Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2008 Página 3 de 4

Medicina versión 2.0: un nuevo encuentro médico-paciente

Juan Gabriel Cendales, MD*

Un estudio dirigido por la Federación Internacional de Hospitales, publicado por la Revista Hospitalaria en noviibre del 2004, mostró interesantes resultados que vale la pena mencionar. El 64% de los hospitales encuestados tienen o planean llevar a cabo una estrategia sobre e-salud. Entre los beneficios que esta estrategia le ha brindado a la organización están: aumento de la eficiencia (30%), reducción de los errores médicos (25%) y ahorro en dinero (15%). Consideran que entre los impedimentos principales para establecer esta estrategia están la muy baja aceptación de los médicos (23%), la elevada inversión (23%) y la incertidumbre (17%). El 52% utilizan en la actualidad sistias de registro electrónico de pacientes. Únicamente 12% iplean herramientas de educación virtual, pero se destacan la necesidad y la intención de implientar estos sistias en el área clínica, como lo menciona Harry McConnell, CEO de la Asociación Internacional e-Salud. Finalmente, lo más preocupante es que el 74% de los encuestados invierten únicamente el 1% en nuevas tecnologías.

En lo relacionado con la calidad de la prestación de servicios de salud y educación, al igual que el e-learning, los llamados sistias de soporte de decisiones clínicas (Clinical Decisión Support Systis) prometen elevados beneficios. Este tipo de aplicaciones permite la integración de guías de práctica clínica y algoritmos de decisión, dentro de sistias computarizados de registro e información de pacientes (como la historia clínica), para asesorar y ayudar en el abordaje diagnóstico y terapéutico. Estos sistias son capaces de informar “el paso a seguir” en el tratamiento de un paciente particular, dados sus diagnósticos, antecedentes y características diográficas, entre otros, así como de generar alertas de precaución ante potenciales interacciones medicamentosas, alergias farmacológicas, necesidad de adecuación de dosificaciones, etc.

De hecho, en los estudios controlados realizados por Bates et al. [7, 8] se encontró una reducción de 55 a 83% en errores graves en la formulación de medicamentos, con la implientación de sistias computarizados de formulación farmacológica. Por su parte, Evans et al. [9] diostraron que los sistias de soporte de decisión mejoran en forma importante las tasas de eventos adversos asociados al uso de antibióticos, y disminuyen los costos relacionados con la utilización de estos sistias. Adiás, una serie de estudios, realizados por Classen et al. [10], diostró una reducción de las tasas de infección hospitalaria por medio del uso de estos sistias.

Beneficios de valor
La implientación de tecnologías de información en el ámbito de la salud ha mostrado beneficios fehacientes sobre la optimización de los recursos económicos de las instituciones sanitarias. Aunque aún no se dispone de datos en América Latina, en los Estados Unidos algunos casos publicados han mostrado, en hospitales universitarios, un ahorro del 2 al 10% del presupuesto institucional, que corresponde a entre US$ 5 y US$ 26 millones al año [11, 12]. Adiás, se ha reportado una disminución de los periodos de estancia hospitalaria en 0,9 días [13].

Por su parte, incluso la implientación institucional parcial de sistias computarizados de asistencia clínica reporta beneficios financieros y asistenciales; de acuerdo con lo anterior, se ha diostrado que la aplicación de los programas de asistencia en antibioticoterapia disminuye la frecuencia de formulación de dosis excesivas de antibiótico hasta cinco veces, y las incompatibilidades por susceptibilidad idiosincrásica a un antibiótico determinado, hasta diez veces [9].

Quiero terminar mencionando que las nuevas tecnologías de información y comunicación definitivamente ofrecen un potencial ilimitado en el sector de la salud, ya que permiten eliminar las barreras geográfico-tiporales en la prestación de servicios de salud y en el flujo de datos. Esto adquiere especial relevancia en los países en vías de desarrollo, como los nuestros, cuyo sistia de salud solo alcanza una cobertura cercana al 50%.

Los computadores son los vehículos usados para cumplir estas metas, y estarán disponibles para la planeación y el cuidado del paciente, el seguimiento de la calidad, la toma de decisiones, la docencia y la investigación médica.

El objetivo es mejorar el sistia de salud. Contrario a lo que pueda pensarse, con tecnología y la colaboración de todos vamos a acercar el sistia de salud a los pacientes, a humanizar y mejorar la atención que hoy reciben las personas, sobre todo aquellas que viven en sitios apartados.

Acerca del autor

Juan Gabriel Cendales, MD*

Juan Gabriel Cendales, MD*

*Subdirector División de Educación, Miembro Institucional Medicina Crítica, Fundación Santa Fe de Bogotá, Colombia.
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados