Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Medellín, Colombia - Septiembre de 2017

Industria colombiana sobresale en fabricación de camas hospitalarias con Los Pinos

Carlos Bonilla, Editor de El Hospital

Esta empresa celebra seis décadas de desarrollo de productos para Unidades de Cuidado Intensivo, cirugía y otras especialidades. Pronto abrirá su nueva planta.

El proveedor de equipos médicos hospitalarios y para cuidado en casa, reconocido por sus innovadoras camas manuales y eléctricas para hospitales presentes en instituciones de Colombia y Latinoamérica, Los Pinos, se encuentra celebrando 60 años de crecimiento en la región y desarrollo continuo de productos para Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), cirugía y otras especialidades médicas.

“Cumplimos 60 años el 22 de febrero colocando la primera piedra para una nueva planta de fabricación que se inaugurará en Girardota (Medellín). En el año 78 comenzamos con una bodega de 370 metros, el área de la planta actual es de 7.300 metros cuadrados y el lote nuevo es de 23.000 metros cuadrados, con bodegas que se están diseñando para que los espacios se optimicen hasta tres veces”, afirmó en entrevista para El Hospital el gerente general de Los Pinos, José Gabriel Pino.

Debido a un incidente familiar, en 1972 nació la idea de fabricar la primera silla de ruedas. Luego de dos años de arduos ensayos en materiales y diseño salió al mercado la primera silla de ruedas de Los Pinos. A este producto y hacia 1975 le siguieron varios accesorios de la línea de rehabilitación, que años más tarde identificaría a la compañía a nivel nacional e internacional.

A comienzos de los años noventa, la empresa empezó la manufactura de mobiliario médico y hospitalario: camas manuales, camillas, mesas puente y demás productos complementarios. En 1987 inicia una etapa de gran desarrollo tecnológico el cual culmina en 1989 con la primera cama eléctrica hospitalaria producida por Industrias Metálicas Los Pinos, presentada al público en un congreso del Comité Regional de Rehabilitación, en Medellín.

En la década de los noventa se amplía el portafolio de las camas eléctricas hospitalarias y comienza el desarrollo de las camas electrohidráulicas y las camillas hidráulicas. En el año 2002, inicia el proceso de desarrollo y producción de las mesas de cirugía electrohidráulicas completamente en acero inoxidable, señala la compañía.

Comenzamos con sillas de ruedas, luego bastones, muletas y caminadores, después con camas manuales y luego con camas eléctricas, camillas hidráulicas y otros. Hace cinco años lanzamos una silla multipropósito, muy útil porque cuando una persona está discapacitada y está en embarazo o es amputada, subirse a una camilla de esas es muy difícil. La finalidad es que se siente con facilidad y con un control de esos se eleve a la altura que necesite según lo indicado por el especialista. En vez de ser una silla se convierte en una camilla. Es una camilla para consultorio con accesorios para ginecología y otras especialidades, útil para quimioterapia, diálisis o ginecoobstetricia”, resalta Pino.

Desde su departamento de innovación y desarrollo, este fabricante colombiano es consciente de crear productos acordes con las necesidades de los pacientes, como por ejemplo los pediátricos. “Se entiende que los pacientes pediátricos van desde los 2 hasta los 10 años pero algunos niños a los 10 años ya son muy grandes de estatura, entonces se necesitan desarrollos para que una cama pediátrica permita alojar infantes y grandes de cualquier tamaño, y que se pueda acceder a la máquina desde cualquier lado y atender a pacientes desde el sitio que se desee, por ejemplo bajando alguna o todas las barandas si se quiere realizar un procedimiento en especial”.

Otro tipo de producto en el que la empresa realiza mejoras es el colchón, con adelantos en las superficies alternantes que manejan los puntos de apoyo del cuerpo y que mejoran el concepto del colchón activo. El colchón viscoelástico es una de sus recientes innovaciones y ofrece un confort superior, gracias a una espuma viscoelástica que permite al cuerpo apoyarse en una mayor superficie eliminando puntos de alta presión, y un sistema que ajusta el colchón también a los movimientos de la cama.

Asimismo, la cama con báscula bariátrica, para ayudar a pesar al paciente y dar la temperatura, fecha, hora y peso del mismo, generando una gráfica con el peso que ganó o perdió desde cuando llegó al hospital, con instalación eléctrica y desmonte de su tablero de control.

La compañía ha experimentado así a través de las últimas seis décadas un gran desarrollo en equipo electromédico en cuanto a camas eléctricas y electrohidráulicas para hospitalización, UCI, Unidades de Cuidados Intermedios, Urgencias, y demás áreas y especialidades hospitalarias, lo que la convierte en uno de los pocos casos de éxito de empresas familiares en tecnología médica colombianas.

En la actualidad, Los Pinos exporta sus productos a 13 países de Latinoamérica y el Caribe, con certificaciones de calidad como ISO 9001/2008 o ISO 13485:2003, y en equipos electromédicos y camas electromecánicas de hospital NTC-IEC 60601-1 / NTC-IEC 60601-2-38.


Palabras relacionadas:
60 años de Los Pinos, fábricas de mobiliario hospitalario, camas manuales, camas eléctricas, sillas de ruedas, sillas multiespecialidades, productos colombianos para hospitales, proveedores de camas hospitalarias, casos de éxito de empresas familiares colombianas
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria de tecnología médica

Documentos relacionados