Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 1 de 3

La cirugía robótica en el presente y futuro de la práctica quirúrgica en Colombia

Christian Benavides, IB, MBA

La cirugía robótica da Vinci en la actualidad se aplica principalmente en urología, ginecología y cirugías generales, de tórax, cardiovasculares, entre otras.

La cirugía robótica se introdujo a finales de la década de los noventa, gracias al múltiple desarrollo en robótica, telepresencia y así mismo a que la cirugía mínimamente invasiva laparoscópica comenzaba a presentar limitaciones en cirugía de alta complejidad. 

Si bien la cirugía por laparoscopía alcanzaba un gran alto nivel de penetración en cirugía para vesícula biliar, apendicetomía, aun no lograba el mismo resultado en cirugía de alta complejidad debido a las limitaciones detectadas en cuanto a visión y la rigidez de sus instrumentos. Esta necesidad y oportunidad fue identificada por la Universidad de Stanford a través de su centro Stanford Research Institute, y de esta manera se comenzó a trabajar en un prototipo que permitiera realizar cirugía mínimamente invasiva pero que a su vez no limitara al cirujano

Fue así como nació el sistema de cirugía laparoscópica asistida por robot da Vinci, el cual ofrece al cirujano una visión en 3D, alta definición y magnificación de 10 veces, y así mismo le facilita al cirujano tener mayor rango de movimiento de sus instrumentos con articulación de 180°, rotación de 540° y movimientos intuitivos de alta precisión que no limitan las habilidades propias del cirujano y permiten abordar casos de alta complejidad. 

Más de 1.000 procedimientos de cirugía robótica da Vinci se han realizado hasta 2018 en Colombia

Desde su aparición, con la cirugía robótica da Vinci se han podido llevar a cabo cirugías de alta complejidad en las cuales se han logrado mejores resultados clínicos para el paciente mientras se reducen las complicaciones, necesidad de transfusión y estadía hospitalaria. Todo esto, mientras se realiza un abordaje mínimamente invasivo, es decir mínimas incisiones de menos de un centímetro por donde ingresan los instrumentos del robot. Esto le permite al cirujano tener una mejor recuperación con menos dolor, menor trauma y un rápido retorno a sus actividades diarias. 

La cirugía robótica da Vinci en la actualidad presenta aplicaciones en diferentes especialidades quirúrgicas como urología (prostatectomía radical, nefrectomía parcial), ginecología (histerectomía, miomectomía), cirugía general (gastrectomía, hernias, colon y recto, hepatobiliar), cirugía de tórax (lobectomía pulmonar, masas del mediastino), cirugía cardiovascular (bypass coronario, reemplazo y/o reparación de válvulas cardíacas), cirugía de cabeza y cuello (cáncer de garganta, tonsilectomia). 

Colombia se encuentra en una etapa temprana de la adopción de este tipo de cirugía con hasta ahora cinco programas en curso en distintas instituciones de salud, en orden cronológico: Clínica de Marly, Fundación Santa Fe de Bogotá, Clínica Los Nogales, Clínica Shaio y el Instituto Nacional de Cancerología.

Aplicación en urología

En la actualidad, al igual como lo fue para el resto del mundo al inicio de la década pasada, el mayor número de casos por cirugía robótica da Vinci son para el tratamiento de cáncer de próstata. La cirugía para cáncer de próstata conocida como la prostatectomía radical es la más frecuente ya que este es el de mayor incidencia entre hombres con 26,6 % (Fuente Globocan, 2018) de todos los casos de cáncer. 

La prostatectomía radical es un procedimiento ideal para la utilización del sistema de cirugía robótica”

Es una cirugía en la que el urólogo debe remover la glándula prostática y es de alta complejidad ya que la próstata se encuentra en un espacio muy pequeño como es la pelvis y así mismo está rodeada de las estructuras clave para la función sexual, el haz neurovascular, y al finalizar la intervención se debe suturar y unir la vejiga directamente a la uretra; de esta sutura se puede predecir una buena o no continencia urinaria

Este tipo de cirugía en Colombia se realiza en gran medida a través de una gran incisión, y por el espacio reducido y tipo de instrumentos que usan los cirujanos, se puede encontrar una serie de complicaciones como la disfunción sexual ya que al remover la próstata se pueden también eliminar los nervios encargados de las erecciones y así mismo la dificultad de sutura entre la vejiga y la uretra, puede generar incontinencia. 


Palabras relacionadas:
EH0219CIROB, cirugía robótica en Colombia, cirugía robótica da Vinci en Colombia, aplicaciones en urología de la cirugía robótica, tratamiento del cáncer de próstata mediante cirugía robótica, cirugía robótica ginecológica, cirugía de reflujo mediante robot quirúrgico Da Vinci, ventajas de la cirugía robótica, adopción de la cirugía robótica en Colombia.

Acerca del autor

Christian Benavides, IB, MBA

Ingeniero biomédico y Magíster en Administración de Negocios. Gerente clínico de cirugía da Vinci en UCIPHARMA S.A, Grupo Amarey NovaMedical, en Bogotá, Colombia.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados