Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2017 Página 2 de 3

Médicos intensivistas colombianos propenden hacia la humanización del servicio

Carlos Bonilla

La AMCI realizó su congreso anual que buscó demostrar la importancia de la humanización en el servicio de las UCI en el mundo. Entrevista a su presidenta.

Recientemente dos de nuestros miembros más reputados, los doctores Norton Pérez Gutiérrez y Luis Horacio Atehortúa López, publicaron en esta revista un artículo al respecto, cuya lectura recomiendo (ver aquí) . Ellos analizaron los avances tecnológicos como una constante en la UCI desde su concepción, llevándonos a mejorar los desenlaces clínicos. Esto conlleva una monitorización cada vez menos invasiva, más real y exacta (minuto a minuto); permitiéndonos el uso de aparatos y dispositivos (ventiladores, terapias de soporte renal, entre otros) que funcionan mejor; con pruebas y tecnologías diagnósticas más rápidas y a la mano; siempre en procura de mejorar la atención y seguridad del paciente.

El ejercicio de la medicina crítica como especialidad implica, aparte del uso juicioso de estos avances tecnológicos, una alta exigencia académica; los intensivistas debemos mantenernos a la vanguardia en conocimientos, atentos al resultados de nuevas investigaciones, en constante actualización y entrenados manualmente para poder brindar una atención de calidad y ajustada a la lex artis del momento.

Sin embargo, desde hace tiempo reconocemos que esta tecnificación, que nos ayuda a ser más eficientes, nos puede llevar a perder el norte y a olvidarnos de que es la tecnología la que debe estar al servicio del paciente, y no al revés. Es por esto que aspectos menos “visibles” como la ética, la humanización, la comunicación, son de vital importancia en nuestro quehacer y formaron parte importante de la temática del congreso.

 

¿A través de cuáles buenas prácticas se puede lograr la verdadera humanización en la atención hacia el paciente en las UCI?

En general, las buenas prácticas están orientadas a lograr calidad con seguridad. Si lo abordamos desde lo escrito, algunas de las “buenas prácticas” tradicionales deben incluir el control del dolor y la integración de cuidados paliativos, así como unos cuidados de fin de vida adecuados. Sin embargo, personalmente, creo que más que hablar de buenas prácticas, tenemos que ver cómo lograr que lo que ya se hace bien desde lo técnico, se logre mejor desde lo humano, que con frecuencia tiende a pasar a un segundo plano. A veces en las unidades se priorizan los aspectos fisiopatológicos y olvidamos que es basados en la exploración de la persona que tenemos delante y su familia, en el reconocimiento de su "biografía", que debemos basar nuestra labor.

Hemos estado hablando de tecnología: estamos preparados para aliviar y mejorar los cuerpos, y eventualmente las mentes de las personas, esto lo hacemos muy bien; sin embargo, no siempre miramos los corazones. El sufrimiento humano abarca esferas adicionales a lo físico, que incluyen aspectos espirituales, morales, económicos... enfrentar también de esas caras del sufrimiento de nuestros pacientes y su familia, forma parte de nuestro deber ser. El impacto y las secuelas de la estancia en UCI pueden ser devastadoras para un ser humano y su núcleo familiar; debemos buscar no sólo la supervivencia sino también la satisfacción, el bienestar, la disminución de secuelas o el buen morir, lo que vaya a pasar.

Además, como trabajadores de la salud, sufrimos; como pediatra, es una realidad en mi vida: es imposible no involucrarnos en el dolor que presenciamos y acompañamos a vivir día a día. Debemos visibilizar que el cuidado del cuidador es importante, para disminuir entre otras cosas nuestro alto índice de desgaste profesional.

Aunque hemos avanzado, debemos reconocer que tenemos muchísimo camino por recorrer. En Colombia nos falta trabajar en algunos aspectos que incluyen: mejorar nuestro trato a los pacientes y familias (no solo en lo médico, sino también en lo humano); facilitar y hacer más amable el día a día de los que trabajamos en la UCI, ya que las unidades de cuidado crítico son un ambiente altamente estresante que favorece el desgaste profesional;¡ lograr que la estructura tanto de personal, como material (diseño, decoración) de los espacios físicos de la UCI propicien un ambiente mejor para pacientes y personal de la salud, entre otros.

Como dice Gabriel Heras, conferencista del congreso y líder de este movimiento, vivimos en un país de recursos limitados, pero esto no nos debe limitar la imaginación y las ganas.

 

¿Cómo creen que están a nivel de aplicación de nuevas técnicas y tecnologías los médicos intensivistas en Colombia y en comparación con el resto de Latinoamérica?

La verdad, para responder acertadamente esta pregunta tendría que haber viajado y conocido más; la información de la que dispongo es meramente personal y subjetiva.

Respecto a lo nacional: he tenido la oportunidad de trabajar en unidades de diferentes ciudades de Colombia, también he sido docente de cursos que se ofrecen a lo largo y ancho del país. Por ello, sé que los médicos intensivistas en Colombia disponemos de una gran cantidad de recursos tecnológicos; en algunas instituciones al nivel de las mejores de Latinoamérica. Sin embargo, lo que he evidenciado a lo largo de mis viajes, es que este nivel es muy cambiante, existe una gran variabilidad en la disponibilidad de recursos tanto tecnológicos como de talento humano; dependiendo del entorno, la unidad y la ciudad. La crisis de la salud, que nos afecta a todos, también limita las posibilidades económicas de hospitales y clínicas para contratar y pagar bien a personal idóneo y capacitado, así como para generar la renovación tecnológica necesaria; esto termina afectando la calidad de atención.


Palabras relacionadas:
Congresos de salud en Colombia, Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo, nuevas tecnologías para las UCI

Acerca del autor

Carlos Bonilla

Editor general de El Hospital.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados