Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2016 Página 3 de 4

Monitores de signos vitales (Parte 1)

ECRI Institute

Los sensores utilizados en un dedo de la mano o del pie, la nariz y la oreja, son sensores de transmitancia.  No obstante, es posible utilizar sensores de reflectancia planos, los cuales miden la intensidad de la luz reflejada (retrodispersada) desde la piel (e.g., sensores para la frente).  Dependiendo de la aplicación, se puede preferir un tipo de sensor (e.g., los sensores de reflectancia para la frente pueden tener ventajas en salas de cirugía en pacientes con trauma que tienen lesionados o mal irrigados los lugares para los sensores de transmitancia).  Los sensores de reflectancia pueden responder más rápidamente a la desaturación que los sensores de transmitancia, especialmente en pacientes con mala perfusión periférica.

Para muchos oxímetros hay disponibilidad de sensores desechables y reutilizables.  Los sensores reutilizables incluyen sondas tipo pinza de resorte, que se pueden colocar en un lugar de medición (e.g. dedo, oreja).  Los sensores desechables, para uso en un solo paciente, usualmente son sensores adhesivos que se pueden colocar en un lugar de medición (e.g., dedo de la mano, dedo del pie, pie).  Los sensores están disponibles en tamaños apropiados para adultos, niños y neonatos.  Es importante utilizar el tipo de sensor diseñado para el paciente a controlar.

Temperatura

Los termómetros electrónicos constan de una sonda sensible a la temperatura y de una pantalla digital.  Un termistor o sensor de termopar en la sonda produce señales eléctricas que varían con los cambios en la temperatura; estas señales son convertidas a la imagen de la temperatura.   Los termistores están compuestos de óxidos de metal (e.g., manganeso, níquel, cobalto, hierro, zinc) sinterizados en alambres o fundidos en varillas o núcleos.  La resistencia de estos óxidos de metal disminuye a medida que aumenta la temperatura y viceversa; de este modo, la resistencia de la sonda se puede convertir en la lectura de la temperatura.  Los termistores tienen rápidos tiempos de respuesta, son pequeños y altamente sensibles a los cambios de temperatura.

Los sensores de termopar constan de dos metales diferentes (tales como cobre y constantan, una aleación de cobre-níquel) acoplados en una unión.  El termopar genera un voltaje que es proporcional a la diferencia en la temperatura entre la unión del termopar (sensor) y la unión conformada por la conexión con el monitor.  El monitor compensa la temperatura de esta segunda unión de tal manera que puede mostrar en pantalla la temperatura del sensor que ha sido colocado en el paciente.  Las sondas de termopar son precisas, pequeñas y muy estables y responden rápidamente a los cambios de temperatura.

El tiempo global de respuesta de los diferentes termómetros varía debido a las diferencias en los circuitos y, en menor grado, a las diferencias en la sonda y en el diseño de la cubierta de ésta.  La punta de la sonda, usualmente más fría que el cuerpo del paciente, causa una caída inicial de la temperatura y pueden pasar desde unos segundos hasta un minuto para que se equilibre y se muestre en la pantalla, dependiendo del modo de funcionamiento: las pantallas del modo Ready-State muestran la temperatura real final después de equilibrarse el sensor, en tanto que el modo predictivo mide la tasa inicial de cambio de la temperatura y muestra una temperatura final teórica extrapolada a partir de una curva estandarizada de temperatura versus tiempo.  La termometría predictiva es más rápida que la termometría Steady-State, pero su precisión es más difícil de verificar.  Las sondas de termómetros predictivos requieren también ser colocadas de manera rápida y precisa ya que empiezan a calcular la temperatura a partir del contacto inicial con el tejido corporal.

La mayoría de unidades ofrecen ambos modos operacionales, que se intercambian manualmente (oprimiendo un botón o interruptor o desconectando y reconectando la sonda) o automáticamente.  Las unidades de intercambio automático pasan del modo predictivo al Steady-State en respuesta a temperaturas ambientales de 35°C (95°F) o más; de lo contrario, el circuito predictivo calcularía la tasa inicial de cambio de temperatura con base en la alta temperatura ambiental, produciendo erróneamente lecturas altas.

Debido a los diferentes diseños de las sondas, algunas son más cómodas que otras para los pacientes y algunas se pueden mantener en posición más fácilmente que otras.  Las sondas orales, rectales y axilares están construidas en metal, plástico rígido o flexible, o en plástico rígido con punta metálica. Aunque el mismo tipo de sonda se puede utilizar en localizaciones oral y axilar, varios fabricantes ofrecen sondas diferentes para uso oral y rectal para evitar el riesgo de contaminación cruzada.  Cuando se ofrece una sola sonda para todos los usos, las fundas de sonda oral y rectal pueden tener diseños diferentes.  Las cubiertas removibles evitan que el ensamblaje de la sonda tenga contacto directo con el paciente y se contamine; con cada paciente se utiliza una nueva cubierta para evitar la contaminación cruzada.  La sonda se inserta dentro de la cubierta y se retira presionando un botón eyector o empujando la sonda manualmente.  Las cubiertas pueden ser de plástico opaco rígido o flexible o de polietileno transparente blando.  Algunos vendedores ofrecen ahora medidores infrarrojos de temperatura temporal o timpánica.


Palabras relacionadas:
Monitores de signos vitales, mercado de monitores de signos vitales, uso de monitores, dispositivos para medir signos vitales
x
José de la Rosa
11 de marzo de 2019 a las 07:03

Este pequeño tutorial es excelente. Muchas gracias por desarrollar esta página tan maravillosa.

Claudia
20 de febrero de 2018 a las 12:01

hola me gustaria saber que precio tiene este monitor.


Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados