Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2020

La anestesia académica tiene los días contados

Especialistas en anestesiología indican que esta rama de la medicina estaría perdiendo su posición como una disciplina académica.

John G. Brock y Richard A. Jaffe, profesores del Departamento de Anestesiología de la Universidad de Stanford, en California, señalaron recientemente en un artículo que “las administraciones de muchas escuelas de medicina y sus hospitales afiliados consideran que los departamentos de anestesiología son simplemente un servicio hospitalario necesario para apoyar las especialidades quirúrgicas que son más fáciles de comercializar".

Según los profesores, parece que algunos hospitales de escuelas de medicina ofrecerán deliberadamente sus servicios de anestesia al costo o por debajo del costo en las negociaciones contractuales con las aseguradoras.

“Esta pérdida de tiempo académico protegido significa que los docentes a menudo se ven obligados a usar su tiempo libre para lograr algo en el ámbito académico. Por lo tanto, la eventual desaparición de la anestesia académica no es tan descabellada como se podría pensar”, agregan.

Al respecto, ambos científicos advierten sobre el peligro de que la Asociación de Anestesiólogos Universitarios (AUA), la única entidad en los Estados Unidos que se dedica por completo a la anestesia académica, se vuelva intrascendente.

“Creemos que la AUA es una organización con una posición única para defender la anestesia académica. Desafortunadamente, también creemos que esta organización está en peligro de volverse irrelevante”, afirman los especialistas.

Para contrarrestar esta situación, los expertos en anestesiología proponen que la AUA establezca criterios de membresía menos exigentes para enfocarse en el desarrollo de liderazgo mientras continúa brindando tutoría, apoyando el desarrollo profesional y ofreciendo oportunidades de trabajo en red a sus miembros.

“Para que la AUA se convierta en una fuerza relevante para el cambio, creemos que necesita algo de influencia con las escuelas de medicina y sus hospitales afiliados”, con tal fin ambos sugieren:

  • Abrir la membresía a todos con una cita académica de anestesia (se puede mantener cierto elitismo otorgando selectivamente el estado de compañero).
  • Reducir los costos de membresía, expandir el número de miembros y afiliarse a la Sociedad Americana de Anestesiólogos (ASA) o a la Sociedad Internacional de Investigación de Anestesia (IARS) para reuniones anuales, publicaciones y apoyo logístico.
  • Implementar un sistema voluntario de calificación de anestesia académica para evaluar los departamentos de anestesia académica de EE. UU.
De igual forma, los expertos revelaron que esta propuesta fue enviada a revisión por varios directores departamentales de anestesiología académica y, en general, recibió un apoyo alentador.

Para finalizar, ambos expertos advierten “desafortunadamente, estamos en peligro de producir una generación de anestesiólogos que estarán mal equipados para lidiar con la creciente complejidad de la medicina moderna”.

Por lo que concluyen que lo que se debe hacer es equilibrar los roles de educación, servicio clínico e investigación para asegurar el futuro de la anestesia académica.

Palabras relacionadas:
Anestesiología, Anestisiologos, Universidad de Stanford, escuelas de medicina, servicios de anestesia, anestesia académica, Asociación de Anestesiólogos Universitarios (AUA), desarrollo de liderazgo, desarrollo profesional, servicio clínico, investigación médica
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados