Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2004 Página 1 de 2

Guías sobre cuidado del circuito ventilatorio y su relación con la neumonía asociada al ventilador

Recomendaciones de la Asociación Americana de Cuidado Respiratorio sobre el cuidado del circuito ventilatorio y su relación con neumonía asociada al ventilador.

Durante muchos años se pensó que el circuito ventilatorio y el humidificador estaban relacionados con el desarrollo de neumonía, pero la evidencia ha demostrado que el origen de la neumonía es debido a otros sitios diferentes al circuito del ventilador y entonces la práctica común es la de cambiar los circuitos con menor frecuencia. Adicionalmente, se han introducido sistemas de humidificación pasivos y activos, se ha aumentado la succión en línea y ésta se ha incorporado al circuito del ventilador.

Ante la ausencia de recomendaciones basadas en la evidencia que contemplen todos estos aspectos, un grupo de expertos de la Asociación Americana de Cuidado Respiratorio (AARC) se reunió para revisar los estudios disponibles sobre el cuidado del circuito ventilatorio y su relación con la neumonía asociada al ventilador y publicó las siguientes recomendaciones.

Intervalo de cambio del circuito ventilatorio
Con base en los estudios publicados en 1960, que mostraron una asociación entre el equipo respiratorio y neumonía nosocomial, se inició la práctica de cambiar el circuito ventilatorio al menos diariamente. De hecho, los circuitos fueron cambiados cada 8 horas en algunos hospitales.

Un estudio publicado en 1982 demostró que no había incremento significativo en la colonización en el circuito entre 24 y 48 horas, por lo que muchos hospitales adoptaron la práctica de cambiar los circuitos cada 48 horas.

El efecto del intervalo de cambio del circuito ventilatorio fue medido en estudios que soportan la práctica de cambios menos frecuentes del circuito (RR 0,87, CI 95%: 0,63 a 1.18, p_0,37) y sugieren el ahorro considerable en el costo tanto de personal como de material. Sin embargo, la máxima duración de tiempo que el circuito puede ser usado en forma segura es desconocida. Otros estudios que midieron la falla del equipo relacionada con el cambio del circuito mostraron que no había diferencia significativa en las fallas de los equipos cuando los circuitos fueron cambiados semanalmente o no fueron cambiados a intervalos regulares. La evidencia disponible sugiere que no hay aumento del riesgo de neumonía asociada con el cambio infrecuente de los circuitos.

Por consiguiente, los expertos recomiendan que los circuitos ventilatorios no se cambien rutinariamente con el propósito de controlar las infecciones. La evidencia disponible sugiere que no hay peligro y el ahorro de costos es considerable con la extensión de los intervalos de cambio del circuito.

Humidificador térmico vs. no térmico
Se ha perdido evidencia relacionada con la neumonía asociada con el ventilador y los circuitos térmicos frente a los no térmicos, el tipo de humidificador térmico, el método de llenado del humidificador y la técnica de aclaramiento condensado del circuito ventilatorio.

Es prudente evitar la acumulación excesiva de condensado en el circuito. Se debe tener especial cuidado para evitar el drenaje accidental del condensado en la vía aérea del paciente y para evitar la contaminación del encargado del cuidado del paciente durante la desconexión del ventilador, o durante el desecho del condensado.

Hay que ser cuidadoso en evitar la ruptura del circuito ventilatorio, que puede contaminar el interior del circuito.

Humidificación pasiva o activa
La humidificación del gas inspirado es una práctica estándar en el cuidado de los pacientes ventilados mecánicamente. Los humidificadores pueden ser activos o pasivos.

Aunque la evidencia disponible sugiere una tasa menor de neumonía con la humidificación pasiva que con la activa, la decisión de usar un humidificador pasivo no debe estar basada solamente en las consideraciones de control de infección. Deben ser considerados otros aspectos importantes relacionados con el uso de humidificadores pasivos, como la carga de resistencia del equipo, el volumen del espacio muerto del equipo, la dificultad de administrar medicaciones aerosolizadas y el riesgo potencial de oclusión de la vía aérea.

Intervalos de cambio de los humidificadores pasivos
Los fabricantes de humidificadores pasivos típicamente recomiendan su cambio diario. Los humidificadores pasivos no necesitan ser cambiados diariamente para el control de infecciones o funcionamiento técnico. Ellos pueden ser usados seguramente por al menos 48 horas, y con algunas poblaciones de pacientes ciertos equipos pueden ser usados por periodos de más de una semana.

Sin embargo, se sugiere cuidado con el uso prolongado de los humidificadores pasivos con algunos equipos y en ciertas poblaciones de pacientes como aquellas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

De acuerdo con la evidencia disponible, es prudente vigilar cercanamente el desempeño técnico de estos equipos cuando se utilizan por periodos mayores de 48 horas.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo