Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2017 Página 2 de 3

Innovaciones esenciales en infraestructura para el hospital de hoy

Ing. Guillermo Avendaño Cervantes

En la actualidad se han establecido políticas de diseño, basadas en nuevos conceptos para construir hospitales con potencialidad actual y futura.


a) Sustentabilidad
: En una institución de salud actual, el diseño debe lograr validez en el tiempo, es decir, que sus prestaciones y posibilidades de atención no se desnaturalicen ni degraden. Esta sustentabilidad está relacionada con la posibilidad de mantener la oferta de servicios con la misma calidad inicial.

El factor económico es un determinante para esta sustentabilidad, pero también el mantenimiento conservacionista de todas las instalaciones tiene un gran valor. Es necesario proteger el entorno hospitalario, el hospital debe ser “ambientalmente sano”, no contaminar ni afectar al ambiente, la eliminación de residuos, la generación de vapor y cualquier actividad institucional, debe realizarse cumpliendo los resguardos ecológicos y legales. Estructura y recursos técnicos deben ser los principales soportes de esta filosofía ambientalmente correcta.

Se debe evitar el derroche de energía y recursos, con estrategias de ahorro incorporadas en el diseño y construcción así como durante el funcionamiento. Es también importante mantener el ciclo de vida de los sistemas, especialmente instalaciones y equipamiento, a través de una adecuada política de mantenimiento preventivo, correctivo y predictivo.

b) Seguridad: La seguridad hospitalaria involucra lo edilicio, así tanto el diseño como la ubicación deben garantizar que eventos relacionados con el ambiente, el clima y la geografía, no tengan efectos dramáticos, esto es “seguridad ante catástrofes”. Sin embargo, la seguridad que más interesa es la relacionada con la funcionalidad, en varias formas:

- Seguridad electromédica: Implica tener instalación eléctrica tipo IT en todas las salas donde haya intervencionismo (quirófanos, cuidados intensivos, hemodinámica, etc.), y se introduzcan catéteres y vías endovasculares. Sistemas de respaldo para disponer de electricidad segura todo el tiempo.

- Seguridad biológica: Implica instalación y manejo del aire, en lo relativo a  presiones, junto al uso correcto de flujos y volúmenes, uso de filtros para evitar infecciones intrahospitalarias, así como la protección de pacientes en situaciones críticas, como el manejo de quemados o en cirugías óseas en recintos especializados. Otras formas de bioseguridad tienen relación con el adecuado manejo de los residuos, tarea relacionada al diseño de la infraestructura, que establece trayectorias, recintos colectores, estaciones de transferencia y otras medidas.

- Seguridad en el manejo de radiaciones ionizantes: Implica la instalación de blindajes, medidores, alarmas y señalética adecuados, tener recintos protegidos y la aplicación de políticas de manejo de residuos radioactivos desde su uso hasta su disposición final.

- Seguridad en el control de gases y vacío: Implica tener instalaciones normadas y certificadas, el uso correcto del código de colores, trazado de recorridos de las tuberías hecho para un suministro ininterrumpido, y poder  realizar  verificaciones o mantenimiento.

- Seguridad de resonancia magnética nuclear: Implica la ubicación del equipo en recintos óptimamente situados para garantizar buen acceso y la mejor interacción con el entorno, uso de pórticos detectores de metales, uso de equipos y dispositivos médicos sin materiales ferromagnéticos, uso de blindajes para evitar interferencia desde y hacia el equipo, instalar en recintos adecuados  para el suministro seguro de helio. Situar los resonadores magnéticos en recintos donde no afecten a otros dispositivos, ni sean a su vez averiados por movimientos de grandes masas metálicas como camiones o trenes subterráneos.

- Seguridad contra incendios: Implica consideraciones especiales en cuanto a infraestructura, tales como el diseño de edificios en modelos radial o escalonado, evitar la edificación en altura, usar cableado eléctrico especial y materiales ignifugados, creación de cortafuegos y de áreas compartimentadas (para pacientes críticos) que resistan varias horas de fuego directo.

- Seguridad ante contaminación electromagnética: Implica implementar una filosofía de protección permanente, con  uso de blindajes, cables apantallados y equipos que estén certificados en Compatibilidad Electro Magnética (CEM).

c) Funcionalidad: Lo más importante en una institución de salud es la capacidad de prestar adecuadamente los servicios para lo cual fue creada, es decir, dar cobertura a todos los que deben ser atendidos, manejar situaciones de emergencia y hacerlo con calidad y rapidez. Esto se logra desde el diseño de la institución, pasando por la dotación de recursos humanos y materiales y por la buena gestión administrativa, por ejemplo. La asignación de volúmenes y recintos es fundamental para la funcionalidad en un hospital moderno. Es vital diseñar flujos de personas y recursos de manera cómoda y expedita, evitando los recorridos innecesarios.

