Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Düsseldorf, Alemania - Septiembre de 2017

Método de imagen funcional podría diagnosticar enfermedad coronaria en el futuro

Un estudio encontró que los métodos funcionales de la proyección de imagen pueden ahorrar a los pacientes el apuro y los riesgos de una angiografía coronaria.

Un estudio reciente encontró que los métodos funcionales de la proyección de imagen pueden a menudo ahorrar a los pacientes el apuro y los riesgos de una angiografía coronaria (CAG, por su sigla en inglés).

Las técnicas de imagen funcional no son tan riesgosas como los procedimientos invasivos, además sirven para cuantificar diferentes parámetros como la perfusión del corazón y evaluar la función de este órgano al mismo tiempo. Son métodos precisos que le convienen al paciente y sus costos son más bajos.

La enfermedad coronaria puede causar arritmia cardíaca, insuficiencia cardíaca o ataque al corazón. Lo más importante es un diagnóstico temprano y confiable que ayude a tratarla y a reducir los factores de riesgo.

La CAG es un procedimiento invasivo muy utilizado. “Sin embargo, también hay métodos no invasivos. Por un lado, existen técnicas nucleares en las que se utilizan imágenes de perfusión miocárdica con isótopos radioeléctricos, como la técnica SPECT, de tomografía computarizada por emisión de fotón simple o la técnica PET, de tomografía por emisión de positrones. Por otro lado, hay imágenes de resonancia magnética que se basan en imágenes de perfusión miocárdica con agentes de contraste”, señaló el profesor de Medicina nuclear e Imagen molecular, Riemer Slart, adscrito a la Facultad de Ciencias médicas, en la Universidad de Groningen, en Holanda, para el portal MEDICA.

El método CAG expone al paciente a una dosis de radiación más alta que con las técnicas nucleares. El agente de contraste inyectado también puede causar efectos secundarios. La inserción del catéter puede provocar hemorragias en la ingle después o incluso un síndrome compartimental y, con menor frecuencia, complicaciones durante el procedimiento mismo. También es en comparación, más caro de usar.

En cuanto a la obtención de datos, con CAG se puede encontrar más información sobre la estenosis y la obstrucción de las arterias coronarias. Este método es bastante exacto en este aspecto porque su resolución de la imagen es alta. Sin embargo, Slart explica que “hay otra técnica que se avecina en estos días, la angiografía por tomografía computarizada. Con esta también se pueden realizar imágenes de las arterias coronarias y ver el grado de estenosis. No es tan exacta como CAG todavía, pero se acerca. Depende de cómo se mejore el procedimiento en los próximos años, tal vez podría reemplazar a CAG en el futuro”.

Para finalizar, el experto indica que las técnicas de imagen funcional también tienen desventajas, por ejemplo todavía concentran una dosis de radiación determinada, aunque menor que con CAG. La resonancia magnética puede ser un problema para algunos pacientes que tienen implantes como marcapasos.

La angiografía coronaria sigue siendo necesaria para los pacientes con dolor torácico agudo, así como para los que tengan un puntaje calculado de alto riesgo. Los pacientes no agudos que no cumplan los criterios de riesgo deben recibir imágenes no invasivas primero.


Palabras relacionadas:
Estudios con técnicas de neuroimagen, imágenes en vivo del sistema nervioso, neuroimagen funcional, avances en angiografía coronaria, técnicas para diagnosticar enfermedad coronaria, técnicas para diagnosticar angiografía coronaria, agente de contraste, noticias médicas de Alemania.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados