Promocione sus productos o servicios con nosotros
Bogotá, Colombia - Abril de 2019

Hospitales colombianos, inconformes frente a Plan Nacional de Desarrollo

De acuerdo con la ACHC, el PND es un ajuste al esquema actual de operación del sistema de salud, pero es necesaria una reforma estructural del sistema.

La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC) presentó ante al Gobierno Nacional y el Congreso de la República un listado de reparos frente al Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2022, que podrían, al no ser modificados, afectar el flujo de recursos en el sector, entre otros consecuencias.

En un comunicado de prensa, la Asociación explicó que la modificación que tuvo el artículo 135 del proyecto de Ley del PND, aprobada por la comisiones económicas y en la que se plantea que el giro directo sea facultativo de la ADRES, sería un retroceso frente a lo logrado con este mecanismo en los últimos años, en ambos regímenes, y afectaría el flujo de los recursos del sistema de salud.

A juicio del gremio de los hospitales y clínicas, el artículo 135 del PND propuesto originalmente iba en el sentido correcto, pues permitía un mayor y mejor flujo de los recursos en el inmediato plazo, y en el mediano y largo plazo evitaría el crecimiento de la cartera hospitalaria morosa y garantizaría que los recursos de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) tengan el destino y uso correctos.

La propuesta de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas es que el giro directo se aplique a todas las entidades responsables de pago que estén bajo alguna medida de vigilancia, intervención o liquidación por parte de la Superintendencia de Salud, además de las EPS que no cumplan con las metas de solvencia e indicadores de permanencia establecidos en la normatividad.

Por lo anterior, la ACHC también pide que se preserve el giro directo a las IPS del 80 % de la UPC reconocidas, proveniente de aquellas EPS a las que les han sido impuestas medidas de vigilancia especial, intervención o liquidación, tal como lo ordena en el artículo 10 de la Ley 1608 de 2013, y que en el Proyecto de ley del PND se propone eliminar en el artículo de vigencias y derogatorias.

En cuanto al Acuerdo de Punto final, incluido en los artículos 133 y 134 del PND, además de incluir las deudas por coberturas que se encuentran fuera del Plan de Beneficios, la ACHC recomienda que se tengan en cuenta mecanismos para sufragar las carteras deterioradas o de las megaliquidaciones de EPS, reveló un comunicado de prensa de la Asociación.

La propuesta del gremio es que la titulación, que se ha contemplado para el pago de esas deudas, se haga a las IPS directamente, de manera tal que se garantice que los recursos llegarán a toda la cadena del sistema de salud, se reduzca la cartera y mejore el balance financiero de aquellos que reclaman el pago de una deuda derivada de servicios de salud ya prestados. Para ello la ACHC sugiere que la operación se haga a través de la banca pública para establecer un techo o valor máximo de intermediación.

Sobre el artículo 131 del PND, que propone ordenar las competencias de las Entidades Territoriales respecto a la cobertura de servicios no incluidos en el plan de salud y pide que se garantice los recursos financieros para atenderlos, la Asociación señaló que en la distribución de los recursos del Sistema General de Participaciones es necesario brindar a través de los subsidios a la oferta las condiciones justas para que las Empresas Sociales del Estado puedan susbsistir y atender sin problemas la población a su cargo.

Respecto al artículo 139 sobre solidaridad en el sector, la ACHC hizo un llamado a endurecer las medidas antievasión y antielusión, antes de pensar en crear microseguros o aportes a cargo de la población que está tratando de salir de la pobreza, para así evitar que los recursos que deban destinar a estos pagos terminen riñendo con su mínimo vital. 

En cuanto al artículo 55 —que trata sobre el fortalecimiento de las competencias de la Supersalud—, la ACHC advierte que es necesario articularlo con la normatividad ya existente e involucrar a otras Superintendencias. Además, ampliar ese mecanismo de supervigilancia a las figuras de reorganizaciones institucionales de EPS, de manera tal que se revisen las operaciones que proponen y en especial que se exija un ‘paz y salvo’ con la red prestadora para avanzar hacia un cambio de su naturaleza jurídica.

Finalmente la ACHC señala que el Plan Nacional de Desarrollo 2018 -2022 es un ajuste al esquema actual de operación del sistema de salud y considera necesario avanzar en una reforma estructural del sistema, que contenga otros aspectos críticos que no fueron incluidos en este proyecto de ley del plan.


Palabras relacionadas:
Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2022, efectos del PND en el sector salud, Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, recursos del sector salud colombiano, PND 2018-2022, reforma estructural del sistema de salud colombiano, artículos del Plan Nacional de Desarrollo.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados