Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2018 Página 1 de 2

La cadena de abastecimiento o el cómo garantizar la seguridad de los pacientes con la tecnología

Fundación Cardioinfantil de Colombia

La Fundación Cardioinfantil (FCI), en Bogotá, Colombia, es pionera en la innovación de un modelo de cadena de abastecimiento en salud en el país.

En 2016 la Universidad de La Sabana, en Bogotá, Colombia, publicó un estudio sobre frecuentes problemas de seguridad que enfrentan las personas cuando son hospitalizadas. Entre otros aspectos mostró que, las malas prácticas en la administración de medicamentos generan sobrecostos y reprocesos con repercusiones directas en los resultados clínicos de los pacientes y en las finanzas del sector.

Para enfrentar esta situación, algunos actores del sistema en el mundo están innovando en la implementación de la ‘Cadena de abastecimiento’, que implica engranar mejor los procesos logísticos para garantizar la seguridad del paciente, optimizar la administración de los medicamentos, reducir los costos del sector y minimizar los riesgos en la asistencia sanitaria.

Una de las instituciones que son pioneras en el país en la innovación de la ‘Cadena de abastecimiento en salud’ es la Fundación Cardioinfantil (FCI), en Bogotá. Su modelo contempla tres ejes temáticos: la integración de los actores de la cadena de suministros para que se construyan buenas prácticas en comunidad y no como individuales, enfocándose en los procesos de planeación y compras con el objetivo de reducir los costos para el sistema de salud en general; nuevos modelos de valor, que implican no solo pensar en atender eventos puntuales de salud, sino por el contrario, trabajar con modelos que otorguen un valor agregado al paciente, con resultados orientados a ofrecer excelencia clínica, y la tecnología e innovación en el manejo de datos y procesos de suministro de medicamentos.

Juan Carlos Rodríguez, director de Operaciones de la institución, afirma que “se busca el engranaje de todas las partes interesadas, desde el fabricante hasta el paciente, con lo cual se podría ayudar a mejorar la seguridad, eficiencia y efectividad del sistema de salud y convertir la cadena de abastecimiento en una cadena que salva vidas”.

De esta manera, la FCI está trabajando con vigor, a través de su modelo de cadena de abastecimiento, en el eje de innovación y tecnología para garantizar el cumplimiento de los estándares de seguridad para el paciente, centrando la atención en él.

Así, lo que se ha desarrollado es un manejo de medicamentos óptimo y la implementación de muebles de dispensación con control biométrico y guías de luz que minimizan la posibilidad de error y mejoran el conteo del inventario. Respecto a los medicamentos, se está incursionando en estándares de codificación, como se realiza en la industria de consumo masivo, en la que los productos tienen un código de barras internacional que contiene toda la información y puede leerse en cualquier parte del mundo. La codificación de los medicamentos sirve tanto para llevar a cabo toda la trazabilidad del producto desde que llega hasta que sale del hospital como para que el personal auxiliar tenga la capacidad de conocer el tiempo que lleva el medicamento en inventario y clasificarlo para evitar su vencimiento.

Así mismo, la institución cuenta con dispositivos móviles que le permiten obtener la historia clínica del paciente de forma electrónica gracias a la lectura del código de barras. “Las enfermeras con esta tecnología saben cuál es el tratamiento que lleva la persona y verifican que se le suministre las dosis correctas. Sistematizar el historial clínico puede evitar reprocesos y pérdida de información”, asegura Rodríguez.

Hacía el futuro de la logística médica

Otro de las implementaciones tecnológicas que la Fundación Cardioinfantil pondrá en marcha este año es la RFID (Tecnología de identificación de radiofrecuencia), que consiste en utilizar un chip que se conecta a unas antenas ubicadas dentro del hospital. Este chip proporciona la historia clínica actualizada del paciente, la cual le brinda al médico la información clara del procedimiento que se le debe practicar al enfermo, y le ayuda al personal auxiliar a conocer la información de cuáles son las herramientas que debe preparar para algún procedimiento quirúrgico que se requiera.

Uno de los beneficios más importantes de los códigos es un control claro de los dispositivos médicos (marcapasos, catéteres, válvulas), si alguno de estos se está agotando se manda una alerta para ser reemplazado con anterioridad. Todas las características del RFID contribuyen a que se reduzcan los niveles de error en los procedimientos que se practican a los pacientes.

Rodríguez comenta que para la efectividad del modelo que plantea la FCI se requiere trabajar de la mano con diferentes actores como el Ministerio de Salud y otras Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud. “El siguiente escalón es aprovechar las plataformas tecnológicas que tenemos para el proceso de compra y hacer economía en escala para realizar pedidos en conjunto. De esta manera se proporcionará mayor transparencia y control de las compras que se realicen en el sector”.

Este panorama es posible hoy porque ya existen las herramientas para lograrlo, pero todavía no es una realidad dado que la ‘Cadena de abastecimiento’ en salud, desde el fabricante hasta el paciente, está aún fragmentada y todavía se encuentra en proceso la digitalización de los datos. Sin embargo, varias instituciones y compañías proveedoras de tecnología médica como Cardinal Health y Medtronic en la actualidad se preocupan por integrar este tipo de avances tecnológicos que aportan un óptimo funcionamiento a la cadena, y también brindan una mejor atención al paciente.


Palabras relacionadas:
Cadenas de suministro en el sector salud, cadenas de abastecimiento en el sector salud, supply chain en salud, optimización de recursos en el sector salud, reducción de costos en el sector salud, implementación de cadenas de abastecimiento de salud en Colombia.

Acerca del autor

Fundación Cardioinfantil de Colombia

La Fundación Cardioinfantil - Instituto de Cardiología es una de las principales entidades privadas de salud para la atención de población pediátrica y adulta con afecciones cardiovasculares en Colombia. Se encuentra posicionada como uno de los mejores hospitales de América Latina.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados