Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2019 Página 6 de 7

Las 10 mayores preocupaciones sobre seguridad del paciente para 2019

Esta lista apoya a las instituciones de atención sanitaria en sus esfuerzos por identificar y responder proactivamente a amenazas a la seguridad del paciente.

Otra clave es compartir información a través de la continuidad. Por ejemplo, el hecho de saber que un individuo normalmente tiene solo una confusión leve puede ayudar a los proveedores a sospechar sepsis cuando esa persona parece muy confusa. Los entornos a través de la continuidad también pueden identificar oportunidades de colaboración. Como los reingresos hospitalarios son motivo de preocupación tanto para los hospitales como para los centros de enfermería, estos pueden colaborar para solucionar los problemas—por ejemplo, garantizando un egreso seguro, comunicando la información necesaria, compartiendo estrategias, y estableciendo un sistema de consulta. “Fomente este comportamiento cooperativo”, aconseja Davis. “¿Hay cosas que podemos hacer para ayudarnos mutuamente?”

9. Infecciones de líneas IV insertadas periféricamente

Los catéteres intravenosos periféricos (PIV, por sus siglas en inglés) son elementos que se utilizan comúnmente en la atención de la salud. A menudo, los PIV se insertan en el momento del ingreso como una cuestión rutinaria, en caso de que el paciente necesite terapia IV en un momento posterior. Sin embargo, los PIV pueden exponer a los pacientes a un riesgo significativo de infección, que es sub-reportado, poco reconocido, y a menudo ignorado, según James Davis, MSN, RN, CCRN-K, HEM, CIC, FAPIC, analista y consultor sénior de prevención de infecciones y seguridad del paciente del ECRI Institute.

“Cada vez que usted rompe la piel, está rompiendo la primera línea de defensa del cuerpo contra la infección” afirma Davis. “Es posible que los pacientes no necesiten una línea periférica, pero su personal puede instalar una solo porque el paciente es admitido y puede necesitarla en algún momento. El personal puede decir, ‘Bueno, solo va a estar ahí durante una o dos horas’, sin darse cuenta de que es un tiempo suficiente para que se desarrolle una infección”.

Puede ser difícil atribuir las infecciones a la línea PIV, según Davis, porque los trabajadores de la salud tienden a sobreestimar su seguridad. “Si un paciente tiene una línea periférica y una línea central y posteriormente desarrolla una infección en el torrente sanguíneo, los médicos suelen atribuirla a la línea central sin siquiera considerar la línea PIV”, afirma Davis.

Una mayor concientización de las infecciones relacionadas con el catéter PIV, junto con una vigilancia activa rutinaria y la presentación de informes de seguimiento, puede ayudar a reducir el riesgo. “El personal tiene que entender que esto puede suceder y que puede ser grave”, dice Davis.

El personal también debe detenerse y evaluar si un paciente realmente necesita que se le inserte un catéter PIV. “El personal tiene que respetar la introducción de ese catéter PIV, tomando las cosas con más calma y tratándola con la misma reverencia como si estuviera haciendo una incisión”, afirma Davis. “Es un proceso reflexivo”.

10. Estandarización de los esfuerzos de seguridad a través de los grandes sistemas de salud

“Las organizaciones de atención de la salud como las conocíamos, están convirtiéndose ahora en ‘megasistemas’ a nivel nacional” afirma Sheila Rossi, MHA, gerente de ECRI Institute PSO. A medida que se produce esta evolución, “¿cómo mantiene usted la seguridad del paciente a la vanguardia?” pregunta. “¿Cómo se estructuran internamente las organizaciones para atender las necesidades de seguridad del paciente?”

Rossi señala procesos tales como la priorización de iniciativas de calidad y el reporte que requieren atención cuidadosa: “Usted les está agregando capas a estos procesos”, y estas capas pueden obstaculizar los esfuerzos de seguridad si no se implementan cuidadosamente. 

Independientemente del tamaño de la organización, el objetivo es instituir estructuras que permitan a los líderes de seguridad del paciente apoyar efectivamente a las directivas de la organización en el compromiso con las prioridades de seguridad del paciente. Los principios fundamentales de comunicación continua ascendente y descendente en la cadena de mando, la estructura organizacional clara, la configuración de un comité consistente, y la planificación e implementación estratégica universal pueden ayudar a la organización a reducir las inconsistencias e incorporar un fuerte enfoque en la seguridad del paciente.

Aproveche las protecciones de una organización de seguridad del paciente

A medida que los sistemas de salud crecen y se expanden a través de la continuidad, es beneficioso aprovechar las protecciones que una PSO ofrece a todos los proveedores afiliados dentro del sistema de salud. 

Los privilegios estatales y las protecciones de confidencialidad pueden extenderse solo a las instituciones de cuidados agudos o a entornos de atención limitados, pero la Ley de Seguridad del Paciente y Mejora de la Calidad (PSQIA, por sus siglas en inglés, Patient Safety and Quality Improvement Act) del 2005, permite que todas las instituciones de atención sanitaria y los clínicos con licencia o certificados participen en una PSO y aprovechen el privilegio y las protecciones de confidencialidad que esta ofrece. 


Palabras relacionadas:
EH0619ECRITOPSP, acciones para mejorar la seguridad del paciente, paciente segura en las unidades de asistencia, problemas de no comunicar un diagnóstico médico, problemas de la administración innecesaria de antibióticos, niveles de agotamiento en el personal médico, ventajas y peligros de la salud móvil, cuidado de la salud mental de pacientes no siquiátricos, seguimiento del estado el paciente, problemas de sepsis en las unidades asistenciales.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados