Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2004 Página 3 de 3

Guías de transporte de pacientes críticos

Antes del transporte se examinarán y estabilizarán las vías aéreas, sin olvidar que las máscaras laríngeas no son suficientemente estables para trasladar un paciente a otro hospital.

En individuos traumatizados, la columna se inmovilizará antes del transporte, a no ser que se haya descartado una lesión medular de manera confiable.

Requerimientos particulares:

  • Pacientes con íleo, obstrucción intestinal o que requieran ventilación mecánica, deben tener una sonda nasogástrica.

  • Una sonda de Foley debe ser colocarse en pacientes que requieren control estricto de líquidos o que reciben diuréticos, y cuando se anticipa un largo tiempo de transporte.

  • En aquellos que requieren descompresión torácica, se les colocará el tubo de tórax antes del transporte.

  • Los pacientes agitados, que ponen en riesgo su seguridad o la del personal paramédico, deben controlarse con medicamentos o medios físicos.

Todos los procedimientos efectuados para estabilizar al paciente y preparar el transporte deben documentarse en la historia clínica, al igual que la indicación de la transferencia y las comunicaciones con el personal del otro hospital. Asimismo, se enviará una copia de la historia clínica al hospital receptor, junto con el consentimiento firmado por el paciente o quien lo represente.

Fin.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo