Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2020 Página 1 de 3

Gestión hospitalaria a gran escala, más allá de la atención

Alejandra Leguizamón

Entregar servicios de salud oportunos, de calidad y a precios competitivos para pagadores y pacientes, es un reto constante de clínicas y hospitales.

Profesionales de la salud con formación de calidad y tecnología médica de vanguardia -sin olvidar la infraestructura-, son piezas clave para el buen desempeño de toda institución de atención en salud. No obstante, la base para mantener un adecuado funcionamiento de los servicios ofrecidos es la estabilidad financiera.

En el caso colombiano, el sistema de salud ha tenido serios problemas de solvencia económica a tal punto que, en los últimos cinco años, se han duplicado las deudas a clínicas y hospitales, tanto públicos como privados. Tan solo en el primer semestre de 2019, dicha deuda incrementó 9.2% alcanzando un poco más de USD 2,900 millones de deuda, de los cuales, casi USD 1,700 millones eran por servicios facturados de más de 60 días, según datos de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC).

Esta crisis llevó a la liquidación de al menos 20 entidades promotoras de salud (EPS) que debían responder por la afiliación y prestación de servicios obligatorios de salud a más de 2 millones de personas en el país. Aunque la responsabilidad en pagos y desembolsos involucra a varias entidades del sistema de salud -como en cualquier sistema de Latinoamérica-, la enseñanza para clínicas y hospitales está en anticipar todo riesgo económico que impacte en la reputación, calidad de sus servicios y capacidad de atención.

Un modelo de gestión con eficiencia circular

"Tener una cartera sana me permite hablar de autosostenibilidad y esto lo hemos logrado gracias al buen comportamiento de los pagadores que elegimos para hacer convenio" explica el Dr. Néstor Bustamante, director del Hospital Universitario Nacional (HUN) de Colombia. A su vez, esta selección de empresas con estabilidad financiera, permite tener control sobre la cantidad de pacientes que llegan a la institución.

El sistema de ingreso de pacientes al HUN es vía referencia y contrareferencia 24 horas, los siete días de la semana y el reembolso por los servicios prestados es a 96 días. "La meta es tener una cartera a 90 días", dice Bustamante, sin embargo, "los plazos que tenemos con los proveedores y el flujo de efectivo actual nos permite mantener un hospital que genera sus propios ingresos para la operación y cumple los compromisos adquiridos con todos los colaboradores".

Personal médico en área de imágenes diagnósticas.

La adquisición e instalación de equipos médicos en el HUN ha estado acorde a las necesidades de transmitir información en tiempo real desde el quirófano o área de imágenes diagnósticas, al salón de clases.

De acuerdo con el directivo, los interesados en ser atendidos o hacer convenio con este hospital no se deciden por un portafolio de servicios a bajo costo, "porque no somos baratos", afirma. La diferencia está en tres pilares fundamentales de su gestión y modelo de atención.

El primer diferencial de esta institución es tener productos de calidad atractivos al mercado, con resultados altamente satisfactorios y a un costo razonable. Esto incluye capacidad de equipos con la más alta tecnología y espacios adecuados. "Hay que ser honestos con las soluciones de atención que las instituciones brindan a los pagadores de tal manera que sean seguras para sus afiliados y en condiciones económicas favorables para ambas partes", explica Bustamante.

Segundo, brindar atención oportuna que, sumada con una estrategia de humanización en todo el personal, se ve reflejada en la preferencia de los usuarios. De acuerdo con encuestas realizadas en 2019, los pacientes manifiestan 97% de satisfacción con la atención del HUN.

Finalmente, cumplir con los objetivos y expectativas de formación que la comunidad estudiantil tiene. "Los estudiantes de la Universidad Nacional de posgrado y pregrado y del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) en formación técnica y tecnológica nos han calificado con 93% y 95% de satisfacción por el cumplimiento de los objetivos de aprendizaje".

Para el directivo, el modelo de atención del HUN se resume en la sigla PRECISO, que significa: Pertinente, Responsable, Eficiente, Compasivo, Innovador, Seguro y Oportuno. Con esta premisa, el trabajo dentro y fuera de la institución tiene un desempeño de  eficiencia circular donde todos ganan: si un paciente sana en menos tiempo de lo esperado, va a sentirse más cómodo y su aseguradora va a pagar menos días de hospitalización. Al mismo tiempo, el hospital puede entregar más casos de atención a los estudiantes en un periodo de tiempo que hubiera gastado con un solo paciente.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud