Hospitales de cuidado agudo, estrategias para prevenir infecciones
Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
¿Qué está buscando?
Síganos en
Artículo
Anterior
12345Siguiente
Página 1 de 5

Hospitales de cuidado agudo: estrategias para prevención de infecciones

Condensado por José Fernando Pinzón, MD

Estrategias planteadas por un grupo especializado para la prevención de las infecciones asociadas con la atención médica en hospitales de cuidado agudo.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), se estima que cada año alrededor de dos millones de pacientes en los Estados Unidos (5-10% del total de hospitalizados) desarrollan infecciones asociadas con la atención médica (IAAM). Estas infecciones producen cerca de 100 000 muertes y costos adicionales, que oscilan entre 4,5 y 6,5 miles de millones de dólares [1-3].

Recientemente, la prevención de estos eventos ha emergido como una prioridad nacional, con iniciativas lideradas por asociaciones de profesionales de la salud, agencias gubernamentales, legisladores, entes reguladores, pagadores y agrupaciones de pacientes.

Para ayudar a los hospitales de cuidado agudo (HCA) a enfocar y priorizar sus esfuerzos en la implementación de prácticas basadas en la evidencia para la prevención de IAAM, los comités de estándares y prácticas de la Sociedad Americana de Epidemiología de la Salud y la Asociación Americana de Enfermedades Infecciosas designaron un grupo de trabajo, que compendió las recomendaciones para la prevención de las IAAM más comunes.

Dicho compendio se centró en la implementación, y a diferencia de las guías publicadas anteriormente, resalta las estrategias de prevención, además de los abordajes adicionales para usar en los servicios y/o poblaciones dentro del hospital, donde no halla un adecuado control de infecciones con el uso de las medidas básicas. También recomienda asignar a grupos e individuos específicos la contabilización de las prácticas de prevención, y finalmente, propone la medición del desempeño para el mejoramiento interno de la calidad.

El grupo contempló las infecciones sanguíneas asociadas a catéter central, neumonía relacionada con ventilador, infecciones del tracto urinario asociadas a catéter, e infecciones del sitio quirúrgico. Adicionalmente, y debido a su creciente incidencia y morbilidad en el ámbito hospitalario, se incluyeron dos categorías de infecciones asociadas a organismos específicos: Staphylococcus aureus meticilino-resistente y Clostridium difficile [4, 5].

A continuación se resumen las estrategias planteadas para la prevención de IAAM en los HCA, presentadas en este compendio [6].

Prevención de las infecciones sanguíneas asociadas a catéter central

Prácticas básicas para su prevención y monitoreo, recomendadas para todos los HCA:

1. Antes de la inserción:

  • Eduque al personal de salud involucrado en la inserción, cuidado y mantenimiento de catéteres venosos centrales sobre la prevención de infecciones.

2. Durante la inserción:

  • Use una lista de chequeo del catéter, que asegure la adherencia a las prácticas de prevención de infecciones a la hora de la inserción del catéter central.
  • Realice el lavado de manos antes de la manipulación e inserción del catéter.
  • Evite el uso de la vena femoral para el acceso venoso central en pacientes adultos.
  • Use un kit de catéter con todos los accesorios incluidos.
  • Use las máximas precauciones en cuanto a barreras de esterilidad durante el procedimiento.
  • Use un antiséptico a base de clorhexidina, para preparar la piel en pacientes de más de dos meses de edad.

3. Después de la inserción:

  • Desinfecte los conectores y puertos de inserción antes de tener acceso al catéter.
  • Retire los catéteres no indispensables.
  • Para catéteres centrales en adultos y adolescentes, cambie el apósito transparente y limpie el sitio de inserción con un antiséptico a base de clorhexidina, cada cinco a siete días, o más frecuentemente si el apósito está sucio, desprendido o húmedo; cambie los apósitos de gasa cada dos días o más frecuentemente si están sucios, desprendidos o húmedos.
  • Reemplace los equipos de infusión no usados para sangre o sus derivados o lípidos, en intervalos no mayores de 96 horas.
  • Lleve a cabo la vigilancia.
  • Use ungüentos antimicrobianos en los sitios de inserción de los catéteres para hemodiálisis.

Anterior12345Siguiente
(0) Comentarios

Notas complementarias

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Cableado estructurado moderno, más que un lujo para las...

Desde el año 2009, hospitales y clínicas de América Latina se somenten al escrutinio de AméricaEconomía

Modelos de gestión más complejos y transparentes en...

El desarrollo de PACS en México puede significar una ventana de oportunidad para dotar de tecnología al sector salud del país. Foto: BEERKOFF © - Fotolia.

El desarrollo de PACS y sistemas de almacenamiento de...

Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud de Colombia...

Documentos relacionados

Nota complementaria

Sección patrocinada por:
Recomendados
Blogs