Promocione sus productos o servicios con nosotros
Mayo de 2009

Los hospitales deben ser seguros ante desastres

La OPS anunció que las instituciones de salud deben soportar desastres naturales y continuar brindando servicios durante y después de emergencias.

"En desastres, no podemos permitir que los hospitales también sean víctimas", dijo la Directora de la OPS, doctora Mirta Roses. "Sabemos que con el conocimiento actual, los recursos existentes y un fuerte compromiso político es posible reducir el impacto de desastres y emergencias y de crisis sanitarias en hospitales e instalaciones de salud. El precio es menor al que cabría esperar y mucho menor al que se paga cuando los establecimientos de salud fallan cuando más los necesita la gente".

Salvar vidas y atender a los lesionados son las prioridades después de cualquier desastre, dijeron los expertos participantes del panel. No obstante, estas funciones críticas dependen en buena medida en hospitales y centros de salud que a menudo sufren graves daños en desastres.

Tras el terremoto acaecido en abril en el centro de Italia, por ejemplo, completas secciones del principal hospital en L´Aquila tuvieron que ser evacuadas, según reportes de prensa. Tras el paso del huracán Katrina en el 2005, 17 de un total de 20 hospitales de Nueva Orleans fueron declarados inservibles debido a inundaciones. En el terremoto de 1985 en Ciudad de México colapsó un ala completa del Hospital Juárez, y murieron un total de 561 personas entre pacientes, médicos y personal de enfermería.

"Irónica y trágicamente, muchos de estos profesionales de la salud se contaban entre los más preparados para responder a un evento con gran numero de víctimas", dijo Roses. "Sin embargo, ninguna cantidad de preparativos pudo compensar el posible impacto sobre un hospital que simplemente era inseguro".

Más de la mitad de todos los hospitales en América Latina y el Caribe están ubicados en zonas que son de alto riesgo a fenómenos naturales, indicó Roses.

También en Ginebra, Suiza, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado a los gobiernos de sus Estados Miembros para emprender seis medidas esenciales para que las instalaciones de salud sean seguras durante las emergencias:

  1. Evaluar la seguridad de los hospitales.
  2. Proteger y formar al personal de salud para las emergencias.
  3. Planificar la respuesta a las emergencias.
  4. Diseñar y construir hospitales resistentes.
  5. Adoptar políticas y programas nacionales sobre hospitales seguros.
  6. Proteger los equipos, los medicamentos y los suministros.

La OPS ha desarrollado un Índice de Seguridad Hospitalaria que está siendo usado por un número de países de América Latina y el Caribe para determinar el nivel de seguridad de sus hospitales e instalaciones de salud de forma que puedan identificar qué pasos son necesarios para una mejora de la seguridad. Resultados preliminares indican que elementos no estructurales como detalles arquitectónicos y/o equipos contribuyen más a la vulnerabilidad que los factores estructurales.

La capacitación de trabajadores de la salud también constituye un aspecto crítico de los preparativos en hospitales, subrayó la doctora Ruth Berggren, del Centro de Ciencias para la Salud de la Universidad de Texas. Ella enfatizó que la capacitación del personal en preparativos, incluyendo entrenamiento en ética profesional, debería ser una parte esencial de las labores generales de preparativos de los hospitales.

"Los hospitales deben ser parte de los planes locales de preparativos. Debemos colaborar con las agencias locales, estatales y federales y para que eso suceda, necesitamos planificar y experimentar con anticipación". señaló Chris Van Gorder, presidente de Scripps Health, grupo que gestiona cinco centros de cuidados intensivos en California.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Salud pública

Documentos relacionados