Promocione sus productos o servicios con nosotros
Michigan, Estados Unidos - Septiembre de 2019

Hospital en Estados Unidos consigue reducir tasas de reingreso de pacientes

Los reingresos pueden atribuirse en gran medida a lo que sucede después de que el paciente deja el cuidado de la institución.

El Hospital McLaren Port Huron en Michigan, Estados Unidos, decidió trabajar con una compañía de tecnología de participación del paciente y realizó un estudio de caso que le permitió identificar y abordar las necesidades reales para afrontar la situación.

Según un artículo de Forbes publicado en marzo de este año, uno de cada seis pacientes dados de alta en Estados Unidos es readmitido en menos de 30 días y un tercio de ellos, dentro de los siete días posteriores al alta. Por su parte, un informe del Instituto de Liderazgo de Salud Global de Yale, señala que la atención médica real solo representa el 20 % de lo que determina la salud de un paciente, el resto está definido por la genética en  20 % y la mayoría por factores sociales, ambientales y de comportamiento que suman 60 %. Así lo indica una nota de Healthcare Business & Technology.

Los reingresos pueden atribuirse en gran medida a lo que sucede después de que el paciente deja el cuidado de la institución. Los médicos y enfermeras solo pueden abordar componentes como la alimentación saludable, el cumplimiento de la medicación y la disponibilidad de transporte para citas de seguimiento después del alta.

Son precisamente estos factores, todos impactados por determinantes sociales de salud más grandes (SDOH, por su sigla en inglés), en un grado u otro, los que influyen y derivan en que las personas hospitalizadas se conviertan pronto en estadísticas de readmisión.

En entrevista para Healthcare Business & Technology, Holly Gould, coordinadora de resultados clínicos para McLaren Port Huron, expresó que con el conocimiento de que SDOH afectaba los números de readmisión, decidió trabajar con una compañía que no solo ayuda a identificar los factores sino que también coordina con recursos de la comunidad local para asistir a las personas a obtener los servicios que necesitan. Una estrategia de beneficio mutuo, mejores resultados de salud para los pacientes, menores reingresos y menores costos en todos los ámbitos.

“Primero implementamos la tecnología de detección de pacientes con nuestra población de personas hospitalizadas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD, por su sigla en inglés), e insuficiencia cardíaca congestiva (CHF, por su sigla en inglés), en marzo de 2018, en gran parte porque estas dos afecciones representan una proporción significativa de nuestros reingresos”, afirmó la funcionaria al portal.

La solución tecnológica que se implementó para ayudar a combatir las estadísticas comenzó con las evaluaciones que los administradores de casos ofrecen a los pacientes dentro de las 24 horas posteriores a la admisión. El documento consta de preguntas sobre escasez de alimentos, transporte, redes de apoyo social/familiar, hábitos de ejercicio y más.

Los exámenes de EPOC y CHF incluyen educación específica sobre la enfermedad, preguntas e información además del contenido estándar de SDOH. Quienes aceptan tomar el examen, reciben mensajes de texto regulares con recordatorios de medicamentos, consejos de bienestar y más hasta 30 días después del alta, menciona la nota.

En función de las respuestas de detección individuales de los pacientes, la tecnología identifica a aquellos con alto riesgo de reingreso potencial como resultado de sus factores SDOH personales y envía una alerta a los administradores de casos. Como segundo paso, la compañía de tecnología se acerca de manera proactiva a los recursos locales apropiados en la comunidad para ayudar a asegurar que se aborden las necesidades identificadas de SDOH.

La empresa se comunica directamente con la persona y los recursos de la comunidad para coordinar la prestación de servicios. Si no se puede establecer una conexión, alertan al hospital para informarlo de que ahora existe un riesgo aún mayor de readmisión.

“Con base en los resultados positivos iniciales, recientemente hemos ampliado el uso de los exámenes de detección de nuestros pacientes con EPOC y CHF a toda la población de personas hospitalizadas; los administradores de casos ofrecieron el examen a más de 600 individuos en el último año”, precisó Gould.

McLaren redujo significativamente las tasas de reingreso en los últimos meses. En el año fiscal 2018, el porcentaje de penalización en Medicare por reingresos de 30 días fue del 2,34 %, mientras que en el año fiscal 2019 ese número ronda el 1,85 % a partir de abril, señala la nota de Healthcare Business & Technology.


Palabras relacionadas:
cómo reducir la tasa de reingreso de pacientes a hospitalización, disminución de reintegro de pacientes en hospitales, reducción en casos de reintegro en los hospitales, números de los reintegros en centros hospitalarios, estudio de caso de reingreso de pacientes a centros hospitalarios, estudio de caso sobre reingreso de pacientes a los hospitales, innovación en acompañamiento para los pacientes.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud