Promocione sus productos o servicios con nosotros
Enero de 2009 Página 1 de 5

Monitores de apnea

ECRI Institute

Comparación de producto de ECRI que cubre los monitores de apnea modulares e independientes para uso en los hospitales o en las casas.

Propósito
Los monitores de apnea detectan el cese de la respiración (apnea) en los niños y en los adultos que se encuentran en riesgo de presentar falla respiratoria, y alertan sobre la situación a los padres o al cuidador. La apnea se clasifica en tres tipos: central, obstructiva y mixta. La apnea central ocurre cuando el cerebro deja de enviar señales a los músculos respiratorios, a pesar de que el paciente tiene mecanismos fisiológicos respiratorios aparentemente normales. La apnea obstructiva se produce cuando el flujo aéreo está interrumpido, debido a una obstrucción de la vía aérea superior. La apnea mixta tiene elementos tanto de la apnea central como de la obstructiva. Aunque existen algunos grupos definibles de pacientes que están en riesgo de presentar falla respiratoria, no se ha descubierto ninguna patología subyacente clara para trastornos respiratorios tales como la apnea.

Algunas pausas respiratorias prolongadas dan como resultado bajas concentraciones de oxígeno en el cuerpo, que pueden llevar a un daño cerebral irreversible y, en última instancia, a la muerte. Los bebés prematuros y los que tienen bajo peso al nacer son particularmente propensos a exhibir patrones de respiración apneica, pero los pacientes con trastornos que afectan el control respiratorio o que obstruyen el tracto respiratorio también son susceptibles, así como aquellos que están siendo destetados de farmacoterapia con supresores de la respiración. Dado que el inicio de la apnea es impredecible, y sus efectos pueden ser devastadores, los monitores de apnea se consideran necesarios, para proporcionarles un monitoreo constante a los que están en riesgo.

Principios de operación
Los monitores de apnea están diseñados para percibir la respiración y activar las alarmas visuales o audibles, cuando transcurre un determinado período de tiempo sin que se detecte una respiración. La respiración por lo general se percibe indirectamente. Los métodos de detección actuales incluyen la neumografía por impedancia, el monitoreo del dióxido de carbono al final de la espiración (ETCO2), las almohadillas de presión en el colchón, los sensores neumáticos abdominales y los monitores de sonidos respiratorios traqueales. Dependiendo del método de detección utilizado, se pueden detectar algunos o todos los tipos de apnea.

Los monitores que usan la neumografía por impedancia detectan cambios pequeños en la impedancia eléctrica, cuando el aire entra y sale de los pulmones y si cambia el volumen sanguíneo en la cavidad torácica. Estos monitores pasan una corriente segura, de baja amplitud y alta frecuencia (20 a 120 kHz), a través del tórax, por medio de dos electrodos colocados en los lados derecho e izquierdo del mismo. Las variaciones de impedancia en el tórax resultan en alteraciones de voltaje en el circuito detector del monitor, que son interpretadas como respiraciones. Los electrodos que se usan con los monitores de apnea de neumografía por impedancia también se utilizan para monitorear la actividad eléctrica del corazón.

Los sensores de movimiento tipo colchón típicamente monitorean los cambios en la capacitancia o en la resistencia de un transductor que se encuentra en el colchón. Los cambios de presión ocasionados por el movimiento respiratorio son detectados por el transductor e interpretados como respiraciones por el monitor.

Los sensores neumáticos abdominales también detectan las respiraciones cuando hay cambios de presión. Una cápsula sensible a la presión está incluida en un electrodo que se coloca sobre el abdomen, y los cambios de presión ocasionados por la expansión y la contracción del abdomen, durante la respiración, son interpretados como respiraciones.

Los métodos más directos de detección de la respiración monitorean el flujo de aire dentro y fuera de los pulmones, e incluyen termistores, sensores de presión de la vía aérea proximal y sensores de dióxido de carbono (CO2). Un termistor es un dispositivo sensible a la temperatura, que típicamente se coloca delante de la boca y/o debajo de la nariz. Cuando el paciente respira, el aire frío entra a los pulmones, es calentado por el cuerpo y se expulsa. Cuando el aire pasa por el termistor, los cambios de temperatura afectan su resistencia eléctrica y son registrados como respiraciones.

x
VERONICA
18 de febrero de 2019 a las 11:18

MI NIETA DE 2 MESES NECESITA ESTAR CONECTADA POR UN DIAGNÓSTICO DE APNEA, Y NOS GUSTARÍA PODER COMPRAR UN EQUIPO QUE PUEDA SER USADO EN CASA Y EN LA CALLE, CON MEMORIA. QUE VALOR TIENE, Y DONDE SE PUEDE COMPRAR. GRACIAS VERÓNICA

Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados