de uso, la fiabilidad y el servicio de soporte. Los hospitales pueden adquirir contratos de servicio o servicios basados en el tiempo y los materiales del proveedor. El servicio también puede estar disponible a través de una organización de terceros. Un contrato de servicio debe garantizar que se realizará mantenimiento preventivo a intervalos regulares, reduciendo así la posibilidad de que surjan gastos de mantenimiento inesperados.Asimismo, muchos proveedores no extienden las garantías de funcionamiento y tiempo de actividad del sistema más allá de la duración de la garantía original, a menos que esté cubierto por un contrato de servicio.


Palabras relacionadas:
Comparativas de producto, comparación de equipos médicos, informes del Instituto ECRI, monitores de cabecera fetales, cardiotocógrafos, monitores intraparto, detectores de latidos fetales, monitores de latidos fetales, doppler fetal, monitor de ritmo cardíaco fetal
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Ginecoobstetricia y pediatría

Documentos relacionados