Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2005 Página 1 de 4

Grandes conquistas de la fisiatría en Brasil

El Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo, conmemora los 30 años de su División de Medicina de la Rehabilitación.

La División de Medicina de la Rehabilitación (DMR) del Hospital de Clínicas (HC) de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo (FMUSP), en Brasil, conmemora este año treinta años de funcionamiento, en los que ha tenido grandes conquistas, dice la profesora Linamara Rizzo Battistella, médica fisiatra, directora-ejecutiva de la DMR HC FMUSP, en una entrevista exclusiva realizada por El Hospital en junio de 2005. Por ejemplo, el cubrimiento total por parte del Estado para toda la rehabilitación, sin distinción de ayudas técnicas, prótesis o medicación; el suministro de la totalidad de los factores de coagulación requeridos para el tratamiento de la hemofilia, y gracias a que los pacientes y la familia han recibido educación sobre qué hacer ante la presencia de dolor o hemorragia, además de atención y tratamiento oportuno, logramos una notable mejoría en su calidad de vida. Esto también ha dado a los médicos la posibilidad de trabajar con gran calidad, afirma la doctora Rizzo.

La DMR la compone un equipo profesional de expertos en áreas específicas de la rehabilitación, que incluyen fisiatría, psicología, enfermería, trabajo social, terapia física, ocupacional y de lenguaje, orientación profesional, técnicas deportivas, nutrición, fonoaudiología, odontología, y consultores de hematología, cardiología, urología, reumatología, gerontología, oncología y ortopedia. Cuenta con una infraestructura completa y los más modernos recursos tecnológicos.

Se creó con el fin de realizar un programa integral de rehabilitación médica y valorización física y social; con la misión de servir a la persona portadora de deficiencia física (PPDF), temporal o definitiva, leve a severa, necesitados de recibir atención de rehabilitación, y de desarrollar su potencial físico, psicológico, social, profesional y educacional; con la visión de ser un centro de referencia en rehabilitación, participar en el desarrollo de políticas públicas para la promoción de la inclusión social de PPDF. Sus valores: ética, humanismo, responsabilidad social, pluralismo y compromiso institucional se aplican en cada una de las actividades que realiza.

La división se inauguró en 1975, con el nombre de División de Rehabilitación Profesional de Vergueiro (DRPV), y en 1994 recibió el nombre actual. Desde su incio elaboró los manuales de organización de servicios, en los que involucra las áreas administrativas y sociales, además de las de psicología, fisioterapia, terapia ocupacional y enfermería, y firmó un convenio con el estado para estimular la rehabilitación profesional.

Para ser pionero se requiere estar actualizado, afirma la profesora Rizzo. Desde 1977, las terapias acuáticas están integradas al proceso terapéutico, y la DMR modernizó su piscina y fue el primer hospital público que se ajustó a las normas internacionales para PPDF, prestando, más que un servicio, un programa multidisciplinario de atención.

La DMR inició la asistencia domiciliaria a la PPDF, con el objetivo de adecuar el ambiente domiciliario a las limitaciones y potencialidades del deficiente físico, eliminar barreras arquitectónicas y promover las adaptaciones necesarias para su comodidad, seguridad y movilidad. Avaló y promovió la mejoría de las condiciones de independencia funcional del paciente, orientándolo en los ejercicios físicos, cuidados con la salud y actividades en el domicilio. Logró que la Mercedes Benz equipara un ómnibus con un elevador para permitir el acceso de silla de ruedas. Entrenó al personal público en el recibimiento de PPDF en los trenes y estaciones de metro. Desarrolló un movimiento para la integración de PPDF, el cual se constituyó en 1996 en el Consejo Estatal para Asuntos de la Persona Portadora de Deficiencia.

Según un estudio de la Organización de las Naciones Unidas, la población brasilera envejece más rápidamente y las condiciones socioeconómicas son desfavorables en la última década. Es necesario crear oportunidades para revertir esto. Por ello, la DMR creó el programa multiprofesional de atención para la tercera edad, a fin de promover una mejoria en la calidad de vida y la inclusión social. Estudios realizados en la DMR muestran que el programa proporciona una mejoría de la capacidad física, psicológica y social del anciano. El vigor físico de estas personas aumentó, en relación con los parientes y amigos cercanos, y ellos encontraron un motivo más para cuidar su salud, comenta la profesora Rizzo.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Ortopedia y rehabilitación