Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2018 Página 1 de 2

Hill-Rom apunta hacia un mayor cuidado y seguridad del paciente

Carlos Bonilla, Editor de El Hospital*

Entrevista con Carlos Urrea, vicepresidente de asuntos médicos globales de Hill-Rom, sobre el fortalecimiento de las unidades de negocio de la compañía.

Nueve décadas después de su fundación, el Grupo Hill-Rom se posiciona como un modelo de integración vertical en pro del cuidado de pacientes alrededor del mundo. Con cerca de 10.000 empleados a nivel mundial y ventas anuales que superan los US$ 3 millones, esta compañía de origen estadounidense –cuya sede principal está ubicada en la ciudad de Chicago, Estados Unidos– ha mantenido su compromiso con la protección y recuperación de pacientes en todo el mundo a través del desarrollo de camas hospitalarias, superficies, colchones, camillas, soluciones de comunicación clínica y equipo quirúrgico, entre otros.

Recientemente, El Hospital dialogó con Carlos Urrea, vicepresidente de asuntos médicos globales de Hill-Rom, quien habló en exclusiva sobre el fortalecimiento de las unidades de negocio del Grupo, sus proyecciones futuras y perspectivas para el mercado latinoamericano.

América Latina, un mercado estratégico

Aunque la operación, servicio al cliente y ventas en América Latina se maneja desde una oficina en Miami, Hill-Rom tiene claro que este es un mercado estratégico para sus soluciones a pesar de lo heterogéneo que es el territorio. Al respecto, el vocero del Grupo indica: “Los desafíos en América Latina son muy interesantes porque cada país es distinto y las regulaciones en cuanto a equipo médico varían”.

Los desafíos en América Latina son muy interesantes porque cada país es distinto y las regulaciones en cuanto a equipo médico varían”

, comentó Carlos Urrea, vicepresidente de asuntos médicos globales de Hill-Rom.

Para esto, la compañía ha designado a un equipo de representantes en cada país encargado de analizar las posibilidades de participación en el mercado teniendo en cuenta las distintas normativas. “Antes, en Europa teníamos la misma situación, pero afortunadamente se firmaron convenios entre los países para que exista un registro único, el cual nos permite entrar a todos los países de la Unión. Esperamos que algo similar suceda algún día en Latinoamérica”.

En consecuencia, las estrategias de distribución no varían necesariamente de un continente al otro, “Hill-Rom tiene un buen nombre asociado con hospitalización y tenemos muchas oportunidades para posicionar un concepto único que cubra todo nuestro portafolio –el cual que pasa por las salas de cirugía, hasta las camas de cuidado intensivo y llega al consultorio, incluso a la parte de toma de electrocardiogramas–. Hemos hecho un gran esfuerzo a través de los distribuidores para que tengan una mentalidad similar, lleven el mismo mensaje y nos muestren como el gran grupo que somos. Esta no es una estrategia únicamente para Europa y Estados Unidos, sino también para América Latina”.

Diversificación de portafolios

De acuerdo con Urrea, uno de los aspectos cruciales para el crecimiento de la empresa ha sido la suma de líneas y productos a su portafolio de soluciones, “En Hill-Rom hemos entendido que el riesgo financiero sumado al ambiente de incertidumbre de los sistemas de salud en la mayoría de países del mundo, obligan a la diversificación de portafolios. Por ejemplo, al requerir grandes inversiones, el ciclo de ventas de camas hospitalarias es muy largo y su negociación puede tardarse entre 10 y 20 años. Este tipo de experiencias nos han llevado a la diversificación para lograr estabilizar las ventas; y esa ha sido una estrategia común en todas nuestras empresas”.

En dicha estrategia de crecimiento y también como parte del compromiso con sus distribuidores globales y clientes, el Grupo ha tomado decisiones trascendentales, como, por ejemplo, mantener los nombres originales de sus marcas y líneas de producto. “Cuando se tiene un portafolio tan grande y se ha crecido tanto en tan corto tiempo, a las personas les cuesta trabajo entender cuál es la magnitud del Grupo y constantemente nos dicen que no sabían que determinado producto pertenecía a la familia Hill-Rom”.

Si bien lo anterior podría percibirse como una limitante en términos de recordación de marca, Hill-Rom lo ha transformado en una oportunidad para seguir teniendo presencia en sus distintos mercados, así, marcas como Allen Medical, Aspen, Liko, Mortara, Trumpf Medical y Welch Allyn –todas propiedades de Hill-Rom– mantienen su oferta de productos con sus nombres tradicionales.

Seguridad y movilidad del paciente

En palabras de Urrea, “la seguridad del paciente está y se quedará en la agenda de la salud mundial”. Este aspecto, cada vez más en boga, no ha sido ajeno para Hill-Rom en toda su trayectoria. “En Colombia, por ejemplo, es un asunto crucial y los hospitales tienen departamentos enteros encargados de la seguridad del paciente. Desde los pacientes, hasta los médicos, el personal de salud y los administrativos, se preocupan por la seguridad; y en Hill-Rom la entendemos como una oportunidad para mejorar los resultados clínicos de los pacientes, que es nuestro enfoque principal”.


Palabras relacionadas:
Proyecciones de la compañía de tecnología médica Hill-Rom, soluciones médicas de Hill-Rom, Allen Medical, Aspen, Liko, Mortara, Trumpf Medical, Welch Allyn.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Industria de tecnología médica

Documentos relacionados