Promocione sus productos o servicios con nosotros
Cambridge, Reino Unido - Octubre de 2016

Luz infrarroja ayuda en procedimiento para detectar signos tempranos de cáncer de esófago

Científicos del Instituto Cambridge de Investigación del Cáncer, en el Reino Unido, pulverizaron un tinte en las muestras de tejido de esófago tomadas de personas con el síndrome de Barret, una condición que aumenta el riesgo de que el cáncer evolucione en el órgano.
 
Los investigadores desarrollaron un endoscopio que utiliza la luz del infrarrojo cercano para detectar signos tempranos de advertencia de cáncer de esófago. La luz del infrarrojo brilla en el tejido y el tinte se adhiere a las células sanas del tubo de alimentación, pero no a las pre-cancerosas. Para realizar el procedimiento se utiliza una cámara especial que detecta la luz que el colorante revela, así lo describe un estudio publicado en el journal Biomedical Optics.

Anteriormente, los investigadores habían tratado este enfoque, pero con un tinte que emitió luz visible para detectar células precancerosas. Los problemas surgieron porque cuando las células se exponen a la luz visible, es natural que emitan la luminosidad a sí mismas lo que dificulta la distinción entre las sanas y anormales. Sin embargo, mediante el uso de un colorante que revela la luz del infrarrojo cercano, los científicos refinaron el proceso para que se pudieran diferenciar.

Esta técnica podría utilizarse para vigilar a personas con esófago de Barrett, que son las que tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer de esófago y detectar así los primeros signos de un posible desarrollo antes de que la persona presente algún síntoma, o el padecimiento propiamente. “Esta investigación nos da esperanza para la evolución de mejores técnicas que puedan detectar la enfermedad a tiempo”, afirma Sarah Bohndiek, científica en el Instituto Cambridge de Investigación del Cáncer en el Reino Unido.

Aún deben realizarse más pruebas antes de que los ensayos clínicos con pacientes puedan confirmarse para comprobar qué tan efectivo es el enfoque que podría salvar vidas. Sin embargo, para “las personas que corren un alto riesgo de desarrollar cáncer de esófago, la técnica permitiría que fueran estrechamente monitoreados. También, la eliminación de parches de células pre-cancerosas podría prevenir algunos casos de cáncer de esófago”, añadió la doctora Bohndiek.

Por su parte, Emma Smith, directora de comunicación de la ciencia en el Cancer Research en ese país aseveró: “La detección temprana es crucial si queremos curar más casos de cáncer y salvar más vidas. El cáncer de esófago es a menudo descubierto en una etapa avanzada, es decir, las tasas de supervivencia de la enfermedad se han mantenido persistentemente bajas”.

Hay alrededor de 7.800 muertes por este tipo de cáncer cada año en el Reino Unido. Para los hombres, es la cuarta causa más común de muerte. “Necesitamos con urgencia nuevas formas de detectar temprano la enfermedad. Este desarrollo podría conducir a una mejor manera, más económica, para detectar las señales de advertencia del cáncer de esófago”, puntualizó Smith.

 


Palabras relacionadas:
Signos y síntomas del cáncer de esófago, detección de signos iniciales de cáncer de esófago
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Oncología y radioterapia

Documentos relacionados