Promocione sus productos o servicios con nosotros
Querétaro, México - Febrero de 2018

Mexicanos aplican la electroquímica para la detección temprana del virus del papiloma humano

El método consiste en, mediante muestras de tejido cervical, estimular eléctricamente las oncoproteínas de dos variedades del virus con ayuda de un electrodo.

Investigadores del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (Cideteq), en Querétaro, México, en colaboración con la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Querétaro y el apoyo del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer ‘Dr. Felipe Núñez Lara’, de Querétaro, desarrollaron una metodología para la detección oportuna de proteínas oncogénicas del virus del papiloma humano (VPH) en el cuello uterino —o cérvix.

La metodología propuesta por los especialistas evalúa la respuesta electroquímica de proteínas aisladas a partir de las muestras de tejido cervical, sano e infectado con VPH.

Durante la investigación se logró preparar un electrodo capaz de separar oncoproteínas a partir de cada extracto de tejido cervical —como las E6 y E7— para analizar su comportamiento bioeléctrico mediante un proceso electroquímico, explicó el Dr. Juan Manríquez Rocha, investigador titular, en entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (Conacyt).

Las oncoproteínas E6 y E7 son utilizadas por dos variedades del VPH —16 y 18— para bloquear el sistema de defensa que tienen los humanos, la apoptosis celular. Esto le permite al virus perpetrarse y generar todas las problemáticas ya conocidas.

“Lo que nosotros hicimos fue estimular eléctricamente las oncoproteínas con ayuda de nuestro electrodo. Encontramos que la respuesta al estímulo eléctrico en el caso de las proteínas provenientes de tejido sano era completamente distinta a la de aquellas que provenían de tejido infectado con VPH, pero significativamente gradual como para poder establecer una diferencia entre las fases de neoplasia intraepitelial cervical (NIC) encontradas en las pacientes”, reveló Manríquez Rocha.

Lo que nosotros hicimos fue estimular eléctricamente las oncoproteínas con ayuda de nuestro electrodo. Encontramos que la respuesta al estímulo eléctrico en el caso de las proteínas provenientes de tejido sano era completamente distinta a la de aquellas que provenían de tejido infectado con VPH, pero significativamente gradual como para poder establecer una diferencia entre las fases de neoplasia intraepitelial cervical (NIC) encontradas en las pacientes”,

reveló Manríquez Rocha.

La NIC fue clasificada en tres fases por el equipo de investigación, I, II y III, donde la tercera significa la aparición de un precáncer con un proceso prácticamente irreversible, destaca el comunicado del Conacyt.

Aunque la siguiente etapa del proyecto es refinar el método, Manríquez asegura que la investigación ya puede dar resultados. “Una de las ventajas es que no se requieren especialistas en electroquímica para llevarlo a cabo, tan solo un técnico capacitado en el manejo del electrodo y del extracto de proteínas —que es algo muy sencillo— y aplicar la perturbación eléctrica correcta con un equipo electroquímico comercial”, agregó el médico en su entrevista para el Conacyt.

Según Manríquez, existen tecnologías que son parecidas pero que no han alcanzado la misma profundidad de resultados. En Colombia, por ejemplo, trabajan con otro tipo de electrodos que se introducen en el cérvix y también toman medidas bioeléctricas de esa zona. El problema es que a medida que va cambiando el tejido cervical por la infección, la respuesta bioeléctrica varía, aumentando de esta manera los márgenes de error en el diagnóstico.

En la actualidad las metodologías de diagnóstico del virus pueden involucrar errores humanos, la primera es la prueba de Papanicolaou. Si las muestras presentan anomalías, se realiza una prueba de colposcopia del cérvix y se toma un pequeño trozo del tejido cervical, que se manda a laboratorio. Allí, un especialista realiza una revisión visual y determina, con base en su experiencia, en qué fase de infección se encuentra el cérvix de la paciente y si esta condición puede progresar a cáncer cervical, explicó el investigador.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt. Obra bajo licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.


Palabras relacionadas:
Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (Cideteq), proteínas oncogénicas del virus del papiloma humano, respuesta electroquímica de proteínas aisladas del VPH, diagnóstico temprano del Virus del Papiloma Humano, neoplasia intraepitelial cervical (NIC), medidas bioeléctricas de muestras de tejido cervical, cáncer cervical, Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Querétaro, Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer ‘Dr. Felipe Núñez Lara’.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Ginecoobstetricia y pediatría

Documentos relacionados