Los edificios, y en especial los recintos contenedores de tecnologías, deben permitir el desplazamiento de instalación y desinstalación de equipos complejos, en su modo “mínimo irreductible”, de manera que no sea necesario tirar paredes para instalar un sistema de imágenes, esterilización, terapia por radiaciones o similares, porque no se estudió previamente la forma de introducirlo e instalarlo.

d) Productividad: Las prestaciones de salud, tanto las clásicas como prevención, atención terapéutica, cirugías, control epidemiológico, así como las más modernas entre ellas cirugías en quirófanos integrados con equipos de imagenología, uso de robótica médica, aplicación de telemedicina, intervencionismo ambulatorio, uso de Point of Care, esterilización automatizada  o cualquier otra forma de servicio a la comunidad, deben ser proporcionadas con calidad y con la mayor cobertura. El correcto diseño del hospital es un factor coadyuvante para lograr alta productividad.

e) Eficiencia: Obtener el máximo de resultados con los mismos o menores recursos, es una definición de eficiencia en la gestión global de un hospital, así la prestación de más amplios y mejores servicios a la comunidad, optimizando lo que se dispone, es un imperativo de eficiencia. Esto se logra con medidas de buena gestión, incremento de la calidad y control permanente del cumplimiento de objetivos, apoyado fuertemente por la informática en salud y el uso de los recursos técnicos de TICS.
 
En lo relativo a infraestructura se obtiene con la incorporación de medidas destinadas a la “eficiencia energética”, concepto fundamental que actualmente tiene diversas herramientas para ser implementado, como la iluminación por LEDs, electricidad fotovoltáica, calor por paneles solares, cogeneración y muchas otras.

Una mayor eficiencia se consigue con tecnologías médicas e industriales probadas y fiables, equipamiento duradero y bien mantenido, e instalaciones certificadas y probadas con instrumentos de verificación.

e) Accesibilidad: El diseño y la organización interna deben permitir el acceso desde tierra y eventualmente desde el aire, los helipuertos no son un lujo sino una necesidad en los hospitales modernos.
Los accesos para vehículos de emergencia como las ambulancias no deben tener obstáculos naturales ni artificiales. Las vías para pacientes, personal y comunidad en general requieren de un diseño cuidadoso para facilitar  cualquier  prestación de salud.

Ante una catástrofe, no puede el propio hospital ser una víctima de la misma, su concepción, diseño y construcción deben garantizar su invulnerabilidad ante aludes, avalanchas, tsunamis, inundaciones o incendios cercanos;  especialmente el diseño sismo resistente es una exigencia de primer orden en las instituciones situadas en zonas de alta sismicidad.

Algunas medidas concretas deben ser las siguientes:


Palabras relacionadas:
Hospitales modernos, el hospital de hoy, innovaciones en los hospitales del mundo, avances tecnológicos en hospitales, definición de hospital, para qué sirve un hospital, futuro de los hospitales en el mundo

Acerca del autor

Ing. Guillermo Avendaño Cervantes

Ing. Guillermo Avendaño Cervantes

Titulado en Ingeniería Electrónica, Bioingeniería, Psicofisiología y Magíster en Educación Ambiental. Experiencia en docencia de temas relacionados con la seguridad hospitalaria, incluyendo aspectos tecnológicos sobre la lucha contra las infecciones intrahospitalarias, seguridad radiológica y electromédica. Docente de Ingeniería Biomédoca de la Universidad de Valparaíso, en Chile, y presidente del Consejo Regional de Ingeniería Biomédica para América Latina (CORAL).
x
ERNESTO ANDRES
03 de septiembre de 2017 a las 10:54

Se agradece la mirada del Ing. Guillermo Avendaño, hay sin duda muchas verdades, siendo parte de lo que interesa en el hospital moderno o los proximos diseños, por ejemplo la integracion del establecimiento con la incorporacion de vida saludable, incorporando a la comunidad, el teatro, la danza, el ejercicio, donde la natacion por ejemplo sea gratis abierta a su entorno. Otra de las integraciones es la mirada de etnias y esquemas sociales en donde se está. Es bueno tener aportes como los indicados por el Ing Avendaño y felicito a la editorial por este tipo de articulos. Ernesto Torres Carrasco Presidente Asociacion Chilena de Ingeniería Hospitalaria

DAVID ALEMAN
16 de agosto de 2017 a las 14:12

Estimado Guillermo, dentro de la infraestructura hospitalaria, cual es el espacio recomendado optimo para el laboratorio de biomedica para realizar actividades de mantenimiento preventivo, correctivo, verificaciones y/o calibraciones del equipamiento médico.


Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados