Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 3 de 4

Implementación de programas de cirugía robótica en urología

Juan Ignacio Caicedo, MD

En la actualidad, el mayor número de casos por cirugía robótica da Vinci continúan siendo para el tratamiento del cáncer de próstata.

En el 2005 Vipul Patel y colaboradores dan a conocer su experiencia con 200 casos de prostatectomía radical asistida por robot [6], en esta serie los pacientes tenían un promedio de edad de 59,5 años y los estadios tumorales estaban distribuidos así: T1c 70 %, T2a 16 %, T2b 14 %. Las características intraoperatorias fueron estratificadas cada 50 casos encontrando una notable disminución del tiempo quirúrgico (202.2 vs. 106.4 minutos) y en el sangrado intraoperatorio (151.2 cc vs 48,3 cc) si se comparan los primeros 50 procedimientos contra los últimos [20]20.  Por otra parte, el tiempo promedio de estancia hospitalaria y de uso de sonda uretral fueron de 1,1 y 7,9 días, respectivamente. En cuanto a resultados quirúrgicos, la tasa de márgenes quirúrgicas positivas fue del 8 % (en los últimos 100 casos). Con un seguimiento promedio de 9,7 meses, el 95 % de los pacientes tenían PSA indetectable y a los 12 meses el 98% eran completamente continentes. En este estudio no se midieron resultados de función sexual en el posoperatorio. 

La prostatectomía radical es un procedimiento ideal para la utilización del sistema de cirugía robótica, se trata de un órgano pequeño, en una zona de difícil acceso en la pelvis del paciente, con múltiples estructuras que la rodean con un gran significado funcional y difíciles de ver, las bandeletas neurovasculares encargadas de la preservación de la función sexual. La cirugía implica un adecuado control de márgenes quirúrgicos y una excelente preservación de bandeletas y esfínter urinario externo en la uretra para la adecuada preservación de la función genitourinaria en el paciente. Es por eso que todas las bondades de la técnica del robot han sido utilizadas ampliamente llevando a que más del 90 % de las prostatectomías en Estados Unidos en el año 2017 se hayan realizado utilizando esta novedosa tecnología.

A pesar de su amplia adopción a nivel mundial en urología, el gran lunar sigue siendo la justificación para la incorporación de una tecnología costosa a pesar de no contar con toda la evidencia científica disponible. De hecho, en el único experimento clínico controlado realizado en Australia por Coughlin y cols [7] se demuestra que no hay diferencias en cuanto a desenlaces funcionales a 24 meses entre prostatectomía radical abierta y asistida por robot.

A pesar de su amplia adopción a nivel mundial en urología, el gran lunar de la cirugía robótica sigue siendo la justificación para la incorporación de una tecnología costosa a pesar de no contar con toda la evidencia científica disponible”

La principal crítica a este estudio es que la comparación fue hecha entre dos cirujanos con curvas de aprendizaje diferentes al inicio del análisis (200 cirugías para el de cirugía robótica vs 1.500 para el de cirugía abierta). Mientras que un metaanálisis publicado por Basiri y cols en el WJU [8] en enero de 2018 con más de 200.000 pacientes demuestra ventajas en resultados oncológicos y funcionales en los pacientes llevados a prostatectomía radical robótica vs. la técnica abierta o laparoscópica pura. 

Incorporación en Colombia

La adopción de esta técnica en Colombia, y también en el resto de América Latina, dependerá en buena medida de la implementación de los sistemas robóticos en centros de alto volumen quirúrgico, la inclusión de nuevas plataformas de cirugía robótica a nivel mundial que aumenten la competitividad dentro del mercado y de la adaptación de los sistemas actuales al mercado regional, que permitan una innovación frugal característica de nuestro medio, que permita una reducción de costos de acuerdo con el mercado local.

En más del 70 % de las prostactectomías anuales realizadas en la Fundación Santa Fe se está utilizando la cirugía robótica

Desde abril de 2015 se inició el programa de cirugía robótica de la Fundación Santa Fe de Bogotá, con la realización de los primeros nueve casos (siete prostatectomías y dos nefrectomías parciales). Al cabo de cuatro años del programa la penetración de la técnica en nuestros pacientes ha llevado a que en más del 70 % de las prostactectomías anuales de nuestra institución se esté utilizando esta plataforma, con tiempos de estancia menores, menos complicaciones trans y postoperatorias, y resultados funcionales muy alentadores. Se han entrenado a dos urólogos adicionales y a otros grupos de cirugía robótica del país, y nos enfrentamos al 2019 con el ánimo de seguir creciendo en las diferentes ramas de la urología como la urología pediátrica, el tratamiento de enfermedades benignas de la próstata y la urología reconstructiva.


Palabras relacionadas:
EH0219CIROB, cirugía robótica en urología, tratamiento del cáncer de próstata, aplicaciones de la cirugía robótica en urología, novedades en cirugía robótica, primera nefrectomía por laparoscopia, cirugía robótica da Vinci en Colombia, cirugía robótica da Vinci en urología, sistemas de cirugía robótica para uso comercial, ventajas de la prostatectomía radical, sistemas robóticos en istituciones hospitalarias latinoamericanas, servicio de urología en la Fundación Santa Fe.

Acerca del autor

Juan Ignacio Caicedo, MD

Médico y Cirujano y especialista en Urología de la Pontificia Universidad Javeriana, de Bogotá, Colombia. Cuenta con entrenamiento en Urología Laparoscópica en el Hospital Central de la Policía de Colombia. Urólogo institucional de la Fundación Santa Fe de Bogotá. Profesor clínico de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes, en Bogotá. Jefe de la sección de Urología Laparoscópica y Robótica de la Sociedad Colombiana de Urología.
x
Notas complementarias
  • Referencias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